27 de febrero de 2007

El viaje




Que la tierra no me toque, que no cubra mi piel.
Llévame al mar y que las lenguas saladas me acaricien y envuelvan,
que las rocas me abracen entre los inmensos acantilados,
pero no me dejes marchar sola.

Que tu boca roce la mía,
que tu aliento se funda en ella para hacerme compañía.
Que tu grito rasgue el viento,
para que el cielo me regale un manto gris que tape mi alma.

10 comentarios:

El mendigo dijo...

La pintura es de Bouguereau, un pintor academicista de La Rochelle que insistía en el romanticismo y el realismo cuando en la Francia del S.XIX ya triunfaba el impresionismo.

Luchó contra la moda imperante y perdió. ¿Su castigo? El olvido.

Desde luego, le pega a los versos.

Raíña Loba dijo...

"Un âme transportée au ciel"
es el título de este cuadro.

Místicamente, es la representación del alma cuando ésta se eleva tras abandonar el cuerpo, con ángeles de la guarda para guiarla.

Pero también la representación del amor. ¿Acaso a veces no nos sentimos en el cielo cuando amamos? ¿y no hablamos del alma como expresión de sentimientos?

Los versos que he puesto aúnan las dos interpretaciones.

Quizás el pintor abusa en sus obras de las imágenes aladas. Pero me encanta.
Tengo en casa un cuadro en el que aparecen dos querubines abrazaditos.

marialob dijo...

Una pintura que realza esa poesía tan profunda. Me gusta mucho
saludos

Raíña Loba dijo...

Me halaga que algo de lo que escriba le guste a alguien.

marialob has conseguido subirme el ego.
Un saludo.

hevita dijo...

Todo muy intimista, con una energía delicada. Me gusta.
Además, las pinturas de bouguereau siempre me han llamado la atención. Siempre pienso en lo que debía de pensar cada vez que veía y dibujaba un cuerpo. Sus desnudos sobre todo, son lo que más me gusta saborear, mullidos, volátiles...
Al leer una de las obras del pintor que aquí se menciona, he recordado una (no sé si la misma) que siempre me hace pensar en una bonita historia.
Sobre lo que dices, mendiguito, me parece de verdad una lástima que para poder disfrutar de algo, ese algo se tenga que regir por la moda imperante del momento. Así se acaban perdiendo demasiadas cosas extraordinarias por el camino...

raiña loba dijo...

Aquí tenéis la pintura de la que os hablaba Seguro que la conocías y que también te gusta Heva.

Otro cuadro que me gusta y y cuya imagen me parece enternecedora

Campurriana dijo...

Raiña, estás hecha toda una poetisa...
¿Con qué identificarías ese manto gris?...

El hombre nace y muere solo...el inicio y el fin de la vida...

Un poco duro, ¿no?...

Prefiero pensar que me llevan durante ese viaje tan importante y decisivo esos dos angelitos...

:)

El mendigo dijo...

Ti tranquila, que non estarás sola: hante levar os vermes.

;)

Campurriana dijo...

Me has dejado más tranquilita, Mendiguiño...

Quizá no les ofrezca esa oportunidad...

:)

Raíña Loba dijo...

Campu, en mi poesía no me voy sola, me acompaña la vida (el aliento)de quien amo.
Y me imaginaba un manto hecho con nubes gorditas, blanditas, grises (y no azules, pues el cielo era el de un día de tormenta)con las que envolver mi alma, para sentirme arropada.

Mendiguiño, xa intentas que volte á realidade, pero olvídaste que eu estou a falar da alma, non do corpo. Ademais se te incineran xa non é válido o teu argumento :PP