11 de octubre de 2008

Ignacio Ramonet



Gracias a uno de los mejores blogs de información en castellano, Im-pulso, me he encontrado con un párrafo que, para mí, resume perfectamente el capitalismo.

Las autoridades norteamericanas acuden al rescate de los banksters ("banquero gangster") a expensas de los ciudadanos. Hace unos meses, el presidente Bush se negó a firmar una ley que ofrecía una cobertura médica a nueve millones de niños pobres por un coste de 4.000 millones de euros. Lo consideró un gasto inútil. Ahora, para salvar a los rufianes de Wall Street nada le parece suficiente. Socialismo para los ricos, y capitalismo salvaje para los pobres.


El plan Paulson, para comprar bonos-basura a los bancos, está dotado con 500.000 millones de euros.

Cuestión de prioridades.

El autor es Ignacio Ramonet, peridista de Redondela y ya ex-director de Le Monde Diplomatique. Este párrafo está extraído del artículo La Crisis del Siglo publicado por la edición española de este (muy recomendable) mensual.

A renglón seguido, el autor golpea:

Este desastre ocurre en un momento de vacío teórico de las izquierdas. Las cuales no tienen "plan B" para sacar provecho del descalabro. En particular las de Europa, agarrotadas por el choque de la crisis. Cuando sería tiempo de refundación y de audacia.



Exacto. No tenemos otro modelo socioeconómico que oponer al capitalismo. Tenemos que crear un sistema nuevo, más justo. Es una empresa descomunal, que precisa de las cabezas más lúcidas.

Mientras tanto, las organizaciones de izquierda europeas, no alcanzan a ver más allá de sus narices. Será que en el fondo sabemos que nos va bien este modelo de explotación. O nos ha ido bien...hasta ahora.

Es desolador.


Permitidme que recomiende de nuevo, insistente y encarecidamente, leer el artículo completo.

Igualmente, recomiendo la lectura de cualquiera de sus artículos. Por ejemplo, ahondando sobre el monotema:
Capitalismo de pánico

Podéis remontaros a sus artículos más antiguos. Ramonet, a diferencia de gentuza como Rato, lleva defendiendo muchos años las mismas ideas (fue, a partir de un artículo suyo, cuando se creó ATTAC, la ). Y podemos comprobar que, a diferencia de la engolada palabrería de los sacamuelas a sueldo del sistema, el tiempo confirma los análisis que este periodista, así como algunos otros pensadores, hicieron sobre el sistema financiero.

Y la validez de un análisis se mide por su adecuación con la realidad. Echando la vista atrás, Rato queda en ridículo, mientras que aquellos que previnieron del recalentamiento de la economía, acertaron.

Hace tan sólo un año, el Apostol Hispano del Neoliberalismo seguía defendiendo la titulización de deuda como instrumento óptimo para el lograr la utopía del crecimiento perpetuo (el capitalismo no es utópico: es falaz).

Bien, hace cuatro años, Ignacio Ramonet escribía:

Las nuevas tecnologías han hecho posible el fenómeno financiero, las autopistas de la comunicación. Siempre han sucedido de forma conjunta los cambios tecnológicos con los ideológicos. La web permite la unificación de las Bolsas facilitando el trabajo de compra y venta en tiempo real y por tanto de los paraísos fiscales, el enriquecimiento del sector financiero mediante los fondos de pensiones, el mercado de divisas, con el correspondiente destrozo del sector de producción, digamos real. En estos momentos el 95% de economía es "virtual" y el 5% de economía real, cuando hace tan solo 20 años los porcentajes eran exactamente al contrario. Ahora lo único que circula libremente en el mundo, aparte del viento, es el capital.

El Gobierno de la Globalización lo constituyen el FMI, el BM, la OMC, el G-8, ... los gobiernos se limitan a seguir sus decisiones. Es en esta etapa en la que se pone en evidencia su papel.


¿Quien ha tenido, al final, razón? ¿Quién es el ingenuo? ¿Quién, el realista, el pragmático?


Este fulano es una de las grandes esperanzas que tengo para crear otro mundo. Entre los españoles, uno de los tres que creo que tiene algo que aportar, y de los pocos personajes públicos que no me merece absoluto desprecio.

Y los tres ya son talluditos. Si dejamos que pase esta ola, detrás no viene nadie suficientemente preparado para modelar un mundo alternativo al que se nos vende como único posible.


Nota: ATTAC son las siglas de la Association pour la Taxation des Transactions pour l’Aide aux Citoyens. Es decir, una asociación que defiende la instauración de un impuesto sobre las transacciones financieras, para limitar la economía especulativa y favorecer la economía productiva.

Lo dijimos. Lo habíamos dicho. Los ilusos, los ignorantes eran aquellos que creían que habían inventado el móvil perpetuo.

Según su propia definición, ATTAC promueve acciones en todos los órdenes con el objetivo de reconquistar, para los ciudadanos, el poder que la esfera financiera ejerce sobre todos los aspectos de las vida política, económica, social y cultural en el mundo entero.

Esto es el futuro. Por aquí pasa el futuro, o no habrá futuro.

¿Dejamos de hacer el capullo de un puta vez, y nos ponemos manos a la obra?

8 comentarios:

El mendigo dijo...

Por cierto, me pasa algo muy curioso con Google. No quiero aventurar ninguna hipótesis, para que luego no digan que fomento teoría conspiratoria alguna.

Sólo muestro lo que me pasa, a ver si alguien más docto en los misterios de la red puede aclararme el por qué:

Si yo quiero buscar un artículo mío, generalmente busco en Google, por ejemplo:

mendigo euro ncap

...et voilà, me muestra como primera opción el artículo que hice hace unos días con ese título.

Hago otra búsqueda por uno de mis artículos más recientes, el del viaje:

mendigo auvergne

y, de nuevo, aparece mi artículo como primera opción.

Sin embargo, hago la búsqueda de la cadena:

mendigo el iluminado

Y nada, no sale el artículo. Sale mi bitácora, porque la cadena de "El Iluminado" está en el panel lateral, pero no me muestra el artículo.

Pruebo especificando más:

la mirada del mendigo el iluminado.

Lo mismo, no me muestra ese artículo.

Ya, un poco escamado, hice la siguiente búsqueda:

el iluminado site:http://lamiradadelmendigo.blogspot.com/

Aparecen un montón de artículos míos, algunos más recientes todavía (El Gran Robo, L'Auvergne...) pero, para Google, mi artículo sobre las declaraciones pretéritas de Rodrigo Rato, no existe.


Así que, por favor, voy a contar hasta tres antes de cagarme en todos los Dioses. Rogaría que alguien que conozca el funcionamiento de Google me explique, satisfactoriamente, que es algo normal y no lo que estoy pensando ahora mismo.

Porque si mi artículo no existe para Google, quiere decir tanto como que no existe en Internet. O lo que es lo mismo, que Google muestra lo que conviene y oculta lo incómodo.

Y si censura. Y si 1984. Y a este paso acabo quemando algo (y lo peor, no sé el qué).

Así que mejor me tranquilizo, me tomo un vaso de leche calentita, y a dormir.

Boas noites, meus!

picapiedra dijo...

Yo había entrado aquí a comentar nosequé pero tu anterior comentario me ha despistado. Efectivamente, pruebo a buscar "mendigo el iluminado" y el primer resultado es ¡¡tu comentario anterior!! y el apunte sobre Rodrigo Rato ¡¡ni aparece!! ("solo" he buscado entre las diez primeras páginas de resultados) ¿¿?? ¿Algún tecnogoogle entre la audiencia?

El mendigo dijo...

Curioso, cuando menos.

Picapiedra, tú ya conoces a Amy Goodman. Por si alguien aún no, aquí dejo un artículo suyo:
Los socialistas de Wall Street

Joder, el imbécil de mi vecino tiene la televisión a toda mecha con el desfile de los cojones (que tiene razón Raxoi, que es un coñazo, sólo que yo no me avergüenzo de decirlo). Esos actos de exaltación militar me producen vómitos.

¿Acaso los trabajadores de la construcción hacen algo parecido? ¿Acaso iban a ir reyes, ministros y obispos si se celebrara una parada de paletas?

Pues si alguien ha muerto por España, son ellos. Y los constructores profesionales. Y los pescadores. Y los trabajadores de la industria pesada. Y...

wenmusic dijo...

Pues sobre lo de Google, no sé... Si hago una búsqueda poniendo simplemente "rodrigo rato" tras el primer resultado que es el artículo sobre él de la Wikipedia, el segundo resultado es este enlace:

http://www.losgenoveses.net/Personajes%20Populares/Rato/ratoindex.html

Como podéis observar no es muy positivo con él y sin embargo sale como segundo resultado, no está mal.

El algoritmo de Google es automático, aunque sabemos que en China Google puede operar porque está censurado. Sin embargo en este caso creo que es una coincidencia, es como si no hubiera indexado ese resultado, pero no creo que Google tenga especial interés en guardar la dignidad de este personaje.

Anónimo dijo...

El impuesto atacc es el conocido como la tasa Tobin


Una duda: dices que Ramonet es uno de los tres españoles que crees que tienen algo que aportar...¿quienes son los otros dos?

Un saludo

PD.Efectivamente ,con google no sale tu artículo de el iluminado.

wenmusic dijo...

Hala, para que no os emparanoyéis más:

http://www.google.es/search?hl=es&q=mendigo+iluminado&btnG=Buscar&meta=

1º Resultado y todo, ¿eh?

El mendigo dijo...

Ok
Gracias, Wen!
Si es que, cuando me pongo paranoico...
;)


Anónimo, mmmm, preferiría guardarme los otros nombres. Ahora estaba pensando, y puede que haya más de dos o tres nombres en los cuales depositaría mi confianza para que dirigieran el proceso de creación de un nuevo sistema (se me ha ocurrido otro más, ya son cuatro).

Digo cuatro de nacionalidad española, ¿eh?
(bueno, si España fuese una nación, que no lo es).

Pues eso, disculpa que por una vez sea reservado. Quizá con alguno te sorprenderías. Como te puedes imaginar, ninguno de ellos es político profesional.

Un saludo!

Helena dijo...

Muy interesante el artículo de Ignacio Ramonet, y que razón tiene. Me sonaba mucho el haber leído algo suyo, y ayer caí en que era. Lei hace un tiempo el libro ¿Cómo nos venden al moto? en el que comparte autoría con Noam Chomsky, muy explicativo, corto y ameno. Yo también tengo curiosidad por saber que otras personas te dan esperanza de que el mundo cambie. Saludos!