4 de noviembre de 2008

Bodegón














Por cierto, la seta es una Macrolepiotas proceras, llamada choupín o cogordón por estas tierras. Después de las fotos, hice un revuelto con ellas...que tenía un insoportable sabor. Las setas, como los moluscos, son muy sensibles a la contaminación, y almacenan muchos tóxicos en sus tejidos, muy especialmente los metales pesados. Supongo que alguna de estas setas (era una en concreto) asimiló algún herbicida, plaguicida o mierdicida que hubieran echado, y de ahí su mal sabor.

Si ya no puedo ni ir a coger setas...

:(

6 comentarios:

Raíña Loba dijo...

Mira que son guapos "os choupís" y cuanto más chiquitos más bonitos. Lástima que esta vez no estuviesen ricos.

Te ha quedado muy chula la composición, aunque creo que has tenido ayuda :p

El mendigo dijo...

Bueno, mi vieja ya pintaba bodegones cuando yo no era ni un proyecto.

De todas formas, a mi gusto, la segunda queda excesivamente recargada. Prefiero la primera, desde luego (para eso es la que compuse yo).

Campurriana dijo...

Me gustan ambas. La primera por la sencillez y la segunda por ese homenaje que brinda a los bodegones de antaño...

Felicidades a los culpables de esta exquisitez.
;)

picapiedra dijo...

Aunque ambas me atraen, la variedad de texturas y colores hacen que me decante por la segunda. Estoy jugando con granos maiz en una mano mientras con los dedos de la otra acaricio almendras. En la boca explota el sabor de las uvas. Ella me regala una rosa roja. Es mi premio. La quiero ;-)

El mendigo dijo...

Gracias campu!

No estoy muy conforme con ninguna. Sobra orden, sobre todo en la segunda. Creo que sería mejor dar una patada a todo y luego fotografiar cómo ha caído.


Picapiedra, ya sabes que si te mola alguna de ellas, sólo tienes que pedirlo y te la paso a tope de resolución.

picapiedra dijo...

Sí, recuerdo haberlo leído en otro hilo de comentarios. Lo tendré en cuenta, compi.