4 de junio de 2007

ENCE

Este es el complejo que ENCE tiene en la ría de Pontevedra desde los años 50, en el lugar donde antes había unas marismas.



Esta es, también, la razón por la cual toda la Galicia litoral está repoblada con eucaliptos de la especie globulus: es la madera más adecuada para la fabricación de pasta de papel tisú, exactamente lo que produce ENCE. Luego esa pasta de papel se carga en el puerto de Marín para ser transformada en papel en el extranjero.

Nosotros nos quedamos con los monocultivos de eucalipto y con la ría de Pontevedra contaminada, y otros se llevan los beneficios.

Por si alguien se pregunta a dónde va toda esa madera quemada de los tradicionales incendios gallegos: esta es una de las respuestas. Apilados en frente de las enormes montañas de serrín, están los troncos de eucaliptos quemados el pasado verano, comprados a precio de saldo. Éste es la razón de ser de los eucaliptales gallegos, acabar convertido en esto:



Podemos decir que el paisaje actual de la Galicia costera y del occidente asturiano (existe otra papelera de ENCE en Navia) viene determinado por la instalación en tiempos del Caudillo de estas dos plantas. Se destruyeron los bosques autóctonos para repoblarlos con eucaliptos ÚNICAMENTE con el propósito de alimentar estos engendros.

Después de años de denuncias y condenas, el alcalde de Pontevedra (BNG) está planteando el traslado de la planta a un lugar menos contaminante (preparando una tremendo pelotazo urbanístico cuando se liberen unos terrenos al lado justo de la ría para hacer urbanizaciones).

Yo pido la mayor: CIERRE DE ENCE para no volver a instalarla en ninguna otra parte de la península (el Norte de Portugal también va servido de papeleras y otras industrias que emplean maderas de baja calidad para la trituración).

La madera del eucalipto es baratísima, y al no tener ecosistema asociado, no permite una diversificación de usos del monte. Un monte de eucaliptos es una catástrofe ecológica, pues esta especie impedirá la natural regeneración del bosque, ya que su ciclo de crecimiento es mucho más rápido que el de las especies autóctonas.

El problema será cuando pretendamos eliminar de nuestros montes este cáncer que es el eucalipto. Los incendios le benefician, pues rebrota con extrema rapidez sin necesidad de repoblar, y le sirve para hacerse especie única en los bosques mixtos, y colonizar nuevas zonas. De nada sirve talarlos, pues posee una capacidad de regeneración a partir de los tocones tremenda. Es como una zarza, en árbol; es una criatura perfecta aún fuera de su hábitat.

La única forma de acabar con la plaga de eucaliptos es arrancarlos uno a uno. Plantarlos fue sencillo, muy barato. Limpiar Galicia de esta especie de alien arbóreo va a ser una empresa colosal. La Junta de Extremadura ya ha emprendido esta tarea, repoblando con especies autóctonas (encina, alcornoque), y allí saben de la dificultad de erradicar esta especie.

Plantar eucaliptos en Galicia es equivalente a soltar cabras y conejos en islotes del Pacífico: un atentado ecológico. El que plante eucaliptos ha de ser considerado como un TRAIDOR, y como tal debiera ser castigado por el daño que causa.

Sólo espero que algún día se reconozca a aquellos que impulsaron, bajo el gobierno del Generalísimo, la transformación del occidente peninsular en una reserva de madera barata para que Europa se limpiase el culo (exactamente eso es de lo que sirve el papel tisú) con nuestros bosques, y sean tratados como etnicidas: destruyeron el vínculo que unía al gallego con su tierra.

Repetimos: Primero Franco, luego Fraga, y en general toda Europa se ha limpiado el culo con el futuro, con el alma, con el ser de esta tierra.

Gran parte de la culpa de la miseria que han asolado por décadas Galicia tiene por causa la destrucción del monte autóctono para sustituirlo por cultivos madereros, quitándoles a los campesinos los recursos que los usos tradicionales del bosque (leña, pasto, frutos...) les aportaban. La repoblación masiva con eucaliptos ha sido una catástrofe, no sólo para la biodiversidad, sino también para la sociedad gallega.

Os dejo como deberes para casa la siguiente tarea: relacionar en un mapa la ubicación de las industrias de transformación de la madera por triturado (madera barata, de pino ergaster y eucalipto globulus) con la distribución de los incendios. No os olvidéis de Portugal, que la frontera es permeable, al fuego y a los camiones cargados de madera quemada.

¿Lo habéis hecho? ¿Qué casualidad, verdad? ;)

Como siempre, para opinar sobre el tema:
Incendios Forestales

Para terminar, os dejo con una anécdota.
En una sesión de la legislación de 1979 se discutía en el Congreso el fenómeno de la proliferación de eucaliptos. He aquí lo que dijo don Carlos Navarrete (diputado del PSOE), digno de pasar a la antología de las grandes frases parlamentarias:


El eucaliptus es un árbol de derechas porque sólo produce beneficio al empresario. Es genocida porque afecta a la fauna y a la flora. Es anticristiano porque va contra lo que debe ser el idílico paraíso terrenal; y es además un vampiro vegetal, analfabeto e imperialista.

4 comentarios:

wenmusic dijo...

La ría de Pontevedra está hecha un asco por culpa de "la celulosa" como siempre se la ha llamado. Y el olor que desprende es asqueroso e inunda toda la ciudad. Por suerte el ser humano es increíble y se adapta muy rápido a los olores.
Lo de los bosques... Han destrozado todos en la provincia de Pontevedra sobre todo. Aquellos bosques de carballo o castaño... Todo al cuerno, para plantar estos monstruos que secan suelos y matan otros árboles. Y aún por encima (aunque relacionado, claro) los incendios. El verano pasado fue insoportable. Levantarse cada día era como ver el apocalipsis por la ventana, el sol naranja apagado, el cielo gris, el aire irrespirable, las cenizas en el ambiente... Parece exagerado pero quien lo vivió lo sabe. Desde hace muchos años parece que a nadie le importaba Galicia más que para aprovecharse de sus recursos. Qué asco.

Mendigo dijo...

Wenmusic, tú eres vigués, ¿no? Joder que si lo sabemos los que estábamos a principios de Agosto por aquí. Salías a la calle y caían hojas de eucalipto hechas ceniza. Todos los accesos a Pontevedra estaban cortados menos uno. ¡¡¡La capital provincial rodeada por el fuego!!! Y hubo momentos en que tuvieron que desviar aviones de Peinador.

El otro día estábamos paseando por la costa de la zona de Aldán y...coño! un carballo. Había un grupo de unos diez carballos, y nos quedamos totalmente sorprendidos de encontrarlos en una zona donde absolutamente todo, como bien sabes, es eucalipto.

El olor de ENCE-ELNOSA no es lo peor. Huele como a pies sucios: a lejía. Son los tanques de cloro que tienen. No es especialmente contaminante (aunque todos en pontevedra sabemos lo que pasa cuando viene viento del SW).

Lo peor son los periódicos vertidos. Yo me pasé 3 días vomitando hasta mi primera papilla con un dolor de cabeza de cojones, por tomar ostras. Al día siguiente apareció en los periódicos que hubo un vertido brutal de mercurio de la celulosa.

Y también podríamos hablar de FINSA, de la extinta TAFISA (que esa si que emporcallaba el aire)...

wenmusic dijo...

Si, soy de Vigo. Lo malo de vivir por esta zona es que te acabas acostumbrando a esta serie de calamidades. Lo bueno, es que es una zona maravillosa. ;-)

flor de un día dijo...

Buena frase! Desde luego, si ese hombre sigue vivo, es de milagro, porque para mí que ya se debió cortar las venas hace tiempo...
A ver si me pongo después de cenar con el trabajo. No será difícil encontrarlo, no? Me imagino la solución ya de antemano, pero bueno. Sé qué vas a decir, pero a ver! Que tengo que darle uso al chisme, ahora que lo tengo nuevecito... ;)