2 de octubre de 2008

Algo bueno



que va a tener la puta crisis es que, al final, todos acabaremos entendiendo un poquito más de economía.

Lo cual es buenísimo. Por ejemplo, al menos ahora ha quedado al descubierto un mundo que vive de especular en el más perfecto sentido de la palabra; sin fabricar ningún producto ni ofrecer ningún servicio: ganan dinero a cambio de no aportar nada al proceso productivo. Suben los precios, nos empobrecen, y no introducen más que inestabilidad en el sistema.

Parásitos económicos que viven a costa de nuestro esfuerzo, con la complicidad de la casta política a quien tienen a sueldo.

En fin, para ver otros puntos de vista sobre el particular.
Isidro nos ofrece un interesante artículo sobre cómo capearon una tormenta parecida los suecos.

Como dice José Manuel en su nuevo blog, la premisa es la siguiente: Quien la ha liado, que la pague.


Y ojo! Esas acciones fueron tomadas desde un gobierno conservador, que nada tienen que ver con postulados marxistas. En el artículo se narra como el Estado sueco procuró devolver la confianza al sistema financiero...pero pasándole la cuenta a los accionistas, no a los contribuyentes. No es cuestión de izquierda o derecha, sino de sentido común y un mínimo de honradez y compromiso con la ciudadanía que te ha votado.

En Derecho Marítimo, si tu barco amenaza con irse a pique, puedes pedir ayuda. Pero ¡cuidado! porque el que te preste ayuda tiene derecho luego a pedirte una fuerte contraprestación, que puede ser equiparable a buena parte del valor del barco. De esta forma, así como puedes pedir ayuda, puedes rechazarla, arreglártelas por ti mismo o pedir auxilio a la compañía de seguros. Ahora, si pides auxilio a otro barco para salvar tu navío, has de esperar que no saldrá gratis.

Pues resulta que los inocentes, incautos accionistas de las entidades financieras así lo pretenden. Que el Estado les reflote el navío, y luego se lo entregue, reparadito y en buenas condiciones de flotabilidad, para que puedan seguir navegando con él.

Todo ello a cuenta del dinero del contribuyente.


Algo similar denuncia Michael Moore en un nuevo artículo: Los ricos están tramando un golpe esta mañana. Los agradecimientos por encontrarlo, para Javier.

En resumen: El Estado norteamericano va a comprar esos bonos basura, y para ello ha hecho acopio del 700 mil millones de dólares. Es decir: a cada paleto norteamericano medio le van a sustraer 2300 dólares de sus impuestos (esos 700E9 dividido entre los 300 millones de paletos que viven en los USA) para comprar la mierda que tienen acumulada los bancos norteamericanos, quitándosela de en medio, y dándoles a cambio dinero del bueno.

En otras palabras, el Estado usamericano va a dedicar el dinero de los contribuyentes a proteger los intereses de unos pocos accionistas que tienen miedo de perder sus arriesgadas inversiones. En un escenario de reducción fiscal y de incremento del presupuesto de defensa para frenar la ofensiva talibán, ya nos podemos imaginar qué partidas serán las que sufrirán recortes para asegurar las inversiones de los especuladores.

Mientras los ciudadanos sean tan burros que sigan tragando con semejantes piedras de molino, ninguna objeción. Cada pueblo tiene el gobierno que merece. Ahora entiendo el interés en desmontar el sistema educativo público de todos los liberales...


Seguiría enlazando entradas sobre el asunto, pero me ceñiré a otro de mis favoritos: Félix Soria, que no puede contener el estupor en estos convulsos tiempos que nos ha tocado vivir. Sólo nos queda por ver, como cantaba Goytisolo, cómo las ovejas apalean a un indefenso lobo.
¿O tampoco esto queda por ver?



Edito: Josep nos ofrece esta muestra del fino humor inglés. Disfrutadlo:






Vuelvo a editar. Diferencias entre esta crisis y la de 1929:

5 comentarios:

wenmusic dijo...

Leí el artículo de Maikelnai's el otro día y me pareció de lo más ilustrativo. Pena de la tristeza que le entra uno al saber que aquí o en yanquilandia no tiene pinta de que las cosas se vayan a hacer igual.
Tenemos tanto que aprender de los nórdicos... No son perfectos, pero sí más civilizados.

picapiedra dijo...

Pues sí, estamos aprendiendo la ostia de economía, pero ¿a cuánto nos saldrá el cursillo? Porque por lo poco que he podido leer últimamente creo que la ola del tsunami financiero cada vez está más cerca. Solo hay un sector de la población mundial que tal vez no lo note. El sector que lleva muriendo en la miseria desde siempre.

Josep dijo...

Otra lección de economía en un lenguaje que todos podemos comprender (como mínimo los subtítulos): http://www.dailymotion.com/video/x684wa_the-last-laugh-george-parr-subprime_fun
Ánimo y a seguir cuestionando lo aparentemente evidente.

Mara dijo...

Nos reímos ahora con el vídeo, pero tiene ya un añito, lo que le da un punto más de gracia/asco porque esto funcione así.

wenmusic dijo...

Buenísimo el vídeo...

Aún me estoy partiendo la caja... De risa y de llanto...