21 de marzo de 2007

San Paio de Abeleda

El río Sil, en su último tramo antes de desembocar en el Miño, queda encajonado en un lecho tallado en la piedra, con paredes de varias centenas de metros. Forma un hábitat de gran recogimiento que desde hace siglos fue utilizado por diferentes órdenes monásticas para establecer aquí sus lugares de retiro.

Es por esta gran profusión de monasterios en el entorno de las márgenes de los ríos Miño y Sil antes de confluir, que esta tierra recibe el nombre de Ribeira Sacra.

La suerte que corrieron estos cenobios fue dispar. Los que nos han llegado hasta nosotros, sobreviven convertidos en hoteles o Paradores Nacionales (residencias para la clase nobiliaria de hoy en día). Los que no, viven en estado de abandono lamentable.

Como ejemplo, el monasterio de San Paio de Abeleda.





Aquí la portada de la Iglesia, de estilo tardorománico (¿s.XIII?). Los bloques de hormigón son de aportación en estilo galaico-rural, de principios de este s.XXI.




Aquí parte del claustro, que no creo sea posterior al siglo XV.




Esto es un canecillo del alero de la Iglesia. Fue esculpido hace setecientos años y ha soportado todo tipo avatares hasta llegar a nosotros.




Sería interesante pararse a descifrar a qué familias pertenecen estas armas. Habría que hacerlo pronto, pues las enredaderas que crecen por los muros del monasterio viven precisamente de disgregar el granito y convertirlo en nutrientes. Así, lo que se ha conservado durante siglos para a ser destruído en pocas décadas.




Esta imagen tan triste, de un monasterio románico de bastante importancia cayéndose a pedazos, choca con la imagen de empuje y cierto desarrollo que vive la zona gracias a sus vinos.

No es que el vino da Ribeira Sacra sea gran cosa. Lo que pasa es que es escaso y difícil de cultivar por las tremendas pendientes. Esa exclusividad últimamente se está pagando muy bien, más en un mundo como el del vino, que como el de la moda o el arte, viven de la estupidez humana. Son de esos casos en que el valor de algo lo pone la etiqueta, la firma, el continente; porque el contenido es algo que muy pocas personas con criterio son capaces de valorar.

Mientras se ven crecer ostentosos edificios seguidores de tendencias (el absurdo también es una tendencia) destinados a bodegas, el patrimonio secular de los gallegos se va arruinando definitivamente.


Esta contraposición entre el despilfarro en cosas accesorias, y la miseria en cosas principales tiene, como es costumbre ya en esta bitácora, un baluarte: A Cidade da Cultura.

Como ya mucho he hablado del faraónico despropósito que están construyendo en el monte Gaiás, hoy voy a hablar de uno de sus impulsores: el hasta hace dos años Conselleiro de Cultura Jesús Pérez Varela.

Para el que no sea gallego y no siga sus andanas, decirle que este señor haría sonrojarse de vergüenza a la mismísima Espe. El máximo dirigente del anterior gobierno gallego para la Cultura se refirió en sede parlamentaria a "las merinas" de Velazquez.

Otros documentos, de los que he encontrado registro sonoro, que prueban que nos encontramos ante el arquetipo de zote analfabeto que medra arrimándose al poder.

Programación Xacobeo 2004



Leni Craüit, Brían Adams, Masi Atrac, Cheminál Broder, Ramazoti...

Por cierto, ese idioma en el que habla no sé lo que es, pero desde luego no es gallego. ¡Ah! Al final no actuaron ni Lenny Kravitz, ni Bryan Adams, ni Jane’s Addiction, ni David Bowie, ni Primal Scream, ni Paul McCartney, ni Sting, a pesar de estar "prácticamente cerrao".

Antes de llegar a Galicia, pensaba que lo de Espe era dificilmente repetible, pero...

Pero hay, más. Por ejemplo, el día que dijo que iba a contratar a las cantantes Ainhoa y Arteta (podrían hacer un dúo, como Ella Baila Sola). Y no es que sólo sea ignorante con las cosas de fuera, la pronunciación del nombre del grupo de Porriño también es indescriptible (¿Berrugueto?).

Ahora, ya puestos a contratar, contrata a la mismísima cantante gallega Carmina Burana (que debió entender que era algo así como Carmiña la de Burela).

Otra de las suyas, fue anunciar la presencia en un foro de un periodista palestino que...había muerto hacía un año. De nuevo, su prístina pronunciación es un regalo para nuestros oídos. (¿Cómo ha dicho que se llama el Secretario General de la ONU?).

Días después de salir del gobierno gallego, creó una empresa de organización de actos culturales. Le siguen la pista en Periodismo Incendiario por tratarse de una actividad empresarial directamente relacionada con el cargo del que acaba de cesar, lo que sería una flagrante incompatibilidad.

Tampoco es que los números se le den especialmente bien, a juzgar por una de sus siempre interesantes (hilarantes) reflexiones:

O oficio dos outros é facer enquisas. É como o conto do polo, que di que cada español come tres polos; a diferencia é que algún come dous e outros comen un, pero a media é que comemos tres.


Que semejante patán haya sido Conselleiro de Cultura puede mover a la risa, y es justo que así sea.

Pero si seguimos descubriendo perlas de este personaje, empezamos a encontrar cosas menos divertidas:

Pérez Varela: ‘é un tema afortunadamente morto’
Referíase ao Prestige o conselleiro de Cultura, Comunicación Social e Turismo cando se pronunciou deste xeito fronte ás cámaras da TVG este mércores. Cualificou tamén de “rigorosamente falso” que chegue fuel masivamente ás praias, acusando de “querer ‘jorobar’ os hostaleiros” a quen denuncie que o chapapote segue tinguindo as costas galegas: “só eles son responsables na súa imaxinación”, asegurou. “Estamos derrotando os apóstoles da catástrofe”, subliñou Pérez Varela, “é un tema afortunadamente morto para todos e esquecido para todos, agás os afectados, que van cobrando as súas indemnizacións”. Sobre a ocupación hostaleira asegurou que as cifras de ocupación turística só caeron un punto respecto ás do ano pasado.



Aquí estaba desempeñando sus labores de Conselleiro, esta vez en la vertiente de "Conselleiro de Comunicación Social". Ahora empezamos a entender porqué Beiras llamaba a este individuo el pequeño Goebbels.

Sobre su proceder de mamporrero manipulador de información al servicio de "el Gran Cacique" da cuenta este artículo del cual extraigo este párrafo:

Antonio Sangio reproduce informes de Pérez Varela enviados al Gran Cacique sobre periodistas seleccionados para entrevistarle. Vísperas de la campaña de 1997. Los elegidos eran Teresa Castelo, delegada de TVG en La Coruña, y Bieito Rubido, entonces director de Antena 3 en Galicia. De Teresa Castelo escribe Pérez Varela: “Guapa periodista (…) con las mejores referencias (…) El único subsanable problema que tiene esta chica, que pudiera convertirse en virtud, es que tendríamos que mantener una reunión con ella para prepararle las preguntas”. Pero Castelo –a la que define además como “pseudoizquierdista y una chica mona”– “no le ofrecía garantías suficientes”. El entrevistador fue, en consecuencia, Bieito. Corolario según Pérez Varela: “La conclusión que se saca de este asunto es que la TVG está, a nivel de gentes de confianza, que además reúnen un mínimo de competencia, bajo mínimos”.


Si os habéis leído la entrevista a Beiras veréis que acusa a Pérez Varela de estar implicado en la Operación Galaxia y el golpe de Estado del 23F.

Según tengo entendido, el día del golpe salieron dos artículos de opinión suyos en los periódicos de extrema derecha "El Imparcial" y "El Alcázar" apoyando la sublevación. Tanta rapidez de reflejos tendría su explicación si hubiera tomado parte en la preparación del golpe.

Esta es la foto más grande que he encontrado de esta rata acostumbrada a medrar en las cloacas del poder. El estrado es en el Parlamento Galego y la foto que sostiene en la mano es la de Man.





Man, o alemán de Camelle. De nombre Manfred Gnädinger, este artista alemán afincado hace décadas en la Costa da Morte vivía, como un moderno anacoreta, al lado del mar que amaba. Transformó un trocito de costa en un museo vivo que iba rellenando con sus aportaciones.

Llegó el Prestige, y cubrió de fuel su mundo de piedras y espuma. A los pocos días Man murió, al abandonar la medicación que lo mantenía vivo.



En una sesión que le llena de oprobio, Pérez Varela defiende la obra de esta persona que estaba en las antípodas de su trayectoria humana, y retira la subvención de 300.000€ a la gala de los premios Max (castigando a los actores por su participación en Nunca Máis y Burla Negra) para construir un museo que recoja la obra de Man.

De esta forma tan repugnante, Pérez Varela reivindica para su universo político una vida y una obra que le es antagonista. Con 300.000€ recolocados desactiva un icono popular contra los alimañas de despacho que destruyen nuestro mundo y mienten con la misma facilidad que respiran.

No conozco mucha gente capaz de semejante muestra de cinismo, de oportunismo vil, verdadera carroñería demagógica. El articulista de El Alcázar dando lecciones de misericordia y sensibilidad artística y social con el pobre anciano del taparrabos, enarbolando el retrato de alguien a quien en vida jamás hubiera dirigido la palabra.

Los que negaban la catástrofe, los que la magnificaron con su estupidez y cobardía política, se sirven de la muerte de Man para justificar otro pelotazo, otra cacicada.


Ni que decir tiene que Pérez Varela, de nuevo, como siempre, mentía. Ese dinero jamás sirvió para crear un museo que recogiese la obra de Man. Con él, se hizo una Casa de la Cultura en el casco urbano de Camelle (más cemento). Es más, el dinero que el propio autor tenía guardado para la conservación de su obra, 120.000€, ha sido enajenado por el Estado sin que sirva a este propósito.

Hoy, un lustro después de aquellos acontecimientos, ya poco queda de la casa y la obra de ese nuevo Diógenes que vino a nuestra tierra a enseñarnos lo que es la dignidad.

7 comentarios:

Raíña Loba dijo...

Un muro bajo rodeaba la entrada a la iglesia y creo que al cementerio, por lo poco que podía ver. La entrada estaba tapiada también con bloques y una pintada en blanco decía:
proibido el P.A.S.O,
sí tal como lo leeis.

Podría haberlo escrito Pérez Varela tranquilamente. Con personas como este engendro se avergüenza una de pertenecer a la raza humana.

El mendigo dijo...

Se avergonzarán las ratas. :p

Me recuerda al Fraga dando medallas de Castelao a esgalla, cuando Fraga representa el modelo caciquil contra el que luchó Castelao. Un ministro de Franco, que mandó cambiar el nombre de una calle de Ourense que precisamente se llamaba "Rúa de Castelao", ahora desactivando ese icono del galeguismo y apropiándose de su imagen.

Manipulación, tergiversación...me recuerda al Nuevo Lenguaje orweliano, donde las palabras tienen un nuevo significado, y la historia es reescrita a conveniencia de sus intereses. Es repugnante.

hevita dijo...

Pero entonces... Ese dinero? El dinero que tenía para su obra? Realmente, si alguien se pusiera a pedir explicaciones al banco, se podría recuperar ese dinero?
(Pregunto.)

El mendigo dijo...

Respondo: Si mueres sin tener familia, el dinero se lo queda el Estado.

No basta que tu voluntad sea que ese dinero sirva para conservar la obra. Tu voluntad no le importa a nadie, la ley se lo da al Estado y el lo invertirá en lo que quiera (en cemento).

El Man tendría que haber designado un albacea, o creado una fundación a quien hacer depositaria de su herencia y que gestionara el asunto después de muerto.

Como evidentemente eso quedaba muy lejos de los intereses de este pavo, pues se han aprovechado de él. Así de claro. La ley sirve para robar, ¿para qué si no?

AJRamos dijo...

Amigo:

UM caso semelhante a esse do Mosteiro houve em tempos pelas serras perto de Vila Nova de Cerveira.
No meio da serra e desconhecido até à cerca de 20 anos estavam as paredes em ruinas do que restava do Mosteiro de Sam Payo. Pois bem, um escultor português quando escolhia o local para implantar a sua escultura (o Cervo que se avista nas encostas junto ao Rio Minho . VNCerveira) viu ao longe a torre de um campanário e perguntou o que era a que só pastores mais antigos lhe souberem dizer e levar lá. Após uma luta sobre a possibilidade de comprar o local lá conseguiu e recuperou-a para habitação própria e museu vivo da região e da sua obra.
Procura o mosteiro de Sampayo em Vila Nova de Cerveira, visita e escuta a história contada pelo próprio...
Será certamente a solução menos má para ese vosso "Monastério"

El mendigo dijo...

¡Muito bom día, compañeiro!

Não vas a me creer, mais hoje lembreime de ti. ¿Lembras o moito que metín co monumento os heroes de Estremoz? Pois penso fazer algo asim, mais con um da minha cidade.

Fixen a procura polo mosteiro de San Payo, e saíu só unhas fotos moi alonxadas.

Conheço o Cervo de VN mais não lembro o convento. A solução que das ti...eu não gosto moito dela. Se fas privado o patrimonio, dependes da boa vontade do dono para conservalo, permitir visitas...

O noso (tamén voso, cando se fixo aínda eramos um só pobo) mosteiro é propiedade do Obispado.

Sexa de quen for a propiedade, o Estado tem a obriga de conserva-lo patrimonio, e forzar os propietarios a fazer as obras de conservação que sejan precisas.

Apertas!

ajramos dijo...

Buenas noches amigo

dá-me endereço mail ou msn... mando-te fotos de San payo de agosto de 2005 quando o visitei...
antoniojbramos@sapo.pt