13 de febrero de 2009

Lo que Israel no quería que viéramos



Durante los ataques, sólo dos equipos de periodistas de Al'Jazeera permanecieron en Gaza. Al resto de periodistas el ejército de Israel les prohibió la entrada hasta que la masacre hubo terminado. Ningún criminal quiere testigos.

Pasadas esas tres semanas de ataques de la aviación y ejército israelíes, un equipo de Cuatro con el periodista Jon Sistiaga entró en Gaza y realizó el siguiente reportaje:

Lo que Israel no quería que viéramos - Parte 1
Lo que Israel no quería que viéramos - Parte 2
Lo que Israel no quería que viéramos - Parte 3
Lo que Israel no quería que viéramos - Parte 4
Lo que Israel no quería que viéramos - Parte 5

Visto en la página de Isidro.

5 comentarios:

El mendigo dijo...

Por cierto, en el reportaje, creo que en la última parte, aparece una niña que ha quedado huérfana por los bombardeos.

Es cierto: tiene unos ojos que tumban. Y es una mocosa de 13 años. Si consigue sobrevivir y llega a convertirse en una mujer (Israel mediante), va a cortar la respiración a su paso.

javi dijo...

Lo que Israel no quería que vieramos, ni los gobiernos occidentales, ni algunos medios de comunicación......

wenmusic dijo...

Muy buen reportaje.

Está claro que Israel alimenta el odio y el rencor para seguir teniendo algo parecido a una justificación para hacer lo que hace.

Vemos cómo los críos pierden todo y a todos lo que tienen, y el día de mañana sólo querrán venganza.

Los que hoy tiran cohetes desde Gaza, son los niños de ayer que perdieron todo, y se están vengando.

Me ha parecido especialmente acertado cuando comentan en el reportaje, que es difícil transmitir por parte de los profesores un mensaje de tolerancia, en una aula bombardeada.

picapiedra dijo...

Yo ví el reportaje en tv y la verdad es que no está mal, sobre todo si tenemos en cuenta las condiciones en que fue realizado, pero me esperaba algo más... no sé... creo que hay mucho más "contenido prohibido" en muchos de los apuntes de este blog que en todo el reportaje de Cuatro.

El mendigo dijo...

De nuestros blogs, compi. Creo que ambos nos hemos volcado en denunciar este atropello a la dignidad humana.

Hombre, a mí me hubiera gustado que contextualizaran un poco la situación. Sólo en un momento se habla de la ocupación, que las colonias israelíes se levantan en tierra ocupada, de donde han sido expulsados los palestinos.

Sería interesante analizar el origen del problema: se construye un nuevo Estado a base de expulsar de sus tierras a la gente que vivía allí. Igual que el sueño de la Gran Alemania nazi, igual que el genocidio armenio, igual que los conquistadores españoles, franceses, portugueses o ingleses hicieron en América. ¡Quítate de ahí que ahora vengo yo! La misma sinrazón de las invasiones mogolas o del mismísimo Atila: yo tengo la fuerza, pues ahora esta tierra es mía.

Porque yo lo valgo...

Aún estoy por escuchar a Zapatero, o a alguien de su gobierno, pronunciar la palabra ocupación. Si no reconocen que hay ocupación, es que la dan por buena. Y si la dan por buena, es normal que justifiquen la política de limpieza étnica de Israel.