3 de diciembre de 2007

Christmas Resistance



Sabes que las compras navideñas son un derroche soez. Sabes que los regalos navideños degradan la idea de regalo a la categoría de costumbre.

Sabes que la publicidad navideña es una engañifa que sólo beneficia a los empresarios, a las tiendas y centros comerciales; y obligan al ciudadano de a pie a gastarse lo que no tiene para seguir con el ritual de ostentación de estas fechas.

Sabes que este frenesí consumista anual es dañino para el medio ambiente. Es un derroche de materias primas y energía que acaba llenando los vertederos con los envoltorios (y algún que otro regalo poco afortunado)

Lo sabes, pero al final acabas sucumbiendo como cada año y acabas por ir de compras.

La incansable repetición de los anuncios ejerce una presión agotadora. El monótono balido del rebaño de consumistas que te llaman tacaño si no te adhieres con entusiasmo a su ritual orgía consumista es insoportable. Y como cada año, picas.

Familia y amigos te aguijonean proponiéndote regalos, los escaparates se llenan de mil variopintas inutilidades para agasajar, en los altavoces de las calles los mismos malditos villancicos del año pasado, y del anterior, del otro...cantados por unos putos críos que a estas alturas deben estar ya en el geriátrico.

[...]

Traducción libérrima de la página:

The Christmas Resistance


Así que, cuando llegan estas fechas, también es tradicional que yo entone...

Por eso y más...MECAGOENLAPUTANAVIDAD!!!! PUTA NAAAAAVIDAD!!! ME CAGO EN LA PUTA NAVIDAD...



Como entender la letra requiere cierta práctica, y es conveniente que se enteren en la Audiencia Nazional por si les tienen que volver a llamar a declarar...



Otra vez llega la Navidad, La gente emana felizidad
todos sonríen sin parar, ¿a quien pretenden engañar?
si todo sigue igual...

es Navidad en Jerusalem, y en Navidad matan también
Jesusito ya va a nacer,que te pille un palestino ¡cacho cabrón!
y que te cuelgue de un pino.

el gran negocio va a comenzar, los precios por las nubes están
todos como locos a comprar, todo sea porque es Navidad
y hay que aparentar, ¡anda ya!

Turrón, un pavo y champán, eso no nos puede faltar
aunque mañana no haya para comer, todo sea porque es Navidad
y hay que aparentar.

Los pobres niños son machacados por la televisión,
por miles de anuncios(de juguetes), en los que el niño sólo tiene
que apretar un botón, y para nada cuenta su imaginación.
Su imaginación.

Por eso y más ¡me cago en la Navidad!
puta Navidad ¡me cago en la puta Navidad!

Millones de abetos cortados, por una estúpida tradición,
que luego acabaran tirados, en la basura, en cualquier lado,
luces por toda la ciudad, para intentarla disfrazar,
anuncios de paz y hermandad, que después ya de nada valdrán.

Me da asco la nochevieja, todos puestos hasta el gorro,
desahogando su fustración, hoy todo esta permitido,
le meto mano a esta chica y a este le meto un sopapo,
¡que divertido soy!

Por eso y más ¡me cago en la Navidad!
puta Navidad ¡me cago en la puta Navidad!

por eso y muchas cosas más me cago en la puta Navidad!
de verdad que asco me da tanta hipocresía, tanta falsedad,
venga idiotas a comprar, el consumo es el espíritu de la Navidad
¡os vamos a sacar hasta la médula espinal!
¡feliz falsedad ...amiguitos!

12 comentarios:

wenmusic dijo...

Por desgracia, más o menos como el resto del año, un poco más intenso, pero como el resto del año, picamos en las mismas cosas y caemos en las mismas costumbres consumistas.

entrenomadas dijo...

GENIAL, hace tiempo que paso de la Navidad, tu post me ha encantado, así que copio parte del mismo, te cito, cito al blog original y espero que pasen los empalagosos días hipócritas y absurdos de la Navidad.

Un abrazo

El mendigo dijo...

Me alegro que te hayas sentido identificado. Como con otras tantas cosas, somos más de lo que parece. Muchos estamos hartos de tanta patraña, sólo que parece que no existimos, silenciados por los altavoces del comercio.

Por cierto, si quieres ponerte a investigar, échale un ojo a las Saturnalia.

Resulta que la Navidad (Natividad) se celebraba, curiosamente, sigos antes del nacimiento de Cristo.

Era un tiempo en el que los ejércitos declaraban treguas, se intercambiaban regalos entre familiares y amigos, y se banqueteaba y festejaba la entrada del nuevo año.

La Iglesia sustituyó el solsticio de invierno por la celebración del nacimiento de Cristo, como tantas otras mentiras y manipulaciones para que todo girase en torno a ella.

Aunque ahora, ya no es la fiesta de la Iglesia (¿quién va a la misa del Gallo?) sino de los Centros Comerciales, que la han apadrinado con gusto.

Curioso que la Semana Santa (época de constricción y dolor) o la Cuaresma (tiempo de ayuno) no sean tan publicitadas. ¡¡¡Una fiesta en la que no se consume!!! ¡¡¡Hay que borrarla del calendario!!!

isidro dijo...

Yo creo que un porcentaje muy importante de la gente opina igual. La navidad se la trae al pairo. Pero quién no tiene un familiar que desea tirar la casa por la ventana en dos semanas.

Come hasta reventar, bebe hasta no poder más y por supuesto consume hasta morir. Que el Corte Ingles tiene que ganar algunos eurillos.

Ojala un año se hiciera un bloqueo al consumo irracional.

Raíña Loba dijo...

Pues sí, y un año más me toca aguantar a mis padres con el rollo de que si tengo que comprarles un regalito a mis sobrinos.
¿Y porqué? ¿Dónde está escrito que por tener la desgracia de ser tía tengas que darles pelas o regalos a esos desagradecidos?
Además, ¡si mi sobrino tiene un sueldo superior al mío!en todo caso que me regale él algo a mí :P y la niña con 16 años... uf! es harto pesadita, lo mismo, tendría que pagarme ella a mí por aguantarla.

En fin, para mí no deja de ser el mes de Diciembre y lo único bueno que conlleva es que durante 10 días no pisaré la ofi, pero igual de contenta me quedaba si esos días la empresa me los diese en otra época.
Espero tener ánimo para aguantar tanta empalagosería.

Roi Xordo dijo...

A la cría yo le regalaba una caja de condones, de las grandotas, en presencia de tu hermano.

Por mucho que a tu hermano le salga espuma por la boca nada más pensarlo, en el fondo, le estás haciendo un favor.

XDDDDDD

Yo recuerdo una cita:

"Es maravilloso recibir una carta de la familia: eso es señal de que están lejos"

JOAS JOAS JOAS JOAS

Para mi, familia es mi vieja. El resto es parentela.

Ah! Otra frase:

"Familiares y trastos viejos, pocos y lejos":

Yo sigo el consejo y vivo la ostia de tranquilo.

El mendigo dijo...

CARTA DE UN NIÑO A PAPA NOEL

Querido Santa Claus, te extrañará que te escriba hoy 26 de diciembre, pero quiero aclarar ciertas cosas que me han ocurrido desde que te mandé mi carta, lleno de ilusiones, en las que te pedía que me trajeras una bicicleta, un tren eléctrico, una nintendo 64 y un par de patines.

Quiero comentarte Santa Claus que me maté estudiando todo el año, tanto que no sólo fui de los primeros de la clase, sino que saqué puros dieces en el cole; no te voy a engañar. No hubo nadie que se portara mejor que yo ni con sus papás, ni con sus hermanitos, ni con sus amiguitos y ni con sus vecinos.

Hacía recados SIN COBRAR, ayudaba a los viejecitos a cruzar la calle y no había nunca algo que no hiciera por mis semejantes, y sin embargo ¡¡¡QUÉ HUEVOS LOS TUYOS SANTA CLAUS!!! Es que... dejar debajo del arbolito una puta peonza, una mierda de trompeta y un maldito par de calcetines, ¡QUÉ CAGADA!.

¿Qué coño te has creído barrigudo? o sea que me porto como un imbécil todo este año para vengas con una mierda de este calibre; y no conforme con eso, el maricón del hijo de la vecina que es idiota y sin educación, malcriado, desobediente que le grita a su mamá, a ese tonto de las pelotas le trajiste de todo lo que te pidió. Por eso ahora quiero que venga un terremoto o algo así, para que nos lleve a la mierda a todos, ya que con un Santa Claus como tú, tan incompetente y falso, mejor que nos trague la tierra.

Pero eso sí, no dejes de venir el año que viene porque voy a reventar a pedradas a tus putos y sarnosos venados: Empezando por esa mierda de Rudolph que tiene nombre de homosexual. Te los voy a espantar para que tengas que joderte, caminando a pie como yo ¡cabrón!, ya que la bicicleta que te pedí era para ir al colegio, que queda a tomar por culo de casa.

¡¡¡Aaah!!! y no quisiera despedirme sin antes mentarte a la madre que te parió ¡ojalá que cuando hayas subido muy alto se te de la vuelta el puto trineo y te pegues una buena hostia por ser tan hijo puta!. Pero eso sí, te advierto que el año que viene vas a saber lo que es un niño maldito, y un poquito cabrón.
Atentamente, Nano

P.D.: La peonza, la trompeta y el par de calcetines, puedes recogerlos cuando quieras y metértelos por el culo.


(Ya lo sé, es muy viejo pero...joder lo que me río cada vez que lo leo)

lou dijo...

Si solo fuera la navidad. Sin embargo ahí tenemos el 14 de febrero y, los respectivos, días de madre y padre. Casualmente, ayer fui a comprar e iba pensando que por qué tengo que regalar, simplemente, porque alguien dice que lo tengo que hacer. No entiendo esa mentalidad consumista. Yo me sumaría al bloqueo que comentaba Isidro.

P.D. Es la primera vez que escribo en este blog y, espero que no sea la última. Me resultan muy interesantes los temas que sueles tratar.

El mendigo dijo...

Bienvenido, esta es tu casa.

Puedes decir lo que quieras y meterte con quien quieras (especialmente conmigo).

Aquí se valora más la sinceridad y la agudeza que los modales. Los eufemismos y la corrección quedan para el resto de la blogosfera.

Por cierto, ya que estamos...¿Qué temas suelo tratar? Porque la verdad, ni yo mismo lo sé. Cuando me apetece escupir, lo hago.

Ahora supongo que va a estar un tanto soso el blog, porque toca sesión fotográfica. Pero tarde o temprano, después de Navidad me figuro, volveré con la fusta.

Toma asiento y no dudes en participar.

lou dijo...

¡Gracias! Pues temas políticos y sociales (al menos, los últimos que he visto), ya que así me entero de cositas que, a veces, se me escapan.
P.D. Por cierto, soy una chica.

El mendigo dijo...

Pues se bienvenida, entonces.

Ya bastante nos tenemos que morder la lengua ahí fuera. para tener que seguir ciñéndonos las riendas aquí dentro. Sin bozal, Lou...a saco.

Unha aperta!

Campurriana dijo...

Gracias a no sé qué no he conocido ese agobio que le entra a todo el mundo por comprar y comprar...no quiero caer en eso porque me pone enferma, realmente enferma.
Regalos y regalos a los que tienes que corresponder, o no...
La cuestión es que de momento sigo protegida, en esta islita del decimoquinto y de momento a salvo de tanto consumismo innecesario.
En mi casa recibimos lo que necesitamos: unos calcetines o la cremita para después del baño.
Ese solecito que te calienta casi por sorpresa cuando paseas por la playa una mañana de invierno, no se paga con dinero...