19 de octubre de 2008

Sobrerrepresentación

Este es el corolario de las entradas

Lo que vale tu voto

Elecciones 2008

en las que analizaba la injusticia del sistema electoral español.



En el gráfico subsiguiente, se analiza la proporción de votos (sobre el total de votos válidos) y la proporción o tanto por cien de escaños (respecto del total de escaños del Congreso, esto es, 350) de los cuatro partidos con mayor respaldo en las urnas desde el final de la dictadura: el PSOE, el PP/AP/CD, IU/PCE y CiU.

En el eje de abcisas se muestran los años en que hubo comicios al Parlamento, mientras que las ordenadas muestran el porcentaje de cada serie, sean votos o escaños, obtenidos por cada candidatura.

Series de un mismo color corresponden a un mismo partido, con línea gruesa continua la proporción de votos, y con línea fina discontinua la proporción de escaños.

Cuando la línea discontinua (% escaños) esté por encima de la linea gruesa (% votos), el partido en cuestión está sobrerrepresentado en la Cámara Baja. Esto es, cuenta con más presencia en el Congreso del apoyo que ha recibido de los ciudadanos en las urnas.

De la misma forma, cuando la línea continua (% votos) esté por encima de la proporción de escaños (trazo discontinuo fino), la formación política en cuestión estará subrepresentada).



Podemos observar que tanto P$OE como PP están fuertemente sobrerrepresentados, mientras que el PCE/IU siempre ha tenido una menor presencia en la cámara de la que cuenta entre los ciudadanos.

De la misma forma, podemos ver que los partidos nacionalistas, aquí ejemplificados en CiU, prácticamente superponen ambas líneas. Esto es: en general, los partidos nacionalistas tienen una representación en el Parlamento proporcional y conforme a los votos que han recibido.

La diferencia que existe entre el apoyo en las urnas que tiene una formación política, y su representación en el Congreso de los Diputados, es una burla a los principios básicos de la Democracia. El Parlamento, al ser un reflejo desvirtuado de los deseos de la ciudadanía, es un representante ILEGÍTIMO.

Además, hay que añadir que este efecto perverso de la Ley Electoral no es casual; sino muy por el contrario es un calculado efecto para desactivar el movimiento de izquierda en España, y muy en concreto, de lograr la desaparición del PCE.


Aquí unas declaraciones de Herrero de Miñón:

La semana pasada El Mundo publicaba unas declaraciones de Calvo Sotelo en las que señalaba que se financió al PSOE para contrarrestar a los comunistas: "ayudamos con dinero para sus campañas al PSOE de Felipe sobre todo. Nos decíamos. ’Vamos a dar dinero a éstos que están muy débiles, para que no se los coma el PCE’". Herrero de Miñón, en la SER, señalaba que diseñó una Ley electorales que perjudicara al Partido Comunista.

Calvo Sotelo confirmaba que se financió al PSOE a través de "subvenciones, ayudas, ministerios que tenían dinero para estas cosas, como Presidencia, los sindicatos… Había cantidades utilizables de una manera seria y no prevaricadora. Muchos decían: ’Ojo con el Partido Comunista’. Por lo tanto, ’atendamos a la izquierda razonable, que es la izquierda socialista’", señala sin ningún pudor el ex-presidente del Gobierno.

El apoyo mediático al PSOE, la financiación a este, la censura y la campaña anticomunista, represalias a candidatos, presencia de la Guardia Civil en los mítines del PCE, o la própia legalización "in extremis" fueron determinantes en la "desactivación" del Partido Comunista de Espaa.

Por su parte, en la Cadena SER, durante una tertulia en la que participaban Miguel Herrero del Miñón y Santiago Carrillo, el primero comentó que se sentía orgulloso de ser el responsable en un 90% de la ley electoral todavía vigente que tenía una finalidad básica: evitar a toda costa un buen resultado del PCE. La ley se había diseñado Herrero precisamente para evitar que el PCE pudiera tener un grupo parlamentario que se correspondiera con la fuerza política que se pensaba podía alcanzar.

Carrillo preguntó sobre ello ante las declaraciones de Herrero de Miñón: “Miguel, ¿y tú te sientes bien por esta planificación electoral, por este diseño que no aspiraba a un mapa representativo, sino sobre todo a marginar u orillar al Partido Comunista de España?”.

Miguel Herrero del Miñón, vacilante ante la pregunta, comentó que sí, que se sentía feliz, que visto lo visto, visto el resultado alcanzado en la fecha actual no había nada que objetar.



Señores de la derecha española: objetivo cumplido. El submarino que introdujeron en las filas de la izquierda capitaneado por el traidor Felipe González, bajo el nombre del antiguo Partido Socialista Obrero Español, ha conseguido ocupar todo el espacio de la izquierda, desplazando de las instituciones y de la calle al Partido Comunista.

Después de treinta años, el efecto matemático está ya consumado. Un futuro de bipartidismo anglosajón se avecina, en el sólo tendrá oportunidad de gobierno una misma ideología, con un mismo ideario económico y un mismo modelo de Estado, que aparecen bajo siglas diferentes para dar imagen de alternancia.

Ya podemos elegir, entre ir a un Burguer King, e ir a un McDonalds. Estamos en un país libre.


Al autor de este antro le repugna que la opinión de un millón de españoles expresada con su voto sea sistemáticamente ninguneada con la excusa de un sistema pseudo-matemático (Ley d'Hondt aplicada a pequeñas circunscripciones).

El Mendiguiño no reconoce el sistema actual como una democracia, sino como una burla, una farsa de la democracia. Para salir de esta infamia, exige la instauración de la circunscripción electoral única, en un sistema que asegure la proporcionalidad entre votos obtenidos en las elecciones y escaños obtenidos en el Parlamento, como se puede encontrar en Alemania, Austria, Dinamarca u Holanda.

A diferencia de los sistemas anglosajones, que son una manipulación de la democracia con el objetivo de laminar las minorías y establecer un bipartidismo acomodaticio. Elecciones no es igual a democracia, democracia es cuando el voto de todo ciudadano tiene el mismo valor y cuenta lo mismo para conformar las cámaras de representantes.

5 comentarios:

javierM dijo...

Me da que eso que pides lo vamos a tener que conquistar, porque no nos lo van a regalar.

picapiedra dijo...

Pues que me disculpen los valientes que siguen enarbolando la bandera del PCE (lo escribo sin ninguna ironía) porque los submarinos propios no han desmerecido en nada a los ajenos.

El mendigo dijo...

Javi, pues me da a mi que no va a ser fácil. Porque el mecanismo legal para cambiarlo está atorado por los que salen beneficiados de que todo siga así (de hecho, son los que diseñaron el sistema para que todo siguiese atado y bien atado).


Picapiedra, sinceramente, si yo fuera militante del P$OE, y leo que mi partido ha sido apoyado económicamente desde la derecha por considerarlo inofensivo, domesticado, para desplazar del lugar que se había ganado durante la dictadura el PCE...

Casos de transfuguismo en el PCE...a patadas. Ahora, el PCE no me consta que jamás haya recibido apoyo alguno de la derecha, sino muy al contrario.

Y conste que yo ni soy del PCE, ni me hace especial gracias (como ningún otro partido). Ahora, lamento el momento en que el PCE dejó de presentarse como tal para hacerlo como coalición de partidos bajo las siglas de IU.

Prefiero una única organización abierta (cosa que NO es el PCE, excesivamente dogmática, donde abundan las lentejas, que si quieres las tomas...), a un conglomerado de partidos.

Hoy por hoy, las lealdades están divididas, cuando no enfrentadas. Y así no se va a ninguna parte. Debate y pluralismo sí, pero ningún organismo puede funcionar con esta guerra abierta entre facciones.

Preferiría que el PCE se presentase en solitario, así como el resto de formaciones. Y luego, que las urnas pusieran a cada uno en su lugar.

IU dió visibilidad a unas organizaciones que no representaban, antes de ello, a casi nadie. IU fue creada para luchar precisamente contra la Ley Electoral, aglutinando lo más posible el voto. Pero acabó como tenía que acabar, explotando.

Pero lo que más me duele, es reconocer que se han hecho las cosas mal desde IU, desde luego, pero por muy bien que se hubieran hecho, el peso de la Ley Electoral la habría acabado doblegando. Porque es normal, a ningún ciudadano le gusta que tiren su voto a la basura. Y salvo que seas madrileño o barcelonés (circunscripciones grandes), si votas a IU el voto va a ir a la basura directamente. Y eso no hay organización que lo resista.

A no ser que seas del Betis, todo el mundo quiere que su equipo, aunque sea de vez en cuando, gane. Ser hincha de un equipo que sabes que va a perder...hay que ser masoquista. Para eso, mejor hacerse del Real Madriz, o del Barsa.

picapiedra dijo...

Mi comentario ¿mordaz? no pretendía poner borrones sobre las siglas del PCE, sino sobre la gestión personal de algunos destacados militantes y dirigentes del PCE. Tal vez mi tardio despertar a la conciencia política me desautorice a ese tipo de crítica. Yo he vivido muy cómodo mientras personas más comprometidas se han jugado el físico (y muchas veces lo han perdido) por defender un ideal. Es fácil dar capotazos a toro pasado, pero alternativas como Corriente Roja llevan demasiado tiempo predicando en el desierto mientras se ha institucionalizado a lo que queda de un movimiento que podía haberse convertido en un referente de izquierda. ¡Joder! con la que está cayendo ahí fuera y la única fuerza opositora al capitalismo con representación parlamentaria dándose de gorrazos por un quítame allá unos delegados. Una oportunidad para salir a la calle como la que se está viviendo no volverá a producirse en muchos años.

El mendigo dijo...

Picapiedra, pues mi comentario para nada pretendía defender al PCE ni a sus militantes.

Sabios tendrá la Iglesia para que le defiendan...

Corriente Roja, Comunistas 3 (la primera vez que lo escuché, me recordó al programa de Trecet en RNE3)...buf, a mi todos esos fregaos siempre me la han traído al pairo.

He tenido amigos del PCE y siempre he estado próximo a su línea ideológica (mucho más que las que venían de IU), pero siempre he preferido ir por libre.

De hecho, si me tuviera que afiliar, lo haría en el PP. Por la maravillosa cualidad que tengo de crear enfrentamiento, división y polémica allá por donde paso.

XDDDDD

Picapiedra, tienes toda la razón, y sabes que soy el primero en dártela. Pero una cosa: dices que "la única fuerza opositora al capitalismo con representación parlamentaria". ¿A cual te refieres?

A Nafarroa Bai? Bueno, Aralar es parte de esta formación. En un sentido laxo, podríamos considerar que parte de Na-Bai es socialista.

Herri Batasuna hace mucho que no tiene representación en el Parlamento, así que...

...no caigo a qué partido político anticapitalista te refieres. ¿Seguro que estamos hablando del Parlamento español?

Pues no caigo.

No, en serio, te propongo un ejemplo: Entra en la página de IU y me dices qué encuentras en ella que cuestione el modelo capitalista.

Puedes coger el programa electoral, revisarlo, y me comentas en qué punto te basas para decir que es anticapitalista.

Leo un montón de buenas medidas, muchas de las cuales puedo compartir, para hacer maś humano el sistema. Pero en ninguna parte se plantea un sistema alternativo al actual.

En ningún renglón se cuestiona la legitimidad de obtener lucro por el capital. En ninguna, se cuestiona la legitimidad de la misma propiedad sobre ese capital, o la acumulación de capitales futuros.

IU plantea una reforma en el sistema para hacerlo más dulce. Digamos que nos ponen vaselina.

Bueno, se lo agradezco. Pero realmente, si queremos que esto cambie, tener otra cosa, a quien hay que votar es a Esperanza Aguirre, a Rodrigo Rato, a Sarko y a McCain/Obama (en este caso, da más o menos igual).

A ver si a fuerza de robarles y pisotearles, los putos trabajadores despiertan de una jodida vez del letargo.

Votar al PSOE, e incluso a IU, es permitir que todo siga igual ad aeternam. Son como los mosquitos, que en su saliva contienen un anestésico. Así te pueden chupar la sangre y ni te enteras.

Prefiero los mosquitos cabrones, los Espe, Güemes y compañía. Esos son tan burros que chupan la sangre sin disimulo, causándote dolor. Así que te quejas y, si hay suerte, los aplastas de un manotazo.

Prefiero a Aznar, a Espe y a Rouco. Al menos tenemos claro quién es el enemigo.