6 de marzo de 2007

Gotas



Se soltó de una nube y se deslizó por las pestañas sin llegar a caer.
Fresca, cristalínea, etérea, se quedó al borde del precipicio de esa ladera negra.

Su hermana alargó el viaje hasta un lago, sumergiéndose para reaparecer de nuevo,
impulsada por otras miles de gotas, suspendida en ese espacio, acariciada por la eternidad del tiempo.



5 comentarios:

Campurriana dijo...

Y el verso cae al alma como al pasto el rocío...

Prefiero el destino de la segunda, que cae con libertad...sin ningún tipo de represión...

:)

El mendigo dijo...

Las autoridades sanitarias advierten que:

Leer los comentarios de la mitad femenina de este blog puede provocar subida en los niveles de glucosa en sangre y, en casos puntuales, desarrollo de diabetes.

:p

Raíña Loba dijo...

:PPPPPPP
je,je...

Campurriana dijo...

Señor Mendiguiño, le remito al comentario que ha escrito Fontaneda en El país de las últimas cosas/Y de nuevo, la luna...

Así doy un poco de publicidad al sitio...(ya me estoy pareciendo a las series de televisión que aprovechan cualquier excusa para poner toda la compra del super sobre la mesa del desayuno)...

Jejejejeje...

Recordaba con esto las escenas de la película "El show de Truman"... una buena idea como argumento para el cine...

marialob dijo...

preciosas fotos
Saludos