29 de enero de 2008

Cambios




Estaba leyendo un libro muy interesante: Homínidos, las primeras ocupaciones de los continentes, escrito por gente que ha excavado en Atapuerca y dirigido por E.Carbonell.

Un párrafo, especialmente inspirado, dice así:


Finalmente, la capacidad de supervivencia de los humanos durante el Paleolítico (2,5Ma BP - 10ka BP) fue enorme, ya que atravesaron cambios climáticos de todo tipo (varias glaciaciones e interglaciares). Este hecho implicó adaptarse a los nuevos paisajes nacidos de los nuevos climas y/o emigrar a zonas más benignas. De hecho, su nomadismo fue un factor favorable, ya que hoy en día un cambio climático provocaría efectos desastrosos en nuestras sociedades, en parte por la inmovilidad que suponen las fronteras políticas.

3 comentarios:

Campurriana dijo...

He recordado con tus palabras una entrevista que leí hace tiempo, en la que un científico señalaba que el cambio climático iba a provocar migraciones hacia la costa, que eramos demasiados y que sobreviviría sólo una pequeñísima parte de la población. Y es que somos demasiados...
No se trataba de "el que fue el próximo presidente de EEUU".
A ver si la encuentro y te la paso...
Me ha gustado esta entrada también, Mendiguiño.
Esa triste nostalgia que desprende este texto ojalá nos hiciese pensar a todos más, porque parece que nos olvidamos de que somos animales, un poco más listos o mucho más tontos, pero animales al fin y al cabo...
:)

El mendigo dijo...

Estoy de acuerdo, campu.

Al final, el gran problema del mundo es que...somos demasiados. El planeta ya no puede con todos.

Antes, las enfermedades y la malnutrición mantenían nuestra demografía a raya. Pero hemos vencido a la naturaleza. Una sequía no nos hace morir en el primer mundo: tenemos créditos agrícolas. Nuestras casas son fuertes, una helada sólo supone un gasto mayor de energía...

Resultado: somos demasiados, y cada vez somos más; y por exigencia moral, no podemos dejar morir a los que ya han nacido. Pero esto es una progresión geométrica que sólo se detiene a golpe de catástrofe demográfica.

Habría que aplicar un poco más de responsabilidad a los países más pobres, así como a los putos clérigos de todas las religiones que siguen claman "procread y multiplicaos". Bien, ya lo hemos hecho. Ahora qué?

Es el absurdo de seguir religiones de hace milenios...en el s.XXI

picapiedra dijo...

¿Os imagináis a los ejercitos en las fronteras masacrando a quienes quieran refugiarse en otros sitios? ¿Y a los ejércitos de los desplazados enfrentándose a ellos? Joder, parece una mala peli de desastres naturales y supervivencia tras la nada.