26 de octubre de 2007

Alegría




"No está muerto el que reposa en la eternidad,
pues cuando llegue la hora, hasta la misma muerte morirá".


H.P. Lovecraft

8 comentarios:

El mendigo dijo...

E ti...non se supón que tiñas que estar traballando? :p

Dacordo que os meus fíos son característicos: cágome en todo o que se mova. Pero anda que os teus...o dito, leda como o círio dun cadaleito.

:ppp

Por certo, inaugurache-la nova páxina. Enhoraboa!

Anda, deixa de traballar e ven de contado para casa, que imos festexalo ;)

josemanuel dijo...

Me apunto a la filosofía de el mendigo. El muerto al hoyo y el vivo al bollo :p Ha sido ver el nuevo diseño de página y darme por beber una cervecita. Oig! que rica.

Campurriana dijo...

Estoy un poco espesita, Raiña...debe de ser la resaca...
Por cierto, ya he pillado la indirecta...esas fotos de cementerios franceses...
:)

Campurriana dijo...

¿Por qué no he salido en últimos comentarios?????
Algo falla...

El mendigo dijo...

SI. TÚ.

Anda cariño, dale a actualizar página...

:p

Jejejejejeje

José Manuel, que conste que la entrada es de mi lobita. Pero amos, que esa filosofía la comparto. Y también comparto la birrita, ya puestos!

Campurriana dijo...

Mendiguiño, fue después de actualizar dos veces...lentita, y no como la lengua mordaz de su dueño...
:P

El mendigo dijo...

Tes razón, o dos últimos comentarios vai como o puto cú. Máis ben parece o rexistre das derradeiras vontades.

De verdade...cómo podré dubidar das competencias informáticas de mi galletita?

Canta inxustiza hai no mundo, meu Deus!

:p


Mira, xa que estamos, che vou contar un chiste.

Vai unha galletiña coma tí paseando polo campo, e cantando "soy una galleta, soy una galleta..." cando un cazador torpón a ve e lle dispara. E logo, ía cantando "soy unha rosquilla, soy unha rosquilla..."

JOAS JOAS JOAS

Hai outra versión, máis porno, de como chega a ser rosquilla a galletiña, pero esa xa cha contarei cando medres, que aínda eres moi noviña para escoitar según qué cousas...

:p

Campurriana dijo...

Mendiguiño, yo todavía soy galletita...
No puedo escuchar estas cosas y sobre todo en esta entrada de Raiña, que se nos va a enfadar por lo verduscón que me eres...

:P

Y, por cierto, me tienes abandonadita...

:(