22 de mayo de 2007

El gesto de la muerte



El joven jardinero del palacio se presenta al visir suplicando:

-¡Sálveme! Encontré a la Muerte esta mañana en el mercado y me hizo un gesto amenazante. Debo huir como sea de la ciudad, pues es seguro que querrá cobrar mi vida.

El bondadoso príncipe le prestó sus caballos más veloces y el joven jardinero partió raudo hacia Ispahan.

Por la tarde, el príncipe encuentra a la Muerte y le pregunta:

-Esta mañana ¿por qué hiciste a nuestro jardinero un gesto de amenaza?

-No fue un gesto de amenaza -le responde- sino un gesto de sorpresa. Me extrañó verlo tan lejos de Ispahan esta mañana, pues allí habré de tomarlo esta noche.

5 comentarios:

pipistrellum dijo...

He visto el mismo anuncio :)

wenmusic dijo...

Sí, pero en el anuncio dicen Damasco.

El mendigo dijo...

¿?

Perdón, creo que me estoy perdiendo...

¿de qué anuncio habláis?

Raíña Loba dijo...

Sabía el mismo cuento con unas pequeñas variantes, pero también hablaba de Ispahan, y desde luego era menos divertida que este.

Eh mendi? esta vez no he sido tan macabra.

Por cierto me acabo de acordar de un chiste que vi en una viñeta de un periódico con el que me partí, aunque no viene mucho a cuento lo suelto:
dos hombres conversan y dice uno :"me encanta estudiar, contemplar y conocer a las personas, por eso soy psicólogo" y le responde el otro: " a mí también, por eso soy forense"
:)))

El mendigo dijo...

Eres un lindo pajarito.

Alegre y jovial cual buitre carroñero, cuervo o alimoche.

JOAS JOAS JOAS JOAS

No empecemos con los chistes gore que creo que en eso te gano (pa'burro, yo).