1 de enero de 2009

Ayer Jericó, hoy Gaza

[...] Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron.
Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos."[...] Y consumieron con fuego la ciudad, y todo lo que en ella había; [...]

En aquel tiempo hizo Josué un juramento, diciendo: Maldito delante de Jehová el hombre que se levantare y reedificare esta ciudad de Jericó ¿Gaza?. Sobre su primogénito eche los cimientos de ella, y sobre su hijo menor asiente sus puertas.

Estaba, pues, Jehová con Josué, y su nombre se divulgó por toda la tierra.

Josué, 6

6 comentarios:

El mendigo dijo...

La Torah (Antiguo Testamento) no es más que una colección de barbaridades y crímenes, perpetrados por el Pueblo Elegido por Yahvé.

Una justificación de crímenes de guerra, aberrantes incluso para la época, auspiciados por su Dios (e incluso cometidos por su misma mano).

Todo asesinato cometido por el pueblo de Israel es presentado en el Libro como un acto recto, justo. Cualquier medio es válido, especialmente el genocidio de otros pueblos, en la conquista de la Tierra Prometida.


Yahvé les da carta blanca a sus fieles para cometer las mayores barbaridades. Es más, su libro sagrado les exhorta a ello. La pregunta es: ¿Consentimos, el resto del mundo? ¿Miramos hacia otro lado, como hizo el mundo cuando les tocó a los judíos soportar el exterminio nazi?

Otra pregunta: A la postre...¿Qué diferencia hay entre el judaísmo y el nacionalsocialismo? La supremacía de la raza y la justificación del crimen. La misma simiente de odio, al fin y al cabo.

picapiedra dijo...

Ostis, nunca me lo había planteado, pero me has echo pensar que al igual que se realizan controles, redadas y destrucciones de madrazas religiosas islamistas tal vez sea necesario hacer lo mismo con las sinagogas. Y ya puestos a la tarea ¿vamos a permitir que continúen en uso iglesias, catedrales, templos y demás centros de intolerancia y violencia?

El mendigo dijo...

Nas Pica!

Lo que los cristianos llaman Antiguo Testamento, son considerados por las tres religiones semitas (judaismo, cristianismo, islam) como libros sagrados, revelados por la divinidad (Yahvé, Alah, Dios...según lo digamos en hebreo, árabe, castellano...).

De hecho, tanto el cristianismo como la fe mahometana no son más que herejías exitosas de la fe de Abraham. Tanto Cristo como Mahoma nunca pretendieron salirse de ella, antes bien, ellos consideraban que era una vuelta a la pureza de la doctrina, que con el tiempo se había degenerado en manos de los rabinos.

Después de leer el catálogo de atrocidades que enumera la Biblia a quien se pone en frente del Pueblo Elegido, uno empieza a entender un poco más la historia de todos aquellos que han tenido como modelo un libro tan edificante.

Mira, otra barbaridad del Libro Santo:

Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere, y le atribuyere faltas que den que hablar, y dijere: A esta mujer tomé, y me llegué a ella, y no la hallé virgen;
entonces el padre de la joven y su madre tomarán y sacarán las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad, en la puerta;
[...] si resultare ser verdad que no se halló virginidad en la joven, entonces la sacarán a la puerta de la casa de su padre, y la apedrearán los hombres de su ciudad, y morirá, por cuanto hizo vileza en Israel fornicando en casa de su padre; así quitarás el mal de en medio de ti.


Tal es el Monstruo que cristianos, musulmanes y judíos tienen por Dios.

El mundo será un poco más bonito el día que, definitivamente, lo enterremos. Como una enfermedad maligna, como la viruela. Al fin vencida por la ciencia, no podrá causar más muertes.

El mendigo dijo...

Uy! Perdón, que se me olvidó poner, como es debido, la autoría del texto.

Se trata del libro 22 del Deuteronomio. El último libro de la Torah y el 5º del Antiguo Testamento.

Recordemos, para cristianos, judíos y musulmanes, esto son las enseñanzas de su Dios.

No es broma.

A mi me da menos miedo una persona que se guíe por el "Mein kampf". Ni a Hitler se le ocurría decir tales barbaridades.

picapiedra dijo...

Aaallltooooo, que no tengo reparos en mostrarme ignorante cuando en verdad lo soy para muchas cosas ¿me estás haciendo saber que las tres religiones comparten como pilar de sus enseñanzas el libro que los cristianos conocemos como Antiguo Testamento? pero ¿son los mismos textos en su mayoría? eh, eh, eh que yo esto lo tengo que investigar para saber más... que mira que fuí monaguillo en mi infancia y a mí nadie me ha hablado de esto. Bueno, a lo peor sí y no he prestado la debida atención. Mañana mismo empiezo a rastrear, que ahora dispongo de un poco de tiempo y muchas ganas.

El mendigo dijo...

Nas Pica!

La respuesta es sí. Tanto el cristianismo como el islamismo son ramas (desviaciones heréticas, como le quieras llamar) de un mismo tronco: la religión de Abraham. Por eso se llaman religiones abrahámicas.

No es tan difícil de investigar. Mira, si quieres te pongo sobre la pista. En la Wiki:

Biblia
Antiguo Testamento
Tanaj
Torah

Los judíos tienen, propio, el Talmud. Que viene a ser la tradición de la enseñanza de la Iglesia, en la tradición cristiana. Los cristianos tienen propio el Nuevo Testamento.

Por eso se habla de pensamiento judeo-cristiano. El cristianismo no es más que la continuación, la actualización, la renovación del judaísmo con las ideas de dignidad humana que venían de Grecia.

Cristo no enseña otra religión, sólo explica la religión judía revestida del humanismo helenístico de los neoplatónicos. Recordemos que Galilea era una provincia helenística aqueménida, luego romanizada. El cristianismo es un judaísmo humanizado, occidentalizado. Cristo debió leer a los autores griegos y de aquello debió nacer un sincretismo religioso entre sus creencias religiosas y las enseñanzas filosóficas que había estudiado, en las que se dignificaba al hombre.

Hay frases del Nuevo Testamento que son verdaderas perlas, bellísimas: Como "no se hizo el hombre para la ley, sino la ley para el hombre".

Sin embargo, Cristo no supo romper con la fe de sus padres, sino que trató de compaginar ambas. Yo, simplemente, me quedo con la parte humanista, europea, sin aceptar ni un punto de la religión de orates de sus padres.

Que no deja de ser un refrito de las religiones mesopotámicas, mucho más antiguas.

En concreto, el Árbol de la Vida, la creación del hombre, el Diluvio Universal y el Arca de Noé...todo eso se encuentra ya en la religión sumeria. ¿Te acuerdas del poema de Gilgamesh, de donde salió el mito de Hércules? Si al final, en la historia del Mediterráneo, lo que no viene de Sumer, viene de Egipto.


Ahora, vamos con el islam. Los musulmanes consideran a la Biblia como un libro sagrado, revelado por Dios (Allah, en árabe). Eso sí, sufrió, en especial el Nuevo Testamento, una contaminación y desvirtuación. Porque para ellos, Cristo no es más que el penúltimo profeta. Y el último, es Muhammad (Mahoma).

He encontrado en la red un texto que explica la posición del Islam frente a sus dos religiones hermanas (más bien, de su hermana y su madre) de forma muy clara, te lo recomiendo:

La Biblia para los musulmanes

Al fin y al cabo, Mahoma (analfabeto), creía que lo que enseñaba era religión judía. Sólo que el era más judío que nadie, y creía que al ser transmitido durante generaciones, habían deformado el mensaje original de Yahvé (Jeová, en la transliteración deficiente de sus Testículos). Por supuesto, los rabinos mandaron a tomar por culo al pijoso de Mahoma, y le dijeron que no enseñara a su padre a hacer hijos. Entonces es cuando se dio cuenta de la necesidad de crear una religión nueva, que superase las otras dos. Por ejemplo, muchas de las enseñanzas del Q'ram están sacadas como oposición a los cristianos de la época. Como el rechazo a los grandes y lujosos funerales, a un clero organizado y centralizado, al politeísmo y superchería de santos, vírgenes, iconos, lignum crucis y demás basura. De ahí el aniconismo islámico, para evitar caer en la idolatría.

Digamos que, para resumir. El islam cree en todos los profetas y libros que comparten judíos y cristianos. Cristo no es Dios, sino uno de los profetas mayores (que anunció la llegada de Mahoma). Y Mahoma es el último de los profetas.

El cristianismo asume toda la tradición judía anterior, a lo que suma las enseñanzas de Cristo. Que por supuesto no es profeta sino Dios. Y rechaza de plano a Mahoma.

El judaísmo es más sencillo: niega que ni Cristo ni Mahoma sean profetas, sino sólo charlatanes (debe ser en lo único que el judaísmo tiene razón). Su religión lleva inmutable desde que se la copiaron a los otros pueblos mesopotámicos, y así debe seguir.

¿Suficiente?

Pues no. Quedan por ejemplo los mormones, que creen que el último profeta es un tal Joseph Smith (también, vaya nombre para un profeta, yo es que ya, con estos, me parto el culo).