25 de mayo de 2007

La china en el zapato

Cuando empecé con esto de la bitácora, me imaginaba que se iba a llenar de trolls fachorros insultándome. Al menos, ése era mi objetivo.

Recuerdo una cita de un pavo que decía:

Yo no escribo para convencer a nadie, ni para mis amigos; yo escribo para molestar a mis enemigos y demostrarles que aún no me han convencido.


Cito de memoria y no recuerdo quién lo dijo; pero ese hombre tenía la misma disposición ante la vida que yo.

Recuerdo la poesía de León Felipe:

Como tu


Así es mi vida,
piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera...


Pero yo no creo que sea munición para una honda. Yo quiero ser sólo la china en el zapato, que molesta al caminar pero que es tan poca cosa que no te descalzas para eliminarla.

Bueno, que me enrollo, como siempre. Hoy estoy feliz porque, después de tanto tiempo...¡me ha visitado un troll!. Toda bitácora que se precie ha de tener su mascota, y yo echaba de menos una. Tendré que tratar bien a este troll para que frecuente esta direccción para que siga dejando esos comentarios tan jugosos. Tiene algo de genialidad, el animalito: después de una entrada de cuatro palmos y medio, el condensa todo su conocimiento en cinco palabras: "Mendigo, eres un cerdo miserable".

¡Magnífico! ¡Espléndido! ¡Yo quiero ser así, y no soy capaz! Concisión, brevedad.

Bueno, si alguien quiere seguir insultándome, la entrada es ésta (por cierto, al cambiar de versión de Blogger se han traspapelado los comentarios anteriores).

Homenaje al fascismo II

Si lo que escribo no sirve para molestar a nadie ¿qué sentido tiene? Lean, enójense, escandalícense y luego...insulten, insulten.

Y para terminar, otra viñeta de Tasio en Gara, que es algo así como el Necronomicon de nuestros días. Ésta es la descripción de la democracia en la mitad de los ayuntamientos de Euskadi y Nafarroa:

5 comentarios:

Agar dijo...

Pues enhorabuena mendigo, enhorabuena.

Por mi parte seguiré peloteando (soy así de simplona, qué pasa). Pero claro, si me pones una poesía de un coleguita... Que me pierde el corporativismo :-P

javierM dijo...

¿Estas seguro de querer uno? Mira que hay que sacarle de vez en cuando a que hagan sus necesidades... si no te dejan el blog perdidito..

El mendigo dijo...

Gracias Agar. Espero que no tengas envidia, ya que lo más parecido que tienes en tu blog a un troll soy yo.

:p

Chincha rabiña.

XDDDDDDD

Javi, eso lo dices porque a tí te sobran. Oye, sé solidario y comparte un poco. Mándame al próximo, anda. Yo le reeduco y a las pocas semanas te lo mando. Ya verás, hasta le enseñaré a usar los signos de puntuación y los acentos.

;)

javierM dijo...

Que va. Si al poco, si son un poco amables, hasta le coges cariño. Echo de menos a Simio y todo... ¿alguien le ha visto?

El mendigo dijo...

No, que Simio razona, y bastante bien. Yo quiero a un absoluto ser sin cerebro, a un troll de libro, como el que me ha venido a insultar ahí abajo.

Ni siquiera al JJ, que no razona pero es educado.

No, Yo quiero a un verdadero animal de bellota. A ver si vuelve a entrar el mismo y, si no, puedo poner anuncios de mi blog en HazteOír, o la página de los amigos de la Legión o...