5 de noviembre de 2008

Reflexiones



El niñato de la foto es Uxío Caamaño, el pavo que puso hace tiempo un artefacto casero explosivo en un cajero de Caixa Galicia en Santiago. Sinceramente, si yo tuviera esa cara de gilipollas, haría lo que fuera, incluso poner mochilas bomba, para demostrar que soy un malote.

Este payaso ha hecho un daño tremendo al independentismo gallego, permitiendo a los españolistas asimilarlo con terrorismo (igual que hacen en Euskadi o Catalunya). De hecho, si no fuera tan patético, llegaría a pensar que la mochila bomba fue puesta por miembros de la Policía Nacional o del CESID, para tener carta blanca para detener, interrogar e ilegalizar a todo nacionalista gallego que se encuentre a la izquierda del BNG.

¿Qué pretendía este pailán? ¿Destruir el capitalismo haciendo volar un cajero? Ahí me las den todas, dirá el Director de Caixa Galicia, parafraseando al alguacil del cuento.

El capitalismo necesita de Uxíos para reafirmarse en que la alternativa es la barbarie. Irónicamente, se basta y sobra de su gente para autodestruirse.

El fulano éste es un soplapollas, y más que una condena merecía una azotaina de su madre, para que aprenda a no hacer el gamberro. Pero hay que reconocerle una cosa: no es un criminal. Sobre la mochila-bomba puso un cartel que ponía "Cuidado, bomba". Es evidente que, con ello, se arriesgó a ser detenido por evitar que personas pudieras sufrir daños. Dentro de la burrada que es poner un artefacto explosivo en una de las zonas más transitadas de Santiago, el detalle del cartel es esclarecedor de qué tipo de ser humano es. Un tonto'l'haba, pero no un asesino.

El fiscal pide 21 años de prisión para él. Al ser delito de terrorismo, no hay redención de condena, así que son 21 completitos.

Veintiún años nos pueden parecer mucho, o pocos. Pongámoslos en relación. El niñato que quemó viva a la mendiga en el cajero de Barcelona, fue condenado a 8 años de internamiento (veamos cuantos cumplirá). Están siendo juzgadas las otras dos piltrafas humanas, veremos cuál es la petición del fiscal y la condena.

Nuestro sistema penal considera más grave reventar un cajero, que quemar viva a una indigente que duerme dentro. O mejor dicho: nuestro sistema penal considera que todo aquello que sea hecho contra la Sagrada Unidad de España, es más grave que todo lo que sea hecho por diabólica maldad, por el simple placer de humillar y torturar a un ser humano indefenso.

Hablando de tortura. En lo que va de año, 75 personas han muerto estando bajo custodia policial. Sin embargo, no hay ningún funcionario público imputado o en la cárcel por el más leve maltrato.

Pero eso es algo de Guantánamo o Abu Graib. En España no pasan esas cosas. Podemos seguir mirando hacia otro lado.

Curiosamente, la Audiencia Nacional acaba de darse cuenta que los detenidos no se autoinculpan "espontáneamente" cuando se pasan 5 días incomunicados gracias a la Ley Antiterrorista. Entiendo que la sentencia es el reconocimiento implícito de las confesiones autoinculpatorias son arrancadas por medio de la tortura, y no porque los detenidos vean la luz y abran sus corazones en un súbito arranque de sinceridad y contrición.

Aunque, de nuevo, no habrá ninguna indagación al respecto. Si el tribunal tiene dudas de que "ha sido presionado" para autoinculparse, es que el tribunal cree que ha podido cometerse un delito. Razonamiento lógico, ¿no? Pues si la Audiencia Nacional alberga dudas sobre si ha podido cometerse un delito, lo normal sería investigar para confirmar o descartar esas sospechas. ¿No? Pues no. La lógica aristotélica no funciona en la justicia. Mejor seguimos creyendo que los reyes magos son los padres, los niños los trae la cigüeña, y los detenidos confiesan espontáneamente apesadumbrados y arrepentidos por su culpa.

De todas formas, los periodistas ya han dictado sentencia:
Eta. absuelto un etarra por las "dudas" sobre si la guardia civil le presionó para que se autoinculpase

Aunque haya sido absuelto, el diario El Economista sigue manteniendo su pertenencia a ETA en el titular. ¿Cómo podemos pedir el derecho al habeas corpus si ni tan siquiera se respeta la presunción de inocencia?

Claro que, llamándose Arkaitz Agote ¿cómo no va a ser un terrorista? Estos vascos...




Bueno, cambiando de asunto. Sigo recomendando en estos días inciertos la lectura de páginas de economía. Se leen cosas muy interesantes e, incluso, divertidas. Del Guru's Blog:

Yo también creo que los bancos valen cero

¿Debería ser nacionalizada la banca?


Seguimos con economía. ¿Os acordáis de la viñeta de hace unos días de Manel Fontdevila?



Bien, pues ya sabemos que Zapatero es aficionado a sus viñetas en Público, porque ha decidido hacerle caso.

Lo más importante, es que no dejen de pagar las hipotecas. Si ahora no pueden, pues con calma, a poquitos. Hacemos un paréntesis, un tiempo muerto, y luego seguimos. ¡Pero por favor, no dejen de pagar o se va todo al carajo!

Pues va a ser verdad lo que decía el vídeo de Grignon: es el endeudamiento de los estados, de las empresas, de las familias, lo que permite que el sistema se perpetúe.

Los capitalistas estadounidenses, avariciosos, han querido tirar más del sedal de lo que el pobre trabajador soporta, y le han partido el labio. El banco se queda sin presa, aunque luego vaya a morir a una margen del río. Eso no importaría, lo malo es que no es útil, el banquero no puede comérselo.

En Europa tenemos gente más inteligente, más hábil, la explotación está más perfeccionada, y se le llama socialdemocracia. Pescador experto, Zapatero suelta sedal y recoge, para no tensar tanto que llegue a romperse. De esta forma, los banqueros podrán seguir tomando trabaj...este...besugo para la cena durante muchos años más.

Con la socialdemocracia, el capitalismo avanza a paso más lento, pero más firme, seguro, sin sobresaltos.

De ser yo Presidente del BBVA, votaría por Zapatero. O por Obama. Ya lo dicen las abuelas: la avaricia, rompe el saco. Parece que los botarates repeinados y encorbatados que dirigen nuestras vidas no han aprendido ni eso.

Eso me lleva a la siguiente reflexión: si tan importante es para el sistema que no mandes a tomar por culo la hipoteca...MANDA A TOMAR POR CULO LA HIPOTECA.

Si el dinero es deuda: no te endeudes. Si viven de nuestro consumismo: consume lo mínimo. Si se aprovechan de nuestro trabajo, trabaja la justo.

¿Quieres cambiar el mundo? ¿Quieres traer la revolución? ¿Quieres ver como caen los grandes bancos y multinacionales? Para eso no hace falta que pongas bombas en los cajeros como el subnormal de arriba, con eso sólo fortaleces el sistema. ¿Qué debemos hacer, pues? Dejar de consumir como borrachos, de endeudarnos como ludópatas, de trabajar como esclavos.

Disfrutar de la vida, de la Naturaleza, de los amigos, de todo aquello que tenemos sin tener que dar dinero a cambio. Prescindir de las cosas que no necesitamos, y sentarnos a ver cómo se derrumba el todo el tinglado a nuestros pies.





En otro orden de cosas, yo también hablaré de la comidilla de la semana, a cuenta de la ciudadana griega, de antepasados daneses y prusianos, que hoy ostenta (la ley me prohíbe decir detenta) el cargo de consorte del Jefe de Estado español.

No de sus recientes declaraciones, sino las que hizo en otro libro de Pilar Urbano, que ha traído a colación Ignacio Escolar.

Cuando dice la reina que Franco "era un dictador, pero no un tirano", hace una apreciación subjetiva de cómo vivió ella el antiguo régimen. “La España que yo conocí, más que una dictadura, era una dictablanda”, ese chascarrillo ya se lo he oído a más franquistas y nostálgicos del antiguo régimen.

“Mi marido fue tajante, desde el primer momento, diciendo: ‘Delante de mí no se habla mal de Franco”. Tal muestra de respeto y agradecimiento es lógica, ya que su marido le debe el puesto por partida doble. Pues si Franco no le hubiera nombrado su sucesor en el 69, hoy no sería rey. Pero aún más: si Franco, junto con otros generales, no hubiera dado el golpe de estado en el 36, acabando manu militari con la democracia en España, hoy Juan Carlos Bourbon (si, como el whisky; lo de "Borbón" es la transliteración al castellano del apellido francés Bourbon, la casa real francesa, un pastiche como cambiarle el apellido a Rousseau por el de "Rusó"), y Sofía Glüksburg formarían parte de la troupe de dilettanti de nobles y monarcas sin corona que amenizan las fiestas de la jet-set con sus extravagancias y sus vicios, dando que hablar en las peluquerías a los consumidores de periodismo basura, también llamado "prensa del corazón".

Es entendible, pues, tal devoción al genocida, su benefactor. Que nadie ose hablar mal de Franco en presencia del monarca, supongo que querrá decir que en la Zarzuela no ha entrado jamás un libro de historia contemporánea. O sólo entran los de la cuerda de la hagiografía franquista.

En fin, deplorable.

Lo que me gustaría puntualizar es lo de que Franco es un dictador, y no un tirano. Esto es, hablando rigurosamente, incorrecto. Veamos:

La dictadura es una magistratura de la República (no la española, que Franco liquidó, ahora me refiero a la romana). En casos excepcionales, ante un peligro inminente para Roma, se concedía a una sola persona (generalmente las magistraturas eran colegiadas, es decir, eran concedidas cada año a al menos dos ciudadanos, como el consulado o la cuestura) un mando absoluto sobre las legiones (imperium), para evitar cualquier distorsión en la cadena de mando.

La dicadura era pues una magistratura excepcional, limitada en lo temporal (un año prorrogable) y, sobre todo, legítima: era el Senatum, como representante de la ciudadanía (representación no proporcional, como ahora), el que ofrecía el cargo. Como todas las magistraturas, la dictadura no eximía de responsabilidad de aquellos delitos que se cometieran en el ejercicio de su cargo.

Para un ciudadano, el que tus conciudadanos te propusieran para el cargo de dictator, era un inmenso orgullo y una tremenda responsabilidad.

Los romanos odiaban la monarquía. Incluso en las épocas del imperio en que era más evidente que existía un poder absoluto, se mantenía la ficción del Senado y se mantenían las formas republicanas (Augusto renovaba cada año el consulado, compartiéndolo con algún otro senador afín). Hasta el más excéntrico de los emperadores, y hubo unos cuantos (desde Calígula a Heliogábalo), se guardó muy mucho de proclamarse rey (los Tarquinios dejaron muy mal recuerdo).

La diferencia entre un dictador, y un tirano, era inmensa. La diferencia entre un cargo legítimo, elegido por el pueblo durante un periodo restringido, para hacer frente a una amenaza; y un usurpador, el tirano era aquel que representaba la amenaza para su pueblo, que lejos de haberlo postulado el pueblo o sus representantes, se había autoimpuesto con la razón de las armas, con intención de permanencia e, incluso de nombrar sucesor, siendo el fundador de una nueva dinastía de reyes.

Por lo tanto, por no ser un cargo legítimo sino haber llegado a él por la traición, gracias a las armas que la República Española le había puesto en su mano para su defensa. Por haberse perpetuado en el cargo de forma vitalicia, haciéndole de paso un gambito al resto la Junta Militar (o los que quedaban vivos), a monárquicos y falangistas. Y por ser irresponsable de sus crímenes ante la justicia. Por todo ello, podemos decir que el General Francisco Franco fue, en el sentido clásico del término, un TIRANO, y no un DICTADOR.

Esto, sin entrar a valorar las características de su gobierno ilegítimo o sus actos.

De hacerlo, hay también que añadir que Francisco Franco, además de TIRANO, es un ASESINO.

Si quiere, invito a mi casa a su marido, y se lo digo en su presencia. Consiéntalo o no, pues no pienso pedirle su consentimiento.

8 comentarios:

picapiedra dijo...

Si asqueroso puede llegar a ser leer las declaraciones de esta señora, aún más vomitivo me resulta la babosa defensa y cierre de filas de periodistas y políticos en torno a su figura.
En otro orden de cosas: ¿te dás cuenta que cuando se publica la fotografía de un acusado de terrorismo la policía suele echar mano de las peores que disponen en las sesiones de fichaje? Pues bien, con el infeliz que encabeza el apunte no ha sido necesario.

El mendigo dijo...

Lo que me jode es que al chaval le van a tener media vida en la cárcel por destruir un cajero. Y en cambio, los que han destruido media península, no sólo no van a pisar jamás la cárcel, sino que encima se han enriquecido haciéndolo.

Hay delitos urbanísticos y económicos absolutamente evidentes, inmensos. Pero son contados los casos que se destapan.

Sin embargo, un chaval quema un cajero, o la foto de los reyes, y media policía anda detrás para coger al peligroso criminal.

Si pusieran la mitad de interés y de medios en detener a todos los que evaden capitales a paraísos fiscales. Si en vez de torturar adolescentes, investigaran a tanto concejal corrupto y constructor corruptor...

El mendigo dijo...

Por cierto, tampoco veo yo que la violencia fascista sea un tema que preocupe a nuestros políticos, a los periodistas, y mucho menos a las fuerzas policiales.

Será que 74 víctimas mortales desde el año 91 les parecen pocas. O quizá, no lo suficientemente relevantes.

picapiedra dijo...

¿has visto Hautsitako Leioa (La ventana rota) Trata sobre la Ley del Menor y las detenciones de menores acusados de kale borroka.

parte 1/3 es.youtube.com/watch?v=wRor0TkjiN8d

parte 2/3 es.youtube.com/watch?v=Q6w5oGQn2fAd

parte 3/3 es.youtube.com/watch?v=awDRpBdqQQAd

picapiedra dijo...

Vaya, creí que iba a quedar con los enlaces directos. Tendré que utilizar la fórmula magistral por si hay perezos@s entre tu audiencia con interés por lo que enlazo:

parte 1
parte 2
parte 3

Anónimo dijo...

Leo cada entrada de tu blog y paso por aqui solo en calidad de lector, estoy de acuerdo con la gran mayoria de las cosas que expones y con la manera de hacerlo, pero hoy no puedo solo leer y cerrar la página como hago siempre; hoy debo sumarme a todo lo que comentas en esta entrada de Sofia, de Francisco y del gilipoyas ese de la mochila en el cajero

El mendigo dijo...

Picapiedra, habrá que ver ese documental. Hasta ahora no me ha decepcionado ninguno de los que has puesto.


Anónimo, lo de seguir un blog como oyente también lo hago yo en muchos. De hecho, sólo participo en unos pocos...y ya bastante tiempo me consume. De todas formas, es incluso más interesante que contestes en aquellas cosas en las que no estás de acuerdo con lo que aquí aparece.

Yo no soy Ratzinguer: no cago verdades.

Un saludo!

El mendigo dijo...

Ya ha salido la sentencia de los niñatos que quemaron viva a la indigente.

17 años

Lo curioso es que, además de matar a la mendiga, también destruyeron el cajero.

Sólo por destrozar el cajero, a Uxío le cayeron 21 años.

Debe ser que a los mozalbetes de Barcelona, matar a la señora les fue considerado un ATENUANTE en el juicio. Supuso una reducción de condena de 4 años.

Si hubieran quemado el cajero pidiendo la secesión de Cataluña, la cosa hubiera sido mucho más grave, y merecerían 21 años. Pero total, como sólo pretendían matar a una persona, y lo del cajero fue un daño colateral, la cosa no es tan grave y se quedan con 17.

La próxima vez, que quemen a otro mendido en un descampado, donde no cause desperfectos, y el tribunal hasta los felicitará.

¡¡¡QUE ASCO!!!