5 de marzo de 2008

Ribeira Sacra Miñota














































































































































.

16 comentarios:

El mendigo dijo...

Si, ya lo sé, soy un puto pesao con el musguito de las pelotas. Pero ¿os habéis fijado? ¡Es precioso! ¡Una pequeña selva en miniatura! Movía la cámara un palmo, y tenía otro tipo de paisaje totalmente diferente.

Me lo pasé teta arrodillado sacándole fotos a la alfombra de musgo con el rocío de la mañana.

Bueno, al tema. Ya está bien de peloteo, que voy a terminar creyéndomelo, y ya soy de por sí un fanfarrón como para que encima me deis cancha.

Ahora os pido que digáis la foto (/fotos) que menos os gusta, y comentéis porqué.

Por cierto, sacamos un par de fotos a un pájaro muy llamativo. No las he subido porque estaba entre la retama y se aprecia bastante mal. A bote pronto dije que me parecía un faisán, y efectivamente, después de comprobarlo en una guía de pájaros, se trataba de un faisán común.

Bien. Pero...

¡¡¡Es que teóricamente en Galicia no viven faisanes!!!!

¿Estaría haciendo turismo? :S

Si hay algún ornitólogo, aunque sea aficionado, que me lo pueda explicar...

El mendigo dijo...

Din que o Miño pon a fama, e o Sil, a auga.

Como en tantas outras ocasión.

A última foto, no lusco-fusco, está quitada na confluencia na que se unen os dous grandes ríos galegos, para pasar pola ponte vella de Ourense como un só: o pai Miño.

Campurriana dijo...

Mendiguiño, ya salgo contenta de casa porque me he dado una vueltecita por uno de los lugares más bonitos de Galicia (que no tiene por qué tener mar)...
:)

Me encanta la primera por ese enfoque tan bien pensado, y la del agua, la de la ventana abrazada por las hojas secas...

Pero como nos has preguntado los peros... a la quinta, la de las pacas, creo que le falta algo (luminosidad entre otras cosas)...Quizá el fondo, que no es digno de un fotógrafo como tú...
¿Recuerdas la de Castilla?...
Ya te había comentado alguna vez que lo de los fondos con árboles lo veía complicado; es difícil que salgan bien...ese contraste entre un cielo claro y los montes de color más apagado...

Pero bueno, todo ello desde mi más humilde opinión...

Una cosa que quería saber es si es posible que cuando retratas construcciones de cualquier tipo sobre un cielo totalmente azul, ese límite entre ambos resulte más real, más nítido...

No sé si me explico...

Bueno, no podía terminar sin darte la enhorabuena de nuevo aunque pidas esta vez una crítica, y es que me gusta imaginarte con la cámara, arrastrándote entre los bosquecillos tan encantadores que tiene Galicia y valorando lo que realmente merece la pena...

¡Muchas gracias!

Raíña Loba dijo...

Estos pueblos que vimos también podrían llamarse O Val do Silencio.
¡Cómo nos costó regresar el domingo a la vida mundana! después de tanta tranquilidad y soledad...

Ya me animo pensando en el finde que se acerca. Como dice la canción: "eu quero ir para o monte, eu quero ir para o monte..."

El mendigo dijo...

Había foto en la que dices, Campu, había foto. Lo que pasa es que no la supe sacar.

Hay varias que no me acaban de gustar, y ésa era una de ellas.

Para marcar la construcción, lo primero es que ésta esté nítida, bien enfocada (si te importa mucho ese contraste, enfoca al borde de la construcción). Luego, para que el fondo salga azulote y no blanquecino, sácala ligeramente subexpuesta (oscura).

Lo de arrastrarme por los bosques me ha hecho gracia. Me he imaginado a mi mismo, con cuerpo de vivorilla, con la cámara al cuello.

Jejejeje


Sí, reinita sí, beeeee, beeee. Eso sí, tal como viene nos toca otro de acabar calados hasta los huesos. Y aún por encima, helados, que al menos el del Bierzo una temperatura agradable.

flor de un día dijo...

Me encantan los minibosquecitos de colores. Los cuenquitos te quedaron mejor que lo demás (más nítidos). Aún tengo fotos por ahí... Me gustan mucho. Sí que es para pasarse sus buenos minutos fotografiándolos, sí. Son tan simpáticos...!
Lo que dices de la 5, me imagino que si hubieras cambiado la exposición, aunque fuera ligeramente, habría quedado demasiado oscura la parte inferior. Mejor la trampilla para que salga todo bonito... Retocar luego en casa.
La de la ventana y la (hiedra?) entrando por ella a la casa me gusta especialmente. Mmmmmmmmmh... Se va colando colando, despacito, silenciosa...
La de la cascadita también quedó chula. Me parece raro, el marco romboidal, pero es bonita.
Y no te quejes del frío y la lluvia, hombre! Con las ganas que habría tenido yo de haber tenido un buen invierno... Un invierno de verdad. Con frío y lluvia a raudales... Los únicos días que podría haber dicho que he tenido invierno este año fueron unos siete días, hace ya unos dos meses... Eso se le acercaba algo más, no? Ojalá pilles de nuevo un poquito de nieve (una poca, al menos), que ya volvías a tenerle ganas hace días! ;)
No te me pongas de nuevo pachucho, eh? Calentito, bien tapadito y a pasear!
A ver si mañana me animo yo y te enseño algo...

Anónimo dijo...

la 13 creo que es.
por el nimetismo de la construccion con el arbol y como cuadran ambos.
me ha parecido la mas curiosa.
un saludo.

El mendigo dijo...

Ajam!

Pues sí, nos hemos fijado en lo mismo. A mi también me parecía que árbol y casa estuvieran hechos del mismo material. Había unas casas al fondo que distraían, por eso las desvanecí.

Gracias anónimo pero...¿Cuál te ha gustado menos? ¿Por qué? No todos vemos las mismas cosas, y me interesa como veis vosotros las fotos.


Florcita, a la 5 le falta algo, y no sé el qué. ¡No me convence! La de la hiedra es chula, dice algo.

Y la del árbol, que no te gustó...para mí es la mejor de todas. Parece que está trepando por el cielo, extendiendo sus ramas como una enredara, afianzándolas en el azul. Me gustó mucho como me quedó esa foto (simple como el mecanismo de un chupete, pero me encanta).

La de la cascada...milagro que saliera tan bien. Si vieras la postura que tenía para sacar la foto...un pequeño resbalón (estaba todo mojado, de las salpicaduras de la cascada) y me meto un leñazo...y encima con el trípode chiquitajo, tirao en el suelo cual reptil.

La saqué en diagonal, para pillar el mayor cacho posible de cascada. Luego la enderecé sin recortar y, como había limitado el tamaño a 4000px, se recortaron las esquinas (quedaron fuera del papel). Como me parecía original, pasé de corregirlo.

Mejor hubiera sido apartarme un poco más y sacarla entera en vertical, pero para ello tendré que esperar a que me crezcan alas.

O élitros. :P

El mendigo dijo...

Yo soy un aprendiz.

Aquí, un maestro:
Martín Gallego

Raíña Loba dijo...

Muchas alas quieres tú :P

La majestuosa portada con inmenso rosetón, corresponde a la iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño.
Me encantó y ese fue el motivo principal de nuestra escapada, para verla en persona.

El árbol con la casita me recuerda a los dos vecinos tan agradables y charlatanes que encontramos en ese pueblo perdido. Tan agradables que querían convencernos para comprar allí una casa :)

Campurriana dijo...

Martín Gallego...¡increíble!
Muchas gracias, Mendiguiño.
Y, por cierto, no me había fijado yo muy bien en la fotografía del árbol que surca los cielos....realmente buena, tienes razón.
;)

El mendigo dijo...

La red está llena de aficionados que muestan unas fotos soberbias.

Yo en fotonatura ya ni entro para no deprimirme...

isidro dijo...

Joder Mendigo, que ganas de hacer senderismo me han entrado. Lastima que al sur sea dificil encontrar tanto verde junto.

Paisajes preciosos.

flor de un día dijo...

Uo! Es cierto, algunas son muy bonitas, las de ese hombre. Y además tienen un tamaño decente, que también es de agradecer.
Me voy a pasear un rato por su página, a ver qué me grabo (tú tiéntame a seguir llenando el trastero este que tengo delante de los morros... que yo lo agradezco :D)
La idea esa que te sugiere el árbol... yo la tuve en alguna otra que sacaste, también de árboles (una de las de otoño). Pero ésta me da más sensación de enraizamiento, de sujeción, de bloque. Aquéllos sí que me dieron la impresión que querían llegar al cielo e intentaban trepar.
Vaya, es lo que veo. A mí me da esa sensación.
Y bueno, yo si quieres espero a que te crezcan unas alitas como las mías, pero luego a ver quién te soporta, pajarito! :p

El mendigo dijo...

Idro, el verde es sólo un color, y no es indicativo de la salud de un ecosistema (Galicia es una puta plantación de pinos y eucaliptos, árboles de hoja peremne y, por lo tanto, siempre verdes...cuando no los queman).

De todas formas, si quieres verde, puedes pasarte por la Sierra de Grazalema, en Cádiz. O las Alpujarras, en Graná...


Florciña, se me saíran ás, serían membranosas e garfudas como as do morcego. Ou enormes e cadradas coma as do voitre, para suportar os meus kiliños.

isidro dijo...

Es verdad que el verde es solo un color. Pero las plantaciones verdes con humedad, me evocan más sensaciones.

Grazalema está muy bien. Esta semana santa a ver si me doy una escapadita :D