12 de noviembre de 2008

Consursete literario

Dado que es imposible que un concurso dure más de un par de horas, cambiaré de disciplina artística: vamos con la literatura.

La cuestión es obvia: tenéis que decir a qué autor y obra pertenece el siguiente fragmento. Para que no corráis de cabeza al Google, he de advertiros que he modificado levemente el texto para que no lo podáis encontrar en su literalidad.



¿A dónde te diriges errabundo, Gilgamesh? Nunca alcanzarás aquel destino inmortal que anhelas. Cuando Dios creó la humanidad, nos reservó la muerte, reteniendo la vida entre sus manos.

¡Gilgamesh, llena la panza! ¡Fornica todo el día con su noche! Cada amanecer es el comienzo de una nueva fiesta. ¡Día y noche baila, y apuesta! Vístete como un marqués, ve siempre aseado y perfumado. Juega con el pequeñín que quiere asir tu mano. Haz que tu mujer disfrute entre tus brazos. Pues tal es, y no otro, el cometido de nuestra especie.




Como pista: Se trata de una de las obras más importantes de la literatura universal. Hasta se podría decir que, después de ella, ya nada de interés se ha escrito que no sea una repetición de los mismos temas.



Como premio para el que acierte la paternidad de la obra, os dejo escoger: un inmigrante indocumentado, o un españolito hipotecado. Son una ganga; se dejan explotar, porque están muertos de miedo. Son dóciles y sumisos. No dan problemas y, cuando te canses de ellos, los tiras a la basura y te buscas otros.

Bueno, bonito y, sobre todo, barato.

15 comentarios:

El mendigo dijo...

Tic

Tac

Tic

Tac

...

Luego no vale decir que no di tiempo...

¿Quien se lleva el esclavo a casa, más el orgullo de haberlo acertado?

Negro, blanco o amarillo...los hay de todos los colores!

¡¡¡Que viva el esclavismo, viva el capitalismo!!!

Raíña Loba dijo...

Esta vez te has superado mendiguiño.
Creo que lo tendría difícil si pudiese concursar, pero como estaba a tu lado mientras lo preparabas estoy fuera.

Se van a entretener un rato los que se animen a participar.

picapiedra dijo...

Tic

Tac

Tic

Tac

Joder! nos quitan el gugle y así no hay forma de parecer culto :-p

El mendigo dijo...

¡A mi me lo vas a decir! ¿O cómo crees que saco los concursos?

XDDDDDD

De todas formas, su puede usar el buscador. Pero no es tan sencillo como meter la cadena de texto y que te salga la solución. Eso, claro, no tendría ningún interés.


Insisto, es una obra señera de la literatura universal, un verdadero hito que marcó un antes y un después.

picapiedra dijo...

El Decamerón de Giovanni Boccaccio (si cuela, cuela)

El mendigo dijo...

Uyssss.

Buen intento. Pudiera ser, pero no.

De todas formas, Tampoco la he modificado tanto. El párrafo que he elegido presenta el leit motiv principal de la obra y, si la encontráis, es perfectamente reconocible.

Vamos, que no es un párrafo escondido de un librito escrito por mi primo el de Albacete. Es quizá el párrafo más relevante de una de las obras clave en la historia de la literatura universal.

Quizá no tan famosa como el Decamerón, pero tanto o más importante.

Venga, doy de plazo todo el Viernes.

Jaime G. dijo...

Suena al siglo de oro español.

El mendigo dijo...

Frío, frío.

Una de las cosas que he cambiado es el nombre del protagonista. No es Gonzalo sino G.......

Es que si no, el concurso se acabaría antes de empezar.

wenmusic dijo...


«Gilgamesh, ¿a dónde vagas tú? La vida que persigues no hallarás. Cuando los dioses crearon la humanidad, La muerte para la humanidad apartaron, Reteniendo la vida en las propias manos. Tú, Gilgamesh, llena tu vientre, Goza de día y de noche. Cada día celebra una fiesta regocijada, ¡Día y noche danza tú y juega! Procura que tus vestidos sean flamantes, Tu cabeza lava; báñate en agua. Atiende al pequeño que toma tu mano, ¡Que tu esposa se deleite en tu seno! ¡Pues ésa es la tarea de la humanidad»



La Epopeya de Gilgamesh o Poema de Gilgamesh es una narración de origen sumerio, considerada como la narración escrita más antigua de la historia. Se emplearon tablillas de arcilla y escritura cuneiforme, lo cual favoreció su preservación.1 La versión más completa preservada hasta la actualidad consta de doce tablillas. La obra es muy leída en traducciones a diversos idiomas y el héroe, Gilgamesh, ha pasado a ser un icono de la cultura popular.
Trata sobre las aventuras del rey Gilgamesh y su amigo Enkidu. Una de las tablillas relata un episodio exactamente igual al de la Biblia sobre el diluvio. Las aventuras para matar al gigante Khumbaba, el descenso a los infiernos y la relación entre dioses, semidioses (como el propio Gilgamesh) y mortales le dan un claro origen prehelenístico. El núcleo sentimental se encuentra en el duelo tras la muerte de Enkidu. Los críticos consideran que es la primera obra literaria que hace énfasis en la mortalidad e inmortalidad.


Todo sacadito de la Wiki.

Ni la conocía, pero soy un hacha con google. Parece muy importante e interesante.
Hay que ser cabroncete con el concurso, ¿eh?

Hala, pa mí el premio.

wenmusic dijo...

Jo, me va a caer la lagrimilla, es el primer concurso que gano aquí... ¡Y era chungo!
Los cambios realizados en el texto... sutiles pero vaya...

Supongo que ahora lo suyo es que aprenda algo de los sumerios.

El mendigo dijo...

Muy bien, coño, MUY BIEN!!!

Los cambios en el texto eran lícitos, ya que los conocimientos del acadio son muy rudimentarios; lo importante es expresar la idea, con unas u otras palabras.

Pues sí, compi, se trata del Poema de Gilgamesh, y su amigo Enkindú. Es el primer texto literario de la humanidad, y es una compilación de un cuento de tradición oral sumeria. Es decir, los orígenes de esta epopeya los tenemos que ir a buscar a la frontera con la Prehistoria.

Gilgamesh es un héroe poderoso, soberbio, altanero...pero es un héroe triste, pues quiere transcender su condición de simple mortal pero comprende su imposibilidad.

Los occidentales conocemos bien a Gilgamesh, en la versión griega de sus hazañas. Los helenos le llamaban Heracles, o Hércules para los habitantes del latium. Sólo que el griego era más cachondo y jocundo.

Es un cuento que nos narra los orígenes de la civilización. Por ejemplo, es interesante la parte en la que la diosa Ishtar envía a Enkindú a matar a Gilgamesh, por ser tan chulo y descreído. Enkindú es un salvaje, que vive en el monte, con los animales...

Espera, que copio el extracto:

«[... ] Gilga[mes... ], Hay un hombre [que ha venido de las colinas], (30) El más poder[oso de la tierra; vigor tiene]. Como la esencia de Anu, tan tremendo es [su vigor]. [Siempre] recorre las colinas, Siempre con las bestias [se nutre de hierba]. Siempre [planta] los pies en la aguada. ¡Tan espantado estoy que no oso acercarme a [él]! Cegó las hoyas que [yo] había excavado, Destrozó mis trampas [que yo había puesto], Las bestias y las criaturas [del llano] Hizo escapar de mis manos. ¡No permite que me dedique a la caza!»
(40) Gilgamesh le dijo, [a]l cazador:
«Ve, cazador mío; lleva contigo una ramera. Cuando abreve los animales en la aguada, Se quitará el vestido, mostrando desnuda su madurez. En cuanto la vea, a ella se acercará. ¡Le rechazarán las bestias que crecieron en su estepa!»
Fuese el cazador, llevando con él una ramera. Emprendieron el camino, yendo rectos en su dirección. Al tercer día al sitio indicado llegaron. El cazador y la ramera se sentaron en sus lugares.
(50) Un día, un segundo día, estuvieron sentados, junto a la aguada. Las bestias salvajes llegaron a la aguada a beber.

( Tablila IV)
Las criaturas pululantes llegaron, deleitándose su corazón en el agua. En cuanto a él, Enkidu, nacido en las colinas - Con las gacelas pasta en las hierbas, Con las bestias salvajes se abreva en la aguada, Con las criaturas pululantes su corazón se deleita en el agua -
La moza le contempló, al salvaje, Al hombre bárbaro de las profundidades del llano:
«¡Ahí está, oh moza! ¡Desciñe tus pechos, Desnuda tu seno para que posea tu sazón! ¡No seas esquiva! ¡Acoge su ardor! En cuanto te vea, se acercará a ti. Desecha tu vestido para que yazga sobre ti. ¡Muestra al salvaje la labor de una mujer! Le rechazarán las bestias salvajes que crecen en su estepa, Cuando su amor entre en ti».
La moza libertó sus pechos, desnudó su seno, Y él poseyó su madurez. No se mostró esquiva al recibir su ardor. Desechó su vestido y él descansó en ella. Mostró al salvaje el trato de una mujer, (20) Cuando su amor entró en ella. Durante seis días y siete noches Enkidu se presenta, Cohabitando con la moza. Después que (se) hubo saciado de sus encantos, Volvió el rostro hacia sus bestias salvajes. Al verle, Enkidu, las gacelas huyeron, Las bestias salvajes del llano se alejaron de su cuerpo. Sorprendióse Enkidu, su cuerpo estaba rígido, Sus rodillas inmóviles - pues sus bestias salvajes habían huido.
Enkidu hubo de aflojar el paso - no era como antaño Pero entonces tiene [sa]biduría, más [am]plia comprension. (30) Volvióse, sentándose a los pies de la ramera. Mira a la cara de la ramera, Atento el oído, cuando la ramera habla; [La ramera] le dice, a Enkidu:
«¡Tú eres [sabio], Enkidu, eres como un dios! ¿Por qué con las criaturas silvestres vagas por el llano? ¡Ea!, deja que te lleve [a] la amurallada Uruk, Al santo templo, morada de Anu e Istar, Donde vive Gilgamesh, perfecto en fuerza, Y como un buey salvaje señorea sobre el pueblo».


Interesantísimo, está narrando el encuentro de dos culturas: un salvaje, un cazador paleolítico, y un pastor (neolítico), en los inicios de la primera civilización de la Historia, Sumer.

E incluso podemos soñar que lo que nos cuenta el cuento es aún mucho más antiguo: el encuentro entre dos especies que coexistieron en un lapso de tiempo, el Homo Neandertal y el Homo Sapiens.

También es muy curioso cómo se introduce al salvaje en la civilización: a través del sexo, del mestizaje entre ambos linajes. Existen cuentos gallegos en los que también el ser de los bosques (mouros, trasnos, fadas...) se hace humano a través de la relación carnal con un humano.

Como el lobo que preña a la perra y los cachorrillos ya nacen en casa y son domesticados.

¿Puede que este cuento no esté contando que hubo hibridación entre Neandertales y Sapiens? Sé que es mucho decir, de eso ya hace 30.000 años, y el origen de este cuento no se ha podido rastrear más allá de 4.500.

Bueno, que me enrollo.

Un fuerte aplauso para WenMusic. Convendrá el respetable que se lo ha ganado con creces.

PLAS PLAS PLAS PLAS.

Bueno Wen ahora...¿de qué color quieres el esclavo? ¿Con hipoteca a tipo variable o con orden de expulsión?

picapiedra dijo...

Acojonante. Y dice que no conocía la obra ¿por dónde has comenzado a buscar wenmusic? Totalmente de acuerdo en lo de cabroncete.

pilar dijo...

¡joderrrrrrrrrrr!

wenmusic dijo...

¿Por donde comencé? Ni me acuerdo. Busqué tanto que tenía el desplegable de autocompletar lleno. Cogí frases sueltas del fragmento y las busqué, pero los de Google esta vez fueron rápidos indexando la entrada de mendigo, y siempre salía como primer resultado. El resto, paja. Así que me decidí por quedarme con palabras clave y usar sinónimos o cosas que pudieran tener un sentido parecido.

La frase clave fue: "Nunca alcanzarás aquel destino inmortal que anhelas", pues cosas parecidas se repiten más veces en la obra, y de esta manera encontré un foro en el que habían puesto un fragmento en el que se decía algo parecido, aunque nada exacto. Así que cogí el título de la entrada del foro, me fui a la wiki y encontré la entrada de Gilgamesh. Leyendo de qué iba, ya estaba seguro de que era lo que buscaba (además de la pista del nombre que empezaba por G...).
Pero eran muchas tablillas por las que buscar el fragmento, así que me fui al poema de Gilgamesh (entrada en la wikipedia distinta a la propia del personaje). Allí había un recuadro amarillo que para mi suerte contenía esto:

"¿A donde vas, Gilgamesh?
La vida que tú buscas
nunca la encontrarás.


Tablilla X, columna 1"

Por lo que en este enlace ya sabía a donde tenía que ir. Click en la tablilla X, búsqueda rápida con el buscador del navegador y ¡Bingo!

La mente retorcida de mendigo ya puede estar contenta de una cosa, me ha tenido un buen ratillo dándole al cogote, cosa que no es para nada mala, y ya he aprendido algo nuevo.

El mendigo dijo...

¿Cómo que cabroncete? Si soy un pedazo de pan. ¡Os lo puse en bandeja!

A ver ¿dónde he mentido? Dije que era un hito en la historia de la literatura. Y tanto, es la primera obra literaria.

Dije que el párrafo representaba el tema principal de la obra: el intento de Gilgamesh por ser un Dios.

Qué más...ah! Que comenzaba por G.

Soy más bueno que el arrebañar los huevos fritos! Así que, no os quejéis!

La verdad, es que también he disfrutado con el camino que ha seguido Wen. Mola, sabe buscar.

Por cierto, a ver si os curráis concursetes chulos vosotros, para que yo también pueda participar.

Unha aperta!