18 de septiembre de 2008

Los liberales



Este personaje, jefe de los liberales, se pasa el día echándole en cara al gobierno que no interviene lo suficiente en la economía.

¿Pero no quedábamos en que los mercados se autorregulaban?

Pues ¡dejemos que se autorregulen ellos solitos! Asistamos desde nuestros sofás a esta nueva Gigantomaquia de nuestros tiempos, a ver cuántos colosos más se derrumban. ¡Coged palomitas, que esto se pone divertido!

¿A cuenta de qué se tiene que gastar el dinero de nuestros impuestos en reflotar bancos, o en prestarles dinero a los que prestaron más de lo que podían? Los accionistas de esos bancos, los inversores que adquirieron participaciones en fondos de riesgo...¡a aguantar cuando pierden! Es que de eso va el juego, la proporción inversa beneficios-riesgo.

Chávez es un bocazas, pero desde luego, es más inteligente y valiente que todo el Gobierno español junto. Lo de nacionalizar el Banco de Venezuela (filial del BSCH) para ponerlo al servicio de los venezolanos es de las mejores cosas que ha podido hacer A diferencia de Caldera, que puso a los venezolanos al servicio del Banco.

Un banco no deja de ser una cinta transportadora que extrae dinero de los ciudadanos y se los lleva a donde radique su sede social. Un banco empobrece netamente a la sociedad en la que opera, de cuyo sistema detrae riqueza. También presta un servicio, bien es cierto, capitalizando proyectos en esa sociedad. Pero para eso está el Estado ¿no? Y el interés se queda en esa sociedad, no viaja a través del Atlántico.

La economía viene a ser la teoría de los vasos comunicantes, a la inversa.


Ya me gustaría que algún día el P$OE se levantara socialista y nacionalizara el BSCH y el BBVA, y los pusieran al servicio de los españoles.

No hablemos de nacionalizar. Con un mínimo control estatal de dos sectores básicos en una economía, como el bancario y el inmobiliario, ahora no estaríamos pasando las de Caín con esta crisis.

Y lo que te rondaré, morena. Porque esta crisis tiene un desfase en el tiempo. La ola sale al otro lado del Atlántico, llega a nuestras costas un año más tarde. Afecta al tejido financiero, que corta el grifo crediticio a una construcción en la UVI (ahora estamos en ese punto). Las familias que van al paro no pueden pagar la hipoteca y empiezan a caer los precios de los pisos, y a aumentar los impagos...y con una inflación desbocada el BCE ni de coña va a bajar los tipos de interés. Y aumentan los impagos y ya tenemos a las Cajas de Ahorros (tradicionales entidades hipotecarias en nuestro país) y a algún banco muy popular, ya medio tocados de la crisis de las subprime, con el agua al cuello.

Según el presidente de la patronal:
"Hay que hacer un paréntesis en la economía libre de mercado"

Espera, que nos tomamos un Kit Kat. Tiempo muerto. Cuando todo iba viento en popa, tenía unos principios. Ahora podemos aparcar ese liberalismo mientras haya temporal. Cuando amaine, volveremos a defender que cada uno se las apañe como pueda. Y si es pobre, que se joda.

Así también juego yo. Tomo unos riesgos y si sale cara, eso que gano. Y cuando sale cruz, que el Estado apechugue.

Liberalismo económico cuando pintan oros. Intervencionismo autárquico cuando pintan bastos.

Que poca vergüenza.

De nuevo:
Los principios, o son de aplicación universal, o no son principios.

1 comentario:

El mendigo dijo...

Por cierto.

No veo yo en los últimos días liberales que digan aquello de que el Estado no debe intervenir en los mercados.

Precisamente esta crisis viene de la falta de regulación de los mercados internacionales por parte de los gobiernos y organismos internacionales (línea de actuación, o de no actuación, defendida entre otros por Rodrigo Rato en su etapa como presidente del FMI).

Y si la forma de evitar la crisis, hubiera sido un mayor control sobre la economía, especialmente sobre las operaciones financieras...la forma de solucionar el desaguisado de no querer aceptar el papel de director de la economía, es interviniendo directamente en su rumbo.

Nacionalización de bancos, suspensión de cotización a compañías de especulación, inyecciones de liquidez...

¿Dónde están los liberales que decían lo de la autorregulación de los mercados? Joder, es que no encuentro estos días a ninguno que diga la patochada de "papá Estado".

Porque ¡joder qué bien viene que exista un papá Estado que te saque las castañas del fuego!

Para los accionistas y especuladores sí que es bueno que haya ese "papá Estado", pero cuando un obrero se va a la calle, que se joda. Cuando un trabajador se pone enfermo, y no tiene ningún seguro sanitario, que se joda. Si no puedes pagar a tus hijos la educación, que se jodan.

El Estado no es ningún canguro. No está para dar cama al que no tiene techo. Para atender al que se ha quedado sin trabajo. Para sanar al enfermo e instruir a la juventud.

No, para eso están las empresas.

EL ESTADO ESTÁ PARA GARANTIZAR EL BENEFICIO DE LOS INVERSORES.

PUNTO.

Ese es SU idea de Estado. SUS valores (los que cotizan). SU mundo.

Lo que no entiendo es como hay gilipollas que, siendo pobres, siguen votando a Espe y Cia.