12 de septiembre de 2007

La Demanda

En plena vorágine post-vacacional y con un cambio de ISP en ciernes, aprovecho para disipar los rumores sobre mi desaparición del universo virtual. Mal que os pese, sigo vivito y tecleando, cagándome en todo y en todos. Motivos no faltarán.

Pero eso será otro día. Hoy prefiero reintegrarme a la actividad bloguera con una entrada amable, agradable y amena: el resumen fotográfico de nuestro paseo por la Sierra de la Demanda.
































































































































































































































































































Foto dedicada a todos los gallegos que aún se creen la mentira mediática de que viven en un paraíso natural, en contraste con la árida y esteparia Castilla.

Tiene premio aquel que me mande la foto de un carballo con un porte similar a los que aparecen en esta foto. Condiciones: a) Que esté en territorio gallego. b) Que no esté dentro de un casco urbano (defendido de incendios y talas), sino en medio de una carballeira.

La foto está tomada en la parte burgalesa de la Sierra de la Demanda, pero podría estar sacada en Cáceres, León, Salamanca, Palencia...en cualquier provincia castellana es fácil encontrar robledales sanos y maduros. En Galicia es muy difícil encontrar ejemplares de más de veinte años: es lo que tardan en arder o ser abatidos para leña.

La situación del monte gallego es calificable de catástrofe natural. Sin embargo, los gallegos siguen vendiendo, muy ufanos, algo que perdieron hace ya décadas: bosques autóctonos.

En fin, queda lanzado el desafío. Si alguien cree que exagero, que lo demuestre mandando una foto de un roble mayor a los que sin dificultad se pueden encontrar en cualquier otro lugar del Norte de la Península (excepto Portugal, que esos están aún peor), diciendo en qué lugar de Galaecia lo ha encontrado.

Se busca un bosque.

16 comentarios:

josemanuel dijo...

No puedo aceptar el desafío, pero sí comentar que parece que le empiezas a coger el truquillo a esto de la fotografía :D

javierM dijo...

Excelentes fotos. Y se te echaba en falta.

Agar dijo...

Pues sí, ya pensaba que habías abandonado el barco sin decir nada.

Y me uno a los dos anteriores, muy buenas las fotos (o bonitas, que no soy profesional).

Anónimo dijo...

Vamos a ver. Agora resulta que os galegos somos uns soberbios prepotentes que lle restregamos ó mundo as marabillas da nosa terra. Pensaba que eses eran outros. Será posible,
que atoparas un galego que se enorgulleceu do seu?. Por outra parte,como se fai en calquer outro sitio. Cambiou tanto a cousa?.
A de ser que o resentido co "galego" és ti, non te parece?.
E por suposto que hai carballos coma ese a cachón na Galiza,cousa sen nengunha importancia por outro lado, e masas boscosas moito máis destacadas e interesantes, cheas de formas de vida como fadas, trasgos e mouros,meigas e santas compañas, fendetestas e lavacús, e que un materialista matérico(Toma pedantería) coma ti, nunca poderá ver, nin aquí, nin en ningures... Con perdón. E creeme sen acritude. Este comentario ten como único motivo que non te convirtas nun máis, de tantos, que se pasa o dia clamando co merda que somos e o mal que o facemos. Deso xa temos e tivemos de máis.

Agar dijo...

(Voy a buscar las palomitas)

Anónimo dijo...

Onde pon a estúpidez esa de "materialista matérico", léase "materialista dialéctico". Sorry. Esto me pasa por entrar ó trapo...

Campurriana dijo...

Yo antes de ir a buscar palomitas, quiero señalar uno de los poquitos defectos de muchos gallegos (no todos, por supuesto)...y es esa "ignorancia" al juzgar alegremente un paisaje castellano que apenas conocen...
Invito a todos a que se adentren en Castilla y buceen entre sus llanuras y sus bosques, entre las buitreras que decoran un paisaje sobrio y tranquilo, entre las hoces de esos ríos que esconden bellas ermitas, los pueblos colgantes, la piedra, sus iglesias testigos de una historia doméstica y lejana, los sonidos de la sierra...
Quizá así, sepan apreciar no sólo ese verde gallego que en muchas ocasiones aparece triste y apagado, y en otras muchas no (me viene a la mente el bosque cercano a Santo Estevo en plena Ribeira Sacra)...
Y es que siempre, y por desgracia, existen esas dos caras: la más grisácea y la más brillante...

Preciosas fotografías, Mendiguiño y Raiña. Mis felicitaciones de nuevo...

Me encanta la estación encantada y la de la piedra rojiza que se deshace entre los dedos...

Aprovecho de nuevo para daros las gracias por vuestra acogida durante estas dos semanas.

Un beso.

m dijo...

Éste es mi chico...:-P
Veo que el verano no ha cambiado tu anímo lo más mínimo...

Ya sabes que este tipo de desafíos no me van demasiado, pero...no eres un pelín exagerado?

Muy buenas las fotos, como siempre.

Y me uno a la galleta, hay que apreciar un poco más Castilla. Está claro que a todos nos tira la parte castellana, jeje..

Espero verte pronto.

Unha aperta

marialob dijo...

Hola amigo, ya veo que has tenido buenas y fructíferas vacaciones. Me alegro y bienvenido de nuevo al "mundo digital" :-)

El mendigo dijo...

Gracias a todos por las felicitaciones y bienvenidas.

Pero sobre todo...gracias al nuevo anónimo, que me permite empezar este nuevo curso bloguero como a mi me gusta: discutiendo. :)

Acouga, homiño, acouga!

Se queres respostar, respota ó que puxen, non ó que ti pensas que puxen.

Eu non atopo no galeguiño medio soberbia, máis ben ignorancia da situación do seu patrimonio natural. Iso, falando do galeguiño das cidades, sempre viradas de costas ó agro.

Os galeguiños de aldea teñen entre indiferencia e resignación, virtudes elas tan galegas.

Por suposto que hai carballeiras a moreas na Galiza...nos folletos de turismo rural, nos programas da TeleGaita, nas estadísticas da Xunta (vergoñento), na lembraza colectiva da sociedade galega e no arquetipo co que nos ven os de fóra.

Pero no monte...pouquiños.

As fadas e trasgos xa desapareceron. Morreron, ou poida que emigrasen. A cultura que lles deu vida precisa, como todos os seres que teñen vida, de un medio no que desenvolerse, o cal está ligada.

Ese medio mudou, e das vizosas fragas xá só queda a lembranza. Entre eucaliptos non medran os cogumelos, os teixos ou as lontras. Entre repoboacións de piñeiros de California a Santa Compaña non quere aparecerse, e os lobishomes xa non ten onde agocharse, en un monte queimado.

A cultura galega nasceu como adaptación ó medio dun pobo. O medio desapareceu, a cultura xa non ten significado, só resta o rito, os costumes.

Non foi pois o materialismo dialéctico (doctrina histórica) o que asasiñou ás fadas, senón o capitalismo (doctrina económica) da man do feixismo (antidoctrina política que, como a anterior, é unha xustificación e exaltación do poder).

Morreron as carballos, morreron as fadas é, con elas, morreu o dereito de se chamaren galegos os habitantes de esta terra.

El mendigo dijo...

Insisto, quiero fotos que demuestren que en Galicia hay robles maduros.

Subidlas a algún sitio y yo las enlazo y las cuelgo.

No es imposible, efectivamente aún quedan carballales. Pero son la excepción, hay que ir a buscarlos, a tal lugar en concreto que aún quedan unos cuantos ejemplares de gran porte.

De hecho, ahora tengo en la mente algunos sitios.

Pero si el concurso consistiera en sacar un eucalipto o un pino...no importa en qué dirección fuese, lo encontraría nada más salir de casa (si asomo la cabeza por la ventana, los montes que veo son todos de eucaliptos -quemados-).

Las repoblaciones con especies maderables de ciclo corto son la norma. Los bosques autóctonos, la excepción.

No conozco ningún otro lugar de la península, excepto quizá Galicia do Sur (es decir, Portugal) donde exista un daño tan completo, tan perfecto a los ecosistemas terrestres.

Hay más diversidad biológica en un estercolero que en los montes gallegos.

A ver esas fotos.

Se busca un bosque.

wenmusic dijo...

Vaya fotos compañeiro... Qué pasada.
Este verano fui a Suiza, y me di cuenta de que Galicia no es tan verde como muchas veces imaginamos. Hace años que me doy cuenta de que se han destrozado nuestros montes, y de que tenemos a Galicia muy idealizada, y aunque sigue siendo preciosa, no es la que fue.

El mendigo dijo...

Nas Wen, cuánto tiempo!

Pero si Galicia es verde. Pero verde no es igual a naturaleza. Puede haber un coche verde, una pared verde, un viejo verde (lo que todo el mundo dice que acabaré siendo)...

Una plantación de eucaliptos es verde...pero no es naturaleza. No son sus leyes las que han decidido que ahí haya un eucalipto, sino la mano del hombre.

El pino radiata es verde; o toxo, a xesta e a carqueixa son verdes, al año después del incendio. Hasta las piedras son verdes, por el musgo y el líquen.

La capacidad de la naturaleza para regenerarse es maravillosa...pero no superior al énfasis que pone el hombre en destruirla.

Por cierto...cuando estuviste en Suiza...¿cuántos restos de incendios viste?

Pos eso.

Pero no hace falta irse tan lejos: Navarra. Si tienes oportunidad, pásate por los valles del Pirineo Navarro. Son la ostia.

O ciertas partes de Euskadi (el Oriente, sobre todo). Esa gente ama su tierra, no la vende.

Y no es cuestión de política ¿eh?, que en una gobierna el PP y en la otra, el PNV, ambos de derechas. Pero en las dos últimas décadas se ha frenado el retroceso de la frontera natural y ahora Euskadi cuenta con 18.000 Ha más de bosque de frondosas que hace 10 años.

¡Igualito que Galicia o Portugal, vaya!

Eso es amar la tierra que te vio nacer. Eso es ser un patriota, y no los que andan todo el día con sus putas banderitas (me cago en todas ellas, que si Galicia, que si España...) y luego su única patria es el dinero, y por él pondrían a su puta madre en una esquina para ganar unos euros.

Eucaliptos, pinos y ahora...robles americanos. Me cago en todo el parlamento gallego, del primer al último escaño; me cago en las comunidades de montes, más bien comunidades de cazurros; y me cago hasta en el puto sombrero de Santiago matamoros, ostia puta ya!

¡Qué habrá hecho Galicia para tener tan malos hijos que así la tratan!

wenmusic dijo...

Ni un solo resto de incendios por allá, pero claro, es otra mentalidad. He estado alguna vez en Euskadi y es precioso, eso sí que es "verde". Sí que tengo ganas de ir a Navarra, siempre me han hablado muy bien de esa zona.
Cuando digo "verde" me refiero justamente a lo que describes, a esa naturaleza autóctona y totalmente integrada, ese verdor que se ve en la Bretaña francesa o en Irlanda, en Asturias, Euskadi, o los Alpes suizos. El verde natural resultante del respeto de los habitantes con el medio que les permite vivir. ¿Qué narices nos pasa aquí para no respetar la maravillosa tierra en la que vivimos? Los galego-portugueses tenemos un serio problema con este tema.

nugallán dijo...

Enhorabuena por las afotos cacho perra, debes tener una cámara de fotos de la ostia :P.

Sí es cierto lo del tipo de "verde" que poneis de Galicia, pero sinceramente, he cruzado desde pequeño de lado a lado la península en coche, y el paisaje al menos desde la carretera es desolador en el resto de la península, y cuando pasas por Galicia se nota cuando estas en ella, por su verde y por desgracia, el contraste gris quemado por Ourense.

Llámale morriña o como quieras, pero siempre que he viajado por fuera de la península no existe paisaje tan acogedor del que tanto echo de menos cada vez que salgo...

Y pienso que estás sobrevalorando un poco lo que es Castilla, no niego que haya reservas naturales como las que has visitado, pero también podrías hacer contraste con el resto del paisaje de Castilla un tanto amarilloso...
Si en Galicia es todo eucaliptos, en Castilla es girasoles y cereal.

Saludos :P.

El mendigo dijo...

Gracias cerda!

Pero no es cuestión de la cámara, sino de la genialidad del fotógrafo. :p

Hay algunas que están sacadas con la peque, la de 99€. La buena, una Fujifim S9500 la conseguí por unos 40 talegos. Vamos, que tampoco es ninguna maravilla (las Canon EOS de medio kilo, que luego ves cada patán manejándolas que no saben sacar las fotos si no es en modo automático).

Por lo demás, tienes el concepto de Castilla que tienen la inmensa mayoría de los gallegos: sólo conocen lo que se ve desde la A-6, es decir, la Tierra de Campos.

Con todo, tiene una belleza austera que me encanta, pero en Castilla hay otros paisajes que la meseta con inmensas llanuras de cereales, alfalfa y girasol.

Toda tierra es bella, hasta que viene el hombre y la jode.

Apertas. Vémonos na sala de tortura ;)