25 de marzo de 2007

Carballo americano



Nuestro querido Director Xeral de Montes, excelentísimo señor Alberte Blanco, fue a la comarca de Monterrei a hacerse la "foto verde", enorgulleciéndose de haber repoblado 175 hectáreas.

¿Qué bien, no? Pues no.

Esas 175Ha son la nona parte de las que ardieron en el incendio de Agosto del 2005 (más de 1500Ha). Es evidente que si arden nueve y repoblamos una, haremos una magnífica campaña electoral, pero no resolveremos una mierda el problema.

Aún por encima, la mayoría de árboles plantados vuelven a ser pinos (como los que se quemaron). A ver cuanto tardan estos en arder. Si sólo se plantan, y no se solucionan las causas estructurales que provocaron los fuegos, no es más que echarle combustible a la caldera.


Bueno, también se han repoblado con robles. ¿Algo es algo, no?

¡Pues tampoco! Se está repoblando con Quercus Rubra, esto es, Roble Americano, de más rápido crecimiento que el roble autóctono (Quercus Robur).

Como campaña de márketing, está muy lograda. Sólo inviertes la décima parte de lo necesario, pero en la conciencia pública queda como que has repoblado (tampoco nadie va a ir al monte a comprobarlo). Y encima vas de ecologeta comprometido diciendo que has repoblado con carballos...si, carballos americanos. Tan propios de esta tierra como los eucaliptos que nos regalaron el Ferrolán y el Vilalbés.

Este nuevo gobierno del PSOE y el BNG no hace nada distinto del anterior gobierno, la diferencia es que éste lo hace con mejores modos, más amablemente.

Derecha liberal españolista, derecha liberal galleguista, y derecha conservadora españolista. Ni un sólo diputado de izquierda en el Parlamento Galego. Eso se paga. Y los gallegos lo están pagando:

400.000 gallegos son pobres, y más de 100.000 sufren pobreza extrema

Bueno, para que aprendáis a distinguir. Éstas son las hojas de carballo, las de arriba son las de roble americano. Disfrutad de éstas en la foto, porque los mamarrachos de la Xunta han decidido que es más rentable promocionar su primo de las Américas.



Esta gentuza encorbatada que viene de la capital (Madriz o Santiago) en coche oficial, siempre con prisas. Qué culpa tendrá nuestro pobre carballo de crecer tan lento. Más lento que la voracidad humana por amasar dinero. Pinos, eucaliptos, y ahora roble americano. Está claro que lo que se quiere es que desaparezca el carballo de los paisajes de esta tierra


Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha
Victor Hugo

13 comentarios:

Agar dijo...

Qué vergüenza, cuándo se dará cuenta toda esta gentuza que trabaja en los despachos de que el paisaje es cosa de todos. Me imagino la reunión con los consejeros "expertos en ecología":

- Que hemos pensado que vamos a plantar carballos, con la movida de los incendios a la plebe le va a gustar
- Pues bien, ¿qué superficie?
- 175 Ha, menos queda un poco justo ¿Por cuánto nos sale?
- Tanto
- ¿Y no hay nada más baratito...?

Y espera que el resto del monte quemado no lo recalifiquen...

En fin, que podrían haberse puesto a plantar eucaliptos... Ah no, que "la gente" ya sabe que los eucaliptos no son autóctonos.

maria dijo...

:-(

hevita dijo...

Están ansiosos por querer hacer ver que hacen algo, para acallar a las dos voces que se cuelan entre las hojas que quedan.
Sí que es cierto, la lentitud de la naturaleza no está hecha para los hombres de negocios.

El mendigo dijo...

Heva, cuando fuí a pillar los castaños y no gales al vivero de tu pueblo (sí, los que ardieron) también pillé dos cerezos (son los que más pena me dió ver quemados), un manzano...y pregunté por carballos. Me dijo que tenía...americanos.

Yo nunca hasta entonces lo había oído, y me quedé...¿?¿?¿?...carballos, carballos joder, gallegos, atlánticos...los de las bellotas, vaya. Y me explicó el pavo que eran mejor éstos, que crecían más rápido, y además eran más baratos. (estuve por cagarme en su puta madre).

Y fue mi vieja (CASTELLANA DE PURA CEPA!) la que dijo que preferíamos árboles autóctonos.

Luego ves a los palurdos de los pueblos, cómo cortan los pocos que quedan para alimentar la cocina de leña sin ningún permiso, o a veces alisos dejando desprotegidas las márgenes y las pendientes). Porque claro, no le van a echar madera de pino, que no calienta una mierda (la de eucalipto ya ni hablo).

Encima tuve que aguantar a algún pariente del pueblo diciéndome que era tonto, que no plantase cosas caras que tarde o temprano iban a arder. Que plantase eucaliptos, que esos se daban en seguida. GRRRRR

Yo ya tengo claro que el roble americano este está de moda, como lo estuvo el eucalipto o el pino radiata. Y como comparte nicho ecológico con su primo, y es de más rápido crecimiento, va a arrinconar al carballo.

Es lo de siempre, igual que con el Prestige: El gallego medio, palurdo hasta la médula, vende su patria (y hasta su puta madre) en cuanto le prometen 4 chavos.

campurriana dijo...

Lo que me llama la atención es que sean las propias gentes del entorno rural las que no valoren lo que tienen alrededor, y sigan tirando botes de plástico en sus ríos, en los prados donde algún día jugarán sus nietos...

De la maximización del beneficio y la importancia que se da al maldito corto plazo, ya no quiero ni hablar...

El mendigo dijo...

Botes de plástico? Si sólo fueran botes de plástico...

Se ve que no sales mucho al campo, galletita.

Veamos, si te das un paseo cerca de cualquier aldea te encuentras bicicletas, televisores, neveras, carritos de bebé, cascotes de obra, baterías de coche, neumáticos, bidones, cascos de botellla....bueno, todo lo que normalmente está en los basureros, pues está en las márgenes de los ríos y las cunetas de los caminos gallegos (también en otras partes, pero no llega a tal extremo la marranada).

Si, es verdad, la gente del rural no lo valora porque está embrutecida. El problema es por qué está embrutecida, por qué no se le ha dado formación, a quien le conviene que sigan siendo unos trogloditas en coches de importación.

hastaelhigo dijo...

Saludos Mendigo...
Tu página me parece muy bién hecha pero además y lo más importante muy valiente....te posteo en mi blog"novoyatirarlatoalla"....muchas gracias....un abrazo a Galicia desde Argentina....Tere Marin

El mendigo dijo...

Nas Tere!

Bueno, lamento no coincidir con lo de bien hecha. Como buen animal que soy, me muevo por el principio del mínimo esfuerzo, así que tampoco me lo curro mucho (aprender html es uno de mis propósitos de año nuevo, siempre aplazado para el siguiente).

Y lo de valiente...valentía no es escribir, es intentar vivir en consecuencia con lo que escribo y pienso.

Supongo que no siempre lo logro.

Un abrazo desde el otro lado del charco ;)

campurriana dijo...

Desgraciadamente, utilizaba el término "botes de plástico" para referirme al conjunto de objetos que se pueden ver tirados en cualquier rincón (creo que todo el mundo ha tenido la oportunidad de encontrar todo tipo de trastos arrinconados o no, en algún paraje natural)...porque cualquier lugar, por muy bonito que sea, puede convertirse en un vertedero ya definitivo...

Quizá uno no sepa apreciar lo que le rodea, simplemente por eso, porque le rodea...Claro que yo no comparto esa filosofía...levanto las persianas de mi habitación y veo el mar, y lo valoro cada día al despertarme, cuando voy caminando al trabajo por las mañanas y escucho a las gaviotas en el puerto, sigue presente su presencia...Podría ocurrir lo mismo con cualquier otro paisaje...

Lo rural desaparece y aparece por dinero, simplemente, y así de triste...

Anónimo dijo...

¿Que los gallegos de pueblo estamos embrutecidos? ¿Puede alguien explicarme que significa eso?
El problema del rural gallego es que no se invierte nada en el.
Hasta hace un par de años no había recogida de contenedores en todas las aldeas.
Ningún monte se ha deforestado para hacer leña, se deforesta para vender madera, porque las políticas de promoción de la agricultura y ganadería que se han llevado a cabo en este país han provocado que esa sea una de las pocas formas de subsistir económicamente en el rural. Porque la gente del rural también tiene que comer, no sólo mantener un paisaje bonito para que lleguéis los "urbanitas" los domingos y os deis un paseo.
¡Informaos un poco, por favor! Estáis criticando una sociedad que no entendéis.

esmola dijo...

Muy buenas.

Lo que significa es bastante evidente, estoy seguro que lo has comprendido. De todas formas, yo no lo circunscribiría sólo a los gallegos, puedes hacer extensiva la afirmación al ámbito rural de toda la península (empezando por Portugal).

Estoy hablando del bajísimo nivel cultural que existe en el rural, la ausencia de valores y miras más allá del beneficio inmediato.

También he de decir que, por supuesto, esta generalización (que yo considero correcta y oportuna, aunque no sea políticamente correcta) no es totalizadora. Evidentemente, tratando de millones de personas, existen miles de ejemplos de personas altruistas, comprometidas, exquisitamente formadas...que habitan en el rural. Por supuesto, seguro. Pero son la excepción.

No quisiera que te ofendieras, o sí, tú verás si te puedes sentir aludido o no. Por tu forma de razonar, creo que no debieras.

esmola dijo...

Y ahora, con lo que planteas: da mucho mucho que hablar.

"El problema del rural gallego es que no se invierte nada en el."
¿Quién debe invertir? Los primeros que deberían invertir son los propios propietarios, y esto no se lleva a cabo. ¿Por qué? Pues porque, de una forma racional, llegan a la conclusión de que las inversiones no proporcionarían el retorno deseado.

¡Y es cierto!

En las actuales condiciones de mercado, los productores primarios sólo pueden a duras penas, muchas veces, cubrir costes. Se llevan el trabajo, la inversión y el riesgo, y el beneficio queda en la cadena de distribución.

Habrá que empezar por ahí.

Las soluciones son políticas, desde luego. Pero también la gente de los pueblos puede hacer algo por sí mismo: asociarse. Te suena de algo COREN? O Central Lechera Asturiana? Son modelos de éxito, funcionan (de hecho, es de lo poco que funciona, que da pasta, en Ourense, además de la red de asilos).
Pues habrá que replicarlos, para poder tener una producción integrada, llegando hasta el consumidor final y quedándose con toda la cadena de valor.

Uno por uno, los agricultores y ganaderos son despellejados por las manos fuertes del mercado.

Pero la incultura y la desconfianza (que es consecuencia de la primera) hacen que las gente del campo opte por este tipo de soluciones colectivas. Pues nada, seguiremos con el puto minifundismo y la agricultura de supervivencia que no nos lleva a ninguna parte, salvo a la emigración.

esmola dijo...

Y sigo, dices que el monte se vende para madera. ¿Qué tipo de madera? Entiendo que eres gallego. ¿Qué tipo de madera se extrae de nuestros montes?

Eucaliptos y pinos para la transformación en viruta o pasta de celulosa. Madera de bajísimo valor específico, este es el rol que nos condenó el franquismo a jugar con su destrucción de los ecosistemas gallegos para sustituirlos por monocultivos de especies de ciclo corto.

Este modelo conviene a ENCE, conviene a FINSA, pero no conviene una puta mierda a la gente del rural. Yo te invito a que salgas a Francia o Alemania. Sin ir más lejos, a Soria, a Araba, a Segovia o Nafarroa. Allí sí que los vecinos sacan pasta de la silvicultura. Pero son maderas de alto valor, para tablones que luego se usan en carpintería de calidad en la misma tierra, no para la bazofia del Ikea o del Carrefú.

La pasta de papel de ENCE se embarca en Marín, la actividad productiva del papel tissu, la más lucrativa, se realiza fuera, y luego lo volvemos a importar ya transformado.

Podríamos decir que los europeos se están limpiando el culo con los bosques gallegos, asturianos y portugueses. Realmente es para lo que sirve nuestra masa forestal.

Se nos vendió (a nuestros padres y abuelos) el eucalipto como el árbol del progreso. ¿Qué nos ha traído? Tú conoces la situación del rural gallego tan bien como yo. ¿Qué futuro hay en los pueblos? ¿Trajo riqueza el eucalipto, el pino radiata? ¿Trajo progreso? No, trajo barbarie, incendios forestales (porque dejémonos de coñas, la mayoría de la madera talada son árboles quemados) y emigración. El dinero de ese modelo quedó en las fábricas transformadoras, no en los pueblos.

Dices que la gente de los pueblos también tiene que comer. ¿Y sólo se aspira a eso? Y a ver cómo tus hijos tienen que emigrar porque en el pueblo no hay futuro ninguno?

Tú desprecias tener un ecosistema preservado para que los urbanitas den paseos. Pero resulta que el turismo asociado a un medio natural bien conservado deja mucho más dinero que vender unos pinos quemados cada 15 años.

¿Qué tiene que ofrecer Galicia? El casco viejo de algunas ciudades y villas, y para de contar. Marisco chileno, las últimas playas vírgenes y se acabó. Los ecosistemas terrestres están devastados, cada vez quedan menos manchas de especies autóctonas en el mar de monocultivos. De verdad crees que un urbanita va a venir a ver un paisaje de montes pelados, requemados o, en el mejor de los casos, plagados de eucaliptos?

De nuevo, alza la vista y mira el modelo de conservación que existe en otras regiones de España y Europa. Preservar el medio da dinero. Destruirlo es matar la vaca, sólo trae miseria a medio y largo plazo.

En cualquier caso, un saludo y gracias por tu comentario.