12 de noviembre de 2008

Abolición de las corridas de toros

Como os habréis enterado, se ha puesto en marcha una campaña para abolir las corridas de toros en Cataluña. Se necesitan 50.000 firmas para llevar esta cuestión al Parlament.

No es que sea un tema importante, habiendo gente que sufre. Es más una cuestión de dignidad, de mostrar al mundo que ya hemos salido de la caverna.

Lástima que la prohibición de corridas de toros se proponga sólo para Cataluña. En Euskadi ya existe una ley que no permite la entrada a menores de edad, por considerarlo un espectáculo cruel que puede influir negativamente en el desarrollo emocional de un niño (como es normal, pues acostumbrar a un niño a disfrutar con la tortura y el sufrimiento, aunque sean de un animal, no es la mejor de las enseñanzas).

En Galicia también existen movimientos para la supresión de este espectáculo lamentable:
Galicia mellor sen touradas

La verdad, me jode la iniciativa de los polacos. Yo que pensaba que por una vez, Galicia iba a dar una lección de civilización al resto del Estado español, siendo la primera en prohibir la tortura animal festiva, pero se nos han adelantado.

Recordar que la tauromaquia es absolutamente ajena a la cultura gallega. Sólo dos ciudades cuentan con plaza de toros: Pontevedra y Coruña. Las dos ciudades más pijas y señoritingas de Galicia. Es una costumbre importada a Galicia en tiempos recientes por los inmigrantes mesetarios de la clase alta (oficiales, notarios, médicos...), costumbre que, como todas, fue seguida a pies juntillas por la miserable pequeñoburguesía siempre acomplejada de su origen gallego.

Los PTVs (pontevedreses de toda la vida), con algunos coruñentos y ferrolanos, deben ser los únicos gallegos que pueden ir a Castilla y conversar sin que su acento les delate. Si tanto esfuerzo pusieron en perder su idioma hasta eliminar el menor deje o entonación gallega...¿cómo no iban a aceptar costumbres menos traumáticas como la de engalanarse para aplaudir la burla, tortura y muerte de un animal? Y si en vez de toro, fuera un labrego el que fuera burlado y torturado en la plaza, aún aplaudirían con más fervor.

Los PTVs son españoles con la furia y la vehemencia de los cristianos nuevos. No se les vaya a notar que son judíos...



Pues eso, que enhorabuena a los polacos. A ver si cunde el ejemplo y se elimina una práctica que nos avergüenza ante el mundo.

3 comentarios:

wenmusic dijo...

No seré yo quien niegue lo señoritos que son en esas urbes... Ahora bien, cuando intentan disimular el acento les queda mucho peor. No suelen conseguirlo como comentas.

wenmusic dijo...

De todos modos lo más importante es que nos lo propongamos de forma sólida, da igual que no seamos los primeros. Pero que se consiga.

El mendigo dijo...

Sí, desde luego.

Lo de ser los primeros era una broma. Bueno, o quizá no tanto. Creo que Galicia tiene que creerse, ella misma, que ya ha salido de la caverna. Demostrárselo a ella y al mundo.

La abolición de las corridas de toros sería una buena forma de mostrar una Galicia nueva.