8 de noviembre de 2007

La Creación y el Creacionismo



En la niñez de las civilizaciones, Dios lo ocupaba todo.

Según el conocimiento del hombre fue aumentando, Dios fue refugiándose en las sombras que dejaba la luz del conocimiento.

Benjamín Franklin le quitó el poder de chamuscar con rayos a cuanto pecador se encontrase en su camino, al dar explicación a este fenómeno meteorológico.

Las enfermedades, antes monopolio de Dios para castigar a impíos o poner a prueba a los santos, pasaron a ser cosa de unos bichítos minúsculos a los que se llamó bacterias, y unos aún menores que son los virus.

Los terremotos, con los que Dios aterrorizaba a los humanos que, muertos de miedo, iban en tropel a los templos a implorar perdón por sus pecados...resulta que eran cosa de la tectónica de placas.

Las sequías, son culpa de "El Niño" y en adelante, también del CO2. Luego las rogativas, amenazando con tirar al santo al cauce del río si no llueve, pasaron de moda desde que existe el Meteosat.

Y ni el Sol necesita de la mano de nadie para salir, ni esta mano deja de actuar cuando ocurre un eclipse.

Y, después de esto...¿dónde está Dios?

La Biblia, y sobre todo sus libros más antiguos, es un libro tremendamente interesante...si lo tratamos como lo que es: un libro que recoge la tradición oral religioso-épica de un pueblo semita. En concreto, el Génesis, es una mala traducción del mito sumerio de la creación, mucho más antiguo (y bello en su versión original).

Si nos lo tomamos en serio, llegamos a los más espantosos absurdos. Veamos el mito de la Creación:

Dios crea al hombre y luego a la mujer (cuando en la versión original es el hombre el que es creado, como es lógico, de la primera mujer).

Adán y Eva

Tienen dos hijos: Caín y Abel.

¿y? ¿Cómo sigue la historia? ¿Cómo hacen para perpetuar la especie?

Opciones:

a) Caín y/o Abel se follan a su madre, con lo que Dios les obliga a cometer incesto para perpetuar la especie.

b) Adán y Eva tienen más hijas. Con lo que Caín, Abel y Adán tienen que follar con ellas para que la historia de la Humanidad no acabe nada más comenzar. Más incesto.

c) Cualquiera de estos cuatro se habría tenido que aparear con algún animal lo suficientemente próximo genéticamente (¿homínidos?) para poder tener descendencia y que ésta fuera fértil. Aún peor: bestialismo.

Esta hipótesis está detrás de muchas leyendas en diferentes culturas como el mito de Lilith. Me parece fascinante por lo que pueda haber detrás, quizá el recuerdo antiquísimo de lo que ocurrió hace cientos de miles de años (¿neanderthales y sapiens?).


Pero no, no tenemos que escoger nada de ésto. Se supone que Dios nos hablaba en clave, que era una licencia poética y el nunca creó nada, ni con arcilla, ni plastilina, ni ostias.

Como ya el Vaticano, a fuerza de reconocer lo evidente (no se pueden ignorar miles de hallazgos y dataciones precisas que desmienten tajantemente el creacionismo), asume la Teoría de la Evolución de las Especies, esto es, que somos descendientes de una línea evolutiva de homínidos que se desarrolló en África y colonizó el mundo entero tras varios intentos fallidos (homo ergaster, homo habilis...). Vamos, que nuestro padre no es Dios sino un mono, lo que tanto les jodía digerir a los obispos de aquella época.


Y lo que más le jode a algunos: por medio del estudio del ADN mitocondrial, que se transmite de madres a hijas, podemos asegurar que todos descendemos de la misma mujer que vivió un día en lo que ahora se conoce como Etiopía. Esto es: Eva era negra (son los bosquímanos el linaje genético con más mutaciones y, por lo tanto, el más antiguo).

Asumido esto, las religiones (las más creíbles, también hay quien niega la mayor y sigue diciendo que si Dios dice que es de día, es de día, por mucho que veas la Osa Mayor, la Menor, Perseo y Escorpio). Las religiones, decía, han reculado y ya no defienden que Dios crease al hombre directamente, sino que le infundió el alma en un momento del proceso.

Así, podemos trazar una nítida línea divisoria entre los hombres con alma, que pueden salvarse y disfrutar de la vida eterna...y los animales que, aun siendo un diferencial menos humanos que los siguientes, no son más que polvo que se llevará el viento de la historia.

Supongamos que se la infundió a todos al mismo tiempo, porque de habérsela infundido sólo a uno, ya sabemos que tendría que recurrir al bestialismo para perpetuar la especie. Y la cópula de un ser animado (es decir, con alma), un hombre, con un animal...¿da otro ser con alma? ¿Sólo tiene media alma?

Bien, supongamos que el alma fue infundida a varios individuos de diferente sexo a la vez. ¿A cuales? ¿A los más listos de la clase? ¿A su pueblo elegido? Y a los otros, que seguro que eran o nabateos, o filisteos, o egipcios, o palestinos...que les den morcillas. Para ellos Yahve no tenía almas, ni ahora tiene agua, ni electricidad, ni trabajo ni derecho a formar un Estado.

Luego también por este camino llegamos al absurdo.

Además, la arqueología nos aporta evidencias de que el proceso evolutivo humano es un continuum en el que a la bipedestación le sigue el uso de materiales cogidos de la naturaleza (hay especies animales que también lo hacen), luego empezamos a modificar esos materiales para hacer herramientas (lo que requiere tener la imagen del futuro útil en la cabeza), luego pasamos de los burdos choppers a los bifaces, donde empezamos a tener nociones de la simetría, luego empezaron las primeras decoraciones en materiales muebles duraderos, luego...luego...estamos en la nanotecnología.

Ninguna de estas etapas se manifiesta como un escalón, un salto cualitativo en el que pudiéramos suponer que al mano le ha entrado, así de sopetón, el alma; sino como un progresivo desarrollo de las capacidades intelectuales de nuestros antepasados hasta llegar a...a...el mascachapas que le pega una patada a traición a una niña en el metro. Lamentable.

Tampoco es sostenible que Dios haya ido poniendo el alma a poquitos, a gotitas. A este monito, le pongo un alma chiquitita, luego un poquito más grande para que sea capaz de tenerse en pié, luego...no, el alma o se tiene o no se tiene. Y examinando la evolución de nuestra especie no podemos determinar ningún hito temporal en el que podemos poner a un lado "monos" y en el otro "hombres". No existe tal frontera, las evidencias arqueológicas nos indican que es un proceso continuo, que empieza con las cadenas de aminoácidos capaces de duplicarse y termina con nosotros. Si tenemos alma, también los virus, las algas verdiazuladas y demás parientes la tienen. Y si no le podemos encontrar el alma en un protozoo, tampoco nos ha llegado en ninguna parte del proceso.

En resumen: la evolución humana es un continuo despertar de las cualidades intelectivas, en las que no se aprecia ningún salto cualitativo que lleve a pensar que Dios ha insuflado el alma en ese homínido.


¿Por qué me centro tanto en la creación?

Porque la mayoría de las culturas tienen un mito de la creación, en el que un Dios (generalmente suele ser el de mayor rango) crea a la humanidad. Generalmente no a toda la humanidad, sino sólo a su pueblo, su tribu. Los demás son hijos de otros dioses o demonios, son subhumanos, son...palestinos.

Si negamos que haya un Dios que nos haya creado, y de no hacerlo caemos en el inevitable absurdo; si ya no somos hijos de un Dios ni a Él le debemos, aunque sea indirectamente, la existencia; nos estamos cargando el gran pilar que sostiene todas las religiones teístas que en el mundo han sido.

Es normal. Hasta bastante lógico que haya religiosos que aún defiendan el creacionismo: asumir que Dios no nos ha creado, no es demostrar la inexistencia de Dios...pero casi, casi. Si asumir la evidencia te lleva a colgar los hábitos y reconocer que todo lo que decías es una patraña...o reformulas toda tu doctrina para hacerla compatible con los descubrimientos científicos o...niegas la mayor, le pones al burro las orejeras para que no vea más que el camino que tú le dictas, y tira pa'lante con el mayor desparpajo. Eso es lo que están haciendo evangélicos y demás basura creacionista.


Pero...

Si no manda terremotos, ni inundaciones, ni rayos...si no provoca enfermedades ni sequías. Si ni tan siquiera creó el mundo, que también nuestra querida Tierra ha evolucionado.

Si no nos creó...

¿Dónde coño está Dios?

Escondido, acosado, agazapado en las últimas sombras del conocimiento humano. Su función es la del maestro pirotécnico que enciende la fenomenal traca del Big Bang. La del niño inconsciente que deja caer una bolita de nieve ladera abajo.

¿Y mañana? ¿En qué esquina estará refugiado?

El Aquinate sigue imbatido, en su negación del proceso ad infinitum.

El motor inmóvil.

Genial en su simplicidad.

Es increíble como ese cerdo misógino pudo elaborar una teoría tan perfecta que, por mucho que la humanidad avance, iluminando cada vez más lejos, más atrás, más profundo, hasta el momento primigenio...siempre sitúa a Dios un paso más atrás.

Es la petición de principio. Dos rectas paralelas se cortan, si: en el infinito.

Hasta ahí perseguimos a Dios con la esperanza de matar al fantasma, de descubrir que en ese rincón oscuro del cuarto no había nada...y no era un cuarto sino un largo pasillo, y al final...tinieblas.

Maldita sea sea la linterna, que por mucho que ilumino a mi espalda, siempre la luz es engullida por las sombras. Maldita e inútil, que cuando enfoco lo que tengo delante, al final sólo veo...tinieblas.

10 comentarios:

javierM dijo...

Virgencita... El día que el Opus Dei vuelva al poder yo me se de uno que habrá de salir exiliado con su furgoneta...

Cuanta herejía!!!. Que si incesto, que si bestialismo, y ya no hablemos de las referencias al "dejad que los niños se acerquen a mí", que según en que contexto puede ser considerado como pedofilia, por no contar esa parte siniestra donde el mesías se va de putas y vuelve enamorado...

Lo dicho. Toda una carga de profundidad en las preguntas que ningún hijo de dios, español y decente, habría que hacerse, porque llegar a pensar en acostarse con tu madre, !!Jesúsmaríayjosé!! o con un ser inferior como podría ser la chacha ecuatoriana que todo opusino tiene (trabajando en negro, claro), es que es muy fuerte.

Usté señor mendigo no tiene alma. Ya se lo digo yo para que no la busque. Porque sólo un ser sin alma se le ocurre discutir donde está dios. ¿No dice que se ha leído la biblia?. Pues ahí lo dice muy claro: en todas partes.

Léase bien el libro, a ser posible algo fumado para entenderlo completamente. "Y al séptimo día descansó". Lo que no dice el libro, porque se sobreentiende, coño... es que no volvió al trabajo porque en su sabiduría infinita o bien descubrió que lo que estaba haciendo era una gran cagada como modelo de humanidad y se fue a ensayar con otros mundos donde perfeccionarse, o mejor se autotocó una primitiva de 17 millones de euros y fundó el caribe, donde pasa los días entre palmeras, mojitos y mulatas, que también descienden de eva pero están para mojar pan.

El mendigo dijo...

Hay que destruir las religiones. Todas. Al menos todas las religiones teístas. El Budismo, el Sintoísmo, Confucionismo...son religiones contemplativas, que no precisan de dioses o al menos que éstos no son la parte fundamental en la salvación (aunque los sacerdotes hayan elevado al Gautama a la categoría divina).

Hay que machacar las religiones, hundir sus mismos cimientos, si queremos liberar a la humanidad de su opresión.

Dios vive, ciertamente. En la cabeza de los que creen en Él. Y provoca efectos muy reales: guerras y crímenes sin cuento. Todo crimen es leve si en el otro platillo de la balanza ponemos al Ser Supremo. Si existe Dios, el ser humano no vale nada a su lado. Cualquier crimen atroz, el atentado de Omag, los cercanías de Atocha...son poca cosa si lo manda Dios.

Dios es la excusa, la cohartada perfecta para el asesino. In God we trust.

Dios es pues muy real. Hay que matar a Dios.

¿Cómo? Una de las grandes armas de nuestro pensamiento: la burla. Tomando sus doctrinas en serio y continuándolas hasta su reducción al absurdo.

Es necesario destruir las religiones. Borrar de las mentes toda el miedo y la superstición que durante milenios han infundido.

Puede que, una vez derribados los templos y recolocados los sacerdotes y demás charlatanes en alguna actividad productiva...aún quede algo. Un ente perfecto, un ser supremo, aquel no está, como nosotros, sino que Es.

Como dije hace tiempo: no tengo ni puta idea de si Dios existe o no existe. No puedo ni demostrarlo ni negarlo.

Ahora, el Vaticano ciertamente existe. La Conferencia Episcopal existe. La COPE existe. Existe los imanes y los mujaidines, existen rabinos, telepredicadores y gilipollas de túnica azafrán.

Hay que acabar con toda esa basura idólatra para que el género humano pueda ser libre.

campu dijo...

A medio peldaño ¿por encima? de las gallinas...ahí estamos los ¿humanos?, Mendiguiño...
Una frase parecida he escuchado por ahí y se me ha quedado grabada...
Creo que ya se están considerando ciertos cambios. Antes era un peldaño.
Vamos, que dentro de poco tenemos un gobierno con plumas...
Lo cierto es que en muchas ocasiones, y se demuestra en cada momento, todos estos prejuicios y creencias convierten al creyente en un preso de sí mismo. Por otra parte, la religión a veces supone ese apoyo que otras muchas personas necesitan para vivir...y que, según ellas, realmente les ayuda creer en que existe algo más allá de la muerte...una justicia infinita, como diría alguno que yo me sé...Quizá una debilidad, pero si ayuda a algunos a ser más felices o menos infelices...¿A costa de qué?. Bueno, eso ya es otro cantar...
Hay de todo en esa viña, pero yo soy de las que creo que lo que tenemos es lo que vemos, y que es aquí donde vamos a disfrutar y a sufrir...así que, por favor, lo que deseen hacer no lo dejen para el Reino de los Cielos por si acaso...
Y sean buenos en la medida de lo posible, por si acaso también...

El mendigo dijo...

Tupendo. Las religiones ayudan a sobrellevar la vida. También hay quien se mete jaco en vena para lo mismo.

flor de un día dijo...

Me gusta. Creo que te está gustando lo de prehistoria. Vaya, a parte de saberlo de buena tinta porque me lo has dicho y porque te conozco (suerte que tiene una).
Y las tinieblas... Preciosas y horribles. Esa foto es realmente hermosa.
Lástima que sabiendo que, por mucho que nos disguste, lo único que vamos a conseguir todos es llegar a ellas, no intentemos sacar claridad a nuestras vidas y a todo lo que nos rodea. Y sobre todo, dejar vivir en paz, sin meter más creencias absurdas a los que ya de por sí (sobre)viven a duras penas. Los cuentos de miedo, las fábulas, los mitos... para amenizar están bien. Las historias pueden ser creadas y estudiadas y dar pie a un sinfín de cosas bellas. Pero si sirven para crear aún más confusión y temor en todos nosotros, criaturas desgraciadas hasta el fin de nuestros días, mejor que nadie jamás hubiera nacido.
Si ya vivimos en un valle de lágrimas, porqué no dejar que nuestro riíto lacrimoso vaya plácidamente (con sus piedras, sus meandros y sus caídas al vacío por inmensas y temibles cascadas) a dar al mar?

El mendigo dijo...

La foto...no me atrevía a meterla con las demás, porque al fin y al cabo no vale gran cosa...pero me encanta.

Subiendo, subiendo, nos metimos en este puré de guisantes. Era maravilloso ver como el camino desaparecía engullido por la niebla unos pasos más hacia adelante. El silencio era absoluto, y cuando pasaba un pájaro, parecía que había pasado una ambulancia con las sirenas puestas.

Cuando estábamos arriba de todo, en el Port de la Pierre de Saint Martin, saqué unas fotos de un caballo. En cuanto daba unos pasos ¡hop! se desvanecía en la niebla. Sabías que estaba ahí, oías sus dientes arrancando la hierba, estaba a sólo unos metros...pero no lo veías. Era como un truco de magia!

La misma furgo, cuando volvía...no la encontraba, y eso que estaba al lado de la carretera. Ya ves, un bicho tan grande y to rojo. Cuando de repente, un paso más y...voilà, apareció a unos pasos.

Y bueno, lo del trailer de frente ya te lo conté. Y eso que era mediodía de un día despejado. Estuve tentado de no seguir camino, porque no veía nada y era un puto precipicio. Pero claro, si dejaba caer la tarde, sería mucho peor.

Pos eso, que nieblas muchas, pero como la de ese día nunca. De tan espesa parecía que pudieras masticarla.

wenmusic dijo...

En cualquier caso lo que importa es que la pintura es bellísima... :-P
Dios está obsoleto en el mundo occidental; hoy en día con el capitalismo y consumismo llevados a su máxima expresión ya no es necesario Dios para controlar a la plebe.

Campurriana dijo...

Pues a mi la fotografía me encanta...ya sabéis, esos paisajes tétricos que son capaces de trasportar a uno a esos lugares, en los que transcurrían las historias de los cuentos más asombrosos...
Aun recuerdo esa vieja fábrica, Raiña...
:)

Jorge el Curioso dijo...

Bueno, bueno.... en algunos de tus post me preguntaba, ¿Que tanta saña con la religión? y bueno, ahora veo porque.... Destruir las religiones...Hummm....

Yo siempre he pensado, y lo defiendo, que el problema no es la religión. El problema es el fanatismo (no solo en la religion, por supuesto). Porque entonces, ya no somos nosotros los que pensamos, sino que "pensamos" lo que se nos manda pensar....

Yo, como ya te lo mencione con anterioridad, fui bautizado en la iglesia católica, pero como tambien mencionaba, actualmente no se que tan religioso sere (y esto lo digo, porque me di cuenta, que por mencionar eso, me metes a la iglesia hasta en un post acerca de politicos)....

Estoy de acuerdo contigo en muchos aspectos. Aunque sea católico, no puedo aceptar muchos de los dogmas, empezando por el de la creación. Por supuesto que me hize algunas de las interrogantes que tu planteas acerca de este tema...y llegue a conclusiones parecidas, que me parecieron de lo más absurdo...por lo tanto, no puedo creerlo....

Pero, tampoco llego al punto de que hay que destruir a la religión. Si alguien quiere, pues que no crea en nada, pero que deje a los demás en su derecho, no????

Es decir, soy LIBRE como para, si un dia, decido que no quiero creer más en Dios, lo hago, y punto.

Entonces, si cada persona posee esta libertad, no importa que hayas sido bautizado en una religion, secta o lo que sea, pues total, no fuiste tu... y lo único que importa es lo que tu elijas....Por supuesto, siempre y cuando puedas ver mas alla....

Pero lo de destruir la religion, es una idea tan absurda, que no se como no me rio de semejante ocurrencia...

¿El problema será Dios?

No chico, no es nada de eso, el problema de los males de este mundo somos nosotros mismos...

Yo tampoco puedo demostrar que Dios existe, o no. Pero si se que creo en el, y esa es mi apuesta....total, si pierdo, ¿Que pierdo? si igual ya estaria muerto, y si hay algo más alla de toda comprensión humana (ya lo decian, "Toda la sabiduria humana, no es mas que locura ante Dios") pues que bueno, crei y ahi esta...

Asi que apoyo y defiendo que en las religiones se encuentren ilogicos y absurdos, porque, despues de todo, son personas las que las dirigen...

Pero,si las personas quieren pertenecer a una, que lo hagan... total, SON LIBRES... tanto de acertar, como de equivocarse,,,pero esa ya es cosa de cada uno....

Por otra parte, me pregunto que tanto ahondas en otras partes...me parece que no mucho...

Y es por eso el motivo del comentario. Porque las ideas, opiniones y expresiones de alguien que tiene un punto de vista (muy radical, pero uno a la larga) no las puedo aceptar...

Para que sea algo critico de verdad, necesita verse desde muchos puntos de vista...porque si no, estas limitando tu horizonte... y no podrás ver mas alla...


Humm...la palabra pendejo, no se si es mexicana (perdona si mi limitado pensamiento no dio mas que para producir esa idea, pero no se me ocurre otra) pero no, no soy mexicano, naci en Guatemala...

Y con lo de que las naciones del "1er mundo" explotan a las demas, lee algunos libros, querido amigo, y encontraras que la idea de que "los ricos explotan a los pobres" es una idea tan estupida..., porque si no te has dado cuenta, es al reves...por supuesto, no es facil de entender...ni al alcance de la comprension de todos...asi que te devuelvo el saludo:

"Gracias por dejarse explotar"

Saludos chico...

El mendigo dijo...

No confundas los términos.

En ningún momento afirmo que haya que impedir a nadie profesar tal o cual fe. Cada quien es muy libre de creer en lo que le plazca, y no quiero mermar esa libertad.

Ahora, quiero utilizar mi palabra para destruir las religiones. Ello no obliga ni coacciona: sólo el que vea que hay coherencia en lo que digo, me hará caso. Si no convenzo al que me lee, puede seguir con sus supercherías.

Dices que el problema no es Dios. No claro, porque no existe. El problema es la ignorancia, la necesidad de crearse un Dios para dar explicación al mundo.

EL creer una falacia puede ser un lenitivo contra el dolor de vivir, y puede ser hasta útil (el opio del pueblo); o puede ser trágico porque, como he dicho antes, la vida humana nada vale al lado de la voluntad de Dios. Por lo tanto, matar a diez, cien o mil viene a ser lo mismo: un infinitésimo comparado con el Ser Supremo.

Pero vamos, que ese criterio se puede aplicar a otras mentiras, como la Patria, la Iglesia, el Estado...

Morir y matar por una idea, una entelequia...absurdo.



Ahora, para el final. Así que los pobres explotan a los ricos. Quedo obnubilado por tu inteligencia. Putos pobres, cómo se aprovechan de los malhadados ricos. Ay! Pobres ricos! Cuántas tienen que pasar, con estos pobres que los explotan...

Es una pena, porque la contestación te estaba yendo muy acertada. Pero esta toooontería final ha servido para derrumbar todo el comentario.

Pues nada, mi querido guatemalteco. Cuando tu país haya invadido los USA (y abusa) para instaurar una dictadura militar, me avisas.

(que no se lea ésto como un desprecio a Guatemala, que debe ser maravillosa; ni mucho menos a sus gentes, que bastante han tenido que pasar).