2 de mayo de 2007

Savoie III (pupa modem)

Y por fin, el apartado de paisajes. Desisto de ir poniendo la retahíla de nombres de donde saqué las fotos. Las he reducido a 900px para que la carga no sea demasiado pesada, pero si alguien las quiere con más calidad para usarlas de papel tapiz o símplemente quiere saber en qué lugar concreto están sacadas, sólo tiene que decírmelo.

Todo empezó en Grenoble, al que llegamos ya de noche después de un palizón de 13 horas al volante. Aún no lo sabíamos, pero este río, el Isère, que da nombre al departamento del que Grenoble es capital, nos acompañaría en distintos momentos del viaje, hasta buscar sus fuentes a más de 3000m. La noche era cálida y la villa estaba en fiestas, así que nos dimos un paseo para desentumecer las piernas antes de irnos a dormir.








Y a la mañana siguiente, salimos rumbo a las montañas...

































































































































































































































































































Y de vuelta, paradita en Avignon.








Si, puede parecer un poco raro, pero es la mejor foto que saqué y, a mi nada modesto entender, la más representativa de la ciudad: un anciano andrajoso pidiendo limosna a la puerta de un palacete renacentista reconvertido en banco.

Iba a poner esta otra:



Pero lo cierto es que no vi a nadie ni cantando ni bailando sobre el puente; así que me pareció más veraz, y también más bello, el vejete de ojos de pajarito.

7 comentarios:

javierM dijo...

La séptima enpezando por arriba donde es?

Por cierto... puta envidia me corroe.. que lo sepas. Me encanta Francia.

El mendigo dijo...

Y a mi que me digas que estuviste en el Karakorum, no te j***!

Hala, hala, a corroerse... :p

La foto que dices es de Annecy, la capital de la Alta Saboya. Tiene un lago glaciar (como el de Sanabria pero a lo bestia) y algunos canales como el que ves. Y no te imaginas lo limpia, no limpia...cristalina que está el agua. En el puerto, en los canales...¡al lado de una ciudad de 50.000hab!. Alucinante.

flor de un día dijo...

Ojos de pajarito... Es cierto. Me gusta.
Una de las últimas no me la deja ver (la... 42ª jejejeª! ya te la pediré, claro).
La anterior, con todo el manto blanco de nieve, está muy altota, no? Puede que sea la que más me ha impresionado.
Lástima del color de la de la cascadita esa tan larga, porque es imponente, viendo de donde viene.
Y todas las casas de las montañas son de particulares? Son refugios? Ermitas? Es que para ser casas de pueblos me parece que están demasiado separadas, nuzè.

El mendigo dijo...

Tenía una mirada muy bonita, me gustó.

La 42 se ve perfectamente, vuelve a intentarlo (tampoco es nada del otro mundo, más montañas).

La anterior no es muy alta, a unos 2200 metros. Nosotros dormimos poco más abajo esa noche.

La que es alta es la 36, a unos 3000m y la 21 a unos 2800m. Subir más era horrible porque como te comenté la nieve estaba muy blanda, pero me hubiera gustado subir algún glaciar.

El color de la cascadita larga está perfecto o, al menos, es bastante fideligno.

Y en cuanto las casas...la 5 es una ermita, la 6 es un pequeñísimo y precioso pueblecito, la 9 es un chamizo para el ganado, la 16 era una casa particular (grrrr), la 23 es otra borda, la 27 es evidentemente, una iglesia, San Pierre de Estravache, la más antigua de toda la Savoie y la siguiente es un refugio (estaba cerrado, sólo abre en verano).

Esta moda de cerrar los refugios me trae mucho por culo, porque ante una ventisca inesperada podrían salvar la vida de un montañero. En cualquier caso, no es el primero al que le aplico la "Ley Corcuera" y no será el último.

Raíña Loba dijo...

Se te ha colado una l por una d en fideligno.

Te digo lo mismo que en gallego, esas prisas al escribir, nene.

Por cierto, ya te lo he dicho, pero me quedé enamorada de la iglesia de San Pierre de Estravache y el paisaje que la rodeaba (y la peazo ziesta que nos echamos).
Creo que no he visto una iglesia a tal altitud.

Campurriana dijo...

La del hombre es sobrecogedora...me ha dado tanta ternura, que me han entrado ganas de visitar ese maravilloso rinconcito del mundo únicamente para invitarle a un buen plato de sopa caliente...

Lo de los ojos de pajarito es todo un acierto...Lástima que no sepa que es protagonista de tan nostálgica estampa...Quizá le hubiese gustado saberlo...

Me resulta difícil elegir alguna foto como favorita...la del puente del pueblecito, con su reflejo sobre el río, es preciosa...la de la iglesia que forma parte de un paisaje con el que se confunde... la de la casa de piedra, que protagoniza el lado izquierdo de la imagen, en el paisaje blanco; a la derecha se observan al fondo, las montañas, que parecen esfumarse poco a poco de la fotografía, por lo cubiertas de nieve que están...

Me han encantado, de verdad...

Mendiño dijo...

Vale lobita mía, pues ya puestos preciosistas, te tengo que señalar la diferencia que hay entre altitud (una cota concreta) y altura (una cualidad genérica).

Galletita, pues no sé yo si te va a gustar la fusilada que te voy a meter a continuación...