20 de noviembre de 2007

Bendita Tú eres...



Transcribo el pie de foto:
Dos jóvenes rezan en 1985 ante los cines Alphaville de Madrid en protesta por la proyección de Je vous salue, Marie, considerada blasfema por ciertos sectores católicos. Foto: María Moreno

El artículo del que saqué la foto, titulado “Los incondicionales de los subtítulos”, parecía ir por otros derroteros: el 30º aniversario de la proyección de películas en VOS en España, opción casi exclusiva de las grandes ciudades (entonces y actualmente) y no muy amiga de la censura.

La foto en cuestión y lo que en ella se muestra tienen una razón algo ajena a los subtítulos. En los cines Alphaville de Madrid , en 1985, se proyectó la película Je vous salue, Marie, de Jean-Luc Godard. Dicha película no fue del agrado de ciertos sectores ultracatólicos y éstos decidieron convocar a los seguidores de la fe a rezar un rosario sin descanso durante los tres meses que duró la proyección.

Nota curiosa (o no tanto): la manifestación tenía como uno de sus máximos cabecillas a Blas Piñar.

7 comentarios:

flor de un día dijo...

Por si alguien cree que le podría interesar, ya que lo he mencionado, el artículo se encuentra aquí.
Otro artículo relacionado con los cines Alphaville, del 2005.

El mendigo dijo...

Gracias!

Cojonuda la foto, nena!

Espero que no te importe que te la haya agrandado hasta 800px. ¿Volviste a bajar la resolución del monitor, cacho cabra?

Te seguiría haciendo la pelota pero...es que te acostumbras. ¿Me dejas meterme un ratito contigo? Venga...un poquito...

Hay un detalle en lo que has escrito que te delata, como a mi cuando hablo gallego con tiempos compuestos.

¿Sabes cual es?

Por cierto, por qué no te curras un día una entrada en catalán? O en francés?

O mejor aún...EN RUSO, CON DOS COJONES!!!

Nadie se iba a enterar de nada, pero iba a quedar la ostia de cosmopolita mi puto chiringo.

XDDDDDDD

Por cierto, el fascismo puede que sea una enfermedad genética. Piñar, Ynestrillas...sus nietos siguen los pasos.

Pese a ser una colaboradora bastante poco prolífica, al menos posteas con mucho garbo. Un besote!

josemanuel dijo...

¿Sabes lo que más me ha llamado la atención del apunte? ¡Recordar que no hace tanto -bueno, sí, fale, veinteaños es la ostia- las películas estaban meses proyectándose en algunos cines! ¡La misma película!
En referencia a los cuervos y sus acólitos, tambien trataron de boicotear películas como "La última tentación de Cristo" y el resultado fue el mismo. ¡Los cines a reventar! Creo que ya han aprendido que cada vez que abren la boca generan una publicidad gratuita que ya no están dispuestos a repetir. Si algún director quiere que la iglesia católica le haga publicidad ¡que pase por caja! Bueno, o cepillo. Es igual.
La foto de "dos vírgenes" entre un 127 y un 850 es de antología.

El mendigo dijo...

Es buenísima, es verdad.

Y qué quieres que te diga, a mi la beata de la derecha, me pone.

flor de un día dijo...

Madre mía! Lo que no te ponga a ti...
XDDD
:p
¿Y qué le pasa a la de la izquierda? Que si enseña las rodillas ya no va lo suficientemente recatada, como debería?
Eso de que no están dispuestos a repetirlo... De lo del código da vinci no hace tanto. Qué hartazgo! Se me quitaron las ganas de leérmelo, incluso! Y mira que los cátaros siempre me han llamado la atención, eh? Pero... Ni gaaaaaaaanas!
Y hablando del cepillo eclesiástico. Me sorprendió muchísimo algo que me pasó cuando estuve visitando hace poco una iglesia en la que había un torso de cristo tallado en madera policromada, del románico. El torso en cuestión formó parte de un conjunto (un descendimiento), y perteneció a otra iglesia, de un pueblo cercano al lugar donde se exhibía. Estaba metido en una caja de cristal y en la parte inferior vi un letrerito que decía "Luz" y un interruptor al lado. Por supuesto, lo primero que pensé fue que habría que meter pelas para que funcionara (venga, deciiiiiiidlo, "cataluuufa"!), pero como me estaba empezando a mosquear de que las fotos me salieran borrosas, me dio por apretar el interruptor. Y cuán grande fue mi sorpresa al ver que la luz era gratis! Oooohhh!!! No entro muy a menudo en las iglesias, más que para sacar fotitos y disfrutar de alguna cosita bonita, pero yo no había visto nunca luces gratuitas... Las fotos, eso sí, aunque no tanto, siguieron saliendo borrosas... :/
Lo de la resolución... Esteeeeeeeee... Y cómo te puedes llegar a imaginar que yo haga algo por el estilo?
...
Vaaaaaaale... La nena volvió a hacer de las suyas y finalmente se cansó y volvió a la forma prehistórica (yo añadiría: la genuina, jiji).
A ver si he encontrado el fallo delator (he cambiado algo que me parece que no estaba bien).
Lo primero que hice fue mirar los "Madrid", a ver si con la guasa que siempre te me llevas le había metido la "t" al final, pero no. Luego, miré las conjunciones "y", que a veces se me escapa la latina ("i"), pero tampoco...
Si no es eso... ya me darás pista. O te reirás un rato más, como gustes ;)
:*

El mendigo dijo...

Pues mira, Pamela Anderson no me pone nadiña. Me parece un caballo. Y la de la izquierda no es porque enseñe más o menos, es que con ese peinado de oveja Dolly ya podía ser Brigitte Bardot...

Más cosas, a ver: el código da vinci no aparecen cátaros (que yo recuerde). Cátaros, o griales, o cruzados, o templarios o la magdalena...si no aparece algo de eso en un libro, no vende. Qué coñazo!

Lo de la luz gratis, me sorprende, la verdad.

En muchas está la cajita para que se ilumine cuando echas la monedita.

Ahora, una cosa que me gusta de las iglesias francesas es que están abiertas. Si quieres un folleto, lo coges y dejar el dinero. Las velas, los misales...todo está al alcance de la mano. Esa confianza me encanta y, desde luego, la correspondo con un máximo de respeto. En cambio aquí, ostia puta, las iglesias cerradas a cal y canto. Acaba el servicio religioso, se cambia la cucaracha, y ya te echa. Y como no coincida que ese día a esa hora haya misa, te quedas sin verla. A joderse! Puag!

En Francia, entramos en una iglesia románica muy chiquitaja que, en vez del mecanismo automático, había un interruptor como los de casa y una cajita de madera con una ranura. Creo que eran dos ouros. Si hubiera querido, le habría dado sin necesidad de dar un duro. Que no lo di, que yo no subvenciono a uno de los pilares de la reacción ni con un céntimo, pero tampoco le dí al interruptor. Me gustó el voto de confianza y por mis cojones que lo iba a respetar.

De todas formas, prefiero sacar las fotos con la luz natural que entre (aunque esa iglesia, del s.X, maciza como el puto cubo de rubik, con un par de aberturas, rajitas como coños de beata...mucha luz natural no tenía, no).


Más cosas: Si el torso estaba en una caja de cristal, muy dificilmente te puede salir una foto decente. La cámara enfoca el cristal, no lo que hay dentro. Y encima, están los reflejos.

En cuanto al detalle que te delata, ya lo has corregido: "La dicha película...". Eso sólo se diría en castellano antiguo...

flor de un día dijo...

Era una brooooma, hombre! Con lo bonita que era la ovejita!
Lo del librajo, ya dije que no lo leí, pero la trama que se montó el escritor implicaba de alguna forma a los cátaros, no? Bueno, pues si no era asín, perdone usted mi ignorancia...
Lo de la foto. Gracias, me di cuenta de lo que sucedió. En efecto, me salieron unos reflejos preciosos. Ahora, el santo cristo ni de guasa. Se ve, porque era bastante grande, pero quedó borrosillo (no algo tremendo, pero no tan bien como me habría gustado, claro). Probé con la luz natural, pero no salía nadiña, que estaba todo oscurísimo; una piedra con tonos claros, puede, pero un cacho de madera (oscuro) metido tras un cristal... Quizás si me hubiese estado un rato más quién sabe, pero tampoco estaba por la labor.
Lo del dinero... Pues será que vielha (la iglesia donde se encuentra la talla) está cerca de francia y algo se les pegó, nuzè.
Y eso de que estén cerradas, la verdad es que a mí me tiene un rato asqueada. Es una pena. Tener algo tan hermoso, pero tenerlo cerrado a cal y canto...