13 de marzo de 2007

Gonzo es la polla

Gonzo, de CQC, en la convención del PP.



Sólo unos pimpines pringaos de las Nuevas Generaciones no son capaces de darse cuenta de que la pregunta llevaba truco.


Y ahora, sin tener nada que ver con lo anterior, o quizá sí, un par de enlaces.

El primero, suciamente fusilado de esta interesante bitácora, es de la periodista iraní afincada en España Nazanin Amirian:
Batalla al apartheid del sexo femenino

El segundo también de Rebelión, no recuerdo de dónde lo saqué, pero me pareció una reflexión bastante interesante.
Hitler en el Reichstag

Aunque ahora fascista sea un insulto que se dirigen unos y otros indistintamente, en los años 30 era sinónimo de futuro, de empuje. La alemania nazi era admirada por todo el mundo, y el aura épica de sus realizaciones (sabiamente creada por los aparatos de propaganda) aún hoy se conserva cuando hablamos de las autovan o de los coches alemanes.

Contra la consigna de que el pobre pueblo alemán fue engañado por un loco sanguinario como Hitler, muy cómoda para pasar al olvido, me parece más acertada la de una clase media, de tenderos y oficinistas, que encontraron en Hitler el agitador y mesías que andaban buscando. Hitler fue, más bien, el mártir del pensamiento criminal de gran parte del pueblo alemán. Y no sólo alemán... En 1942, toda Europa continental, desde los Urales hasta el Cabo San Vicente, era fascista (si exceptuamos partes de Grecia y de Serbia). Muchos por la fuerza de las armas, pero también con el apoyo de un gran sector de la población.

Por último, sobre este tema, mencionar el nunca suficientemente elogiado libro de Erich Fromm, El miedo a la libertad.

6 comentarios:

Bibiana dijo...

Por punto:

- Pero conociendo a Cqc, ¿cómo no se dieron cuenta estos chicos?
Merecen quedar como bobos (primero, por ir a la Convención ;-)

- Gracias por la mención.

- De acuerdo contigo en la idea del fascismo y el pensamiento criminal de los pueblos que lo sustentó.
Demasiada gente apoyó las dictaduras y los genocidios. Existe mucho olvido y mucha impunidad, parece como que no existieron nunca.

Saludos!

El mendigo dijo...

En Alemania, en Italia, en Portugal, en España...ya sólo hay demócratas de toda la vida. Todo el apoyo social que exhibían las dictaduras se diluyó al perder el poder como un azucarillo en aguardiente.

:p

Gracias a ti por tu bitácora, Bibiana. Sin peloteo, es realmente interesante.

hevita dijo...

El otro día estaba en el tren y me fijé el comportamiento de un hombre, ya mayor, que al llegar me saludó, usando un "buenas tardes" muy cariñoso (quizás cualquier "buenas tardes" me habría parecido cariñoso en ese momento, no sé), y me sonrió. Sé que es de mala educación, pero no tenía nada mejor que hacer (ya estaba oscuro todo y no veía nada por la ventana) y me puse a escuchar la conversación que mantenía con la que me imagino era su mujer (quizás no, no tengo ni idea). Era algo monótona, sin ningún aliciente visible, pero no pude dejar de escuchar. Que si el río, que mira cómo va, que si no llueve nada... Me gustaba. Era tierna. Luego, el viejo riñó a una chica que llevaba los pies en el asiento que tenía delante (la riñó con severidad). Y se reía mientras miraba a una manada de críos que pasaban corriendo por los pasillos del tren, de aquí para allá, chillando de mala manera, con un jartón de globos en las manos (creo que en el vagón de al lado había alguien que tenía y se los regalaba, porque siempre que volvían me parecía que llevaban más). Puede parecer una tontería, pero me gustaba observar a ese abuelete (que quizás ni tenía hijos). Y una cosa me llevó a la otra y terminé pensando en la cantidad de viejecitos que debe de haber por el mundo con cantidad de historias por contar.
Pero la imagen que tenía se me borró por completo cuando se me aparecieron esos tres entrevistados siendo abuelos... Y casi se me escapa la carcajada. Qué cosa más insulsa!
(Sé que no tiene que ver con lo que has publicado, mendiguito, pero quería contarlo.)

Lo del libro de Fromm me parece especialmente curioso. El simple hecho que alguien no acepte las cosas tal como vienen, tal como se las cuentan, que se cuenten tal como le venga en gana a uno, pero no sólo queriendo quedar bien con la mayoría, es magnífico y de agradecer.

El mendigo dijo...

De Fromm sólo me he leído dos libros (los que he encontrado), ése y "El arte de amar" (como el título de Ovidio).

A fin de cuentas son libros de psicología, pero se leen con más agrado que una novela.

Ro_Ska dijo...

gonzo es la polla
un idolo, sin duda.
y esta q te cagas de bueno xD
me gusta tu blog
saludos!

Ro!*

El mendigo dijo...

¿?

Está bueno el Gonzo?

Para gustos...


Na, bienvenida. Aquí eres libre de decir lo que quieras, y comportarte como más te guste. Incluso de cagarte en la puta calavera del que hace este chiringo, es decir, la mía.

Apertas!