27 de octubre de 2006

Burbujitas para María


María, del tema de la construcción se puede hablar largo y tendido. ¿Si se puede solucionar? Hay muchísimos intereses en que todo siga como está. ¿Has visto las cuentas de resultados del BBVA hoy? Llevamos varios años en que los resultados de un ejercicio triplican a los del anterior. ¿De dónde crees que sale ese dinero? De la tierra cuando llueve¿? Noooo, de nuestro trabajo. Antes nos endeudábamos hasta las rodillas para comprar una casa, ahora hasta el cuello para comprar casa, VW Golf, Tele de plasma... Nuestra nómina se la lleva el banco. Trabajamos para estos señores.

Por otra parte, las grandes constructoras empiezan a diversificar su actividad. Todas esas compras muchimillonarias sobre Iberdrola, Repsol, Endesa...con qué dinero se han sufragado???? Exacto, con el nuestro. Con lo que hemos pagado de más por pisos inflados de precio, se han enriquecido las constructoras que ahora lo reinvierten en energía, que es realmente el futuro.

Impecable planteamiento.

El problema es que cada vez somos más pobres y las grandes compañías, más poderosas. El enteraíllo que logra meter su aguijón en el canal por el que fluye el dinero, se atiborra. El resto...a velas vir.

Yo...mal lo veo. Y peor cuando el mercado del ladrillo se sature. Nada tiende al infinito (excepto la estupidez humana). La relación precio vivienda/salario no puede tender al infinito. La relación pisos en venta/posibles compradores tampoco. Este ritmo de construir sin parar por encima del crecimiento de la población y vender a precios por encima del IPC tiene que terminar algún día, eso es evidente.

Estamos en una anormalidad en que la oferta supera la demanda real (no especulativa) en progresión aritmética y los precios van en progresión geométrica Y=x*(1+i), siendo i>IPC

No creo que bajen abruptamente los precios (no soy burbujista), o quizá sólo en los sitios donde están más inflados (lo de Madriz y otras ciudades ya es demencial). Pero basta con que se equilibren o bajen un poquito para que el ladrillo deje de ser un negocio interesante. Cuando se produzca la desinversión de los especuladores, y la paralización de la actividad constructiva (creo que podemos pasarnos 10 años sin hacer una sola casa con todas las que se han construído en España) va a haber que atarse los machos.

Una economía basada en el turismo y la construcción es practicar el funambulismo económico. Sin bases industriales sólidas que sirvan de red, el ostión económico (y por lo tanto, social) puede ser de campeonato.

5 comentarios:

javier dijo...

Totalmente de acuerdo. La economía española tiende hacia el abismo. Lo que es demencial es que los gobiernos vendan un crecimiento taiwanés perpetuo. Luego vendrá paco con las rebajas en plan desmantelamiento del estado del bienestar.

El mendigo dijo...

En economía no existen milagros, ni fórmulas mágicas.

Pasó con las dot-com y volverá a pasar con el ladrillo. Los que invirtieron a tiempo y ahora se retiren, habrán hecho un buen negocio. Los que llegan tarde a todos lados, y se quieren subir al tren cuando ya ha cogido velocidad, se pegarán el ostión de su vida.

Esos de que los pisos, como la bolsa, nunca bajan...

Es algo así como el timo de la estampita, en el que los inteligentes hacen caja con la avaricia de gente que se quiere hacer rica por la vía rápida, y están dispuestos a creerse lo que les cuenten. Comprar ese pisito desvencijado por 60 kilitos es un chollazo...

Lo peor es que, como comentas, cuando las cosas se pongan feas vendrán los salvapatrias neoliberales a aplicar rigor presupuestario, que significa recortar prestaciones sociales...en los momentos en los que más se van a necesitar, con el paro creciendo y familias con la soga hipotecaria al cuello.

Cuando acabe este ciclo económico, las grandes empresas estarán en una situación desahogada y lo podrán sortear. Pero la familia media...

maria dijo...

Gracias por la dedicatoria, meu rei :-)

Estoy de acuerdo contigo en casi todo, pero en cuanto recupere mi voz, nos tomamos un café para divagar sobre el tema largo y tendido...

Disfruta del otoño esta semanita!

Apertas

Campurriana dijo...

Paseando por el blog del Mendigo he encontrado esta burbujita que me sonaba de algo....En el espacio En el país de las últimas cosas añadía ya hace unas semanitas...

"Tema interesante pero no antes de ir a cenar... :)

La cuestión es que deberíamos plantearnos muchas cosas. Quizá la escasa creación de riqueza en un país plagado de especuladores a los que se les dora la píldora (o más bien se las doran unos a los otros)...

Gracias por apoyarme contra el Gigante de Microsoft, Mendiguiño."

Y no recibí respuesta....

El mendigo dijo...

Es en estas cosas, cuando vuelves a un tema antiguo, cuando se echa de menos lo de "últimos comentarios". Era bastante útil, la verdad. A ver cuando la diseñadora de portales se lo mira y nos dice cómo hacerlo en Blogger.

Si, ya he leído en multitud de ocasiones que la mayoría de los negocios son de tipo especulativo, y generalmente relacionados con las plusvalías que se obtienen con el ladrillo. Sin esas operaciones, la economía española es bastante ramplona, ya que los sectores productivos mantienen una tasa de productividad muy baja (a pesar de los exiguos salarios y las jornadas laborales de goma de mascar).

Lo bueno es que los españoles estamos dándole nuestros salarios a los bancos y constructoras, que invierten en empresas del sector productivo en el extranjero. Con nuestros huesos alimentamos la fortaleza de las empresas españolas. España va bien...