31 de enero de 2007

La perspectiva





Estaba recordando una charla que tuve con una amiga, bueno, más bien la novia, ahora mujer de un amigo.

Manteníamos nuestras diferencias pero, al final, siempre nos tuvimos un cierto cariño, a pesar de reconocer que vivíamos en mundos diferentes. Ese día nos reprochábamos esas diferencias. Ella me decía que yo era raro, y yo le respondía que no es que fuera raro, sólo que era diferente. Prefería serlo a ser como ella, vulgar. No soy vulgar, me decía ella, sólo soy normal.

Lo debimos dejar porque veíamos que tal discusión no llegaba a nada, y seguimos tolerándonos amistosamente.

Luego me di cuenta que los dos habíamos dicho lo mismo, pensábamos igual, la diferencia era que cada uno juzgaba la realidad, la misma realidad, de un modo distinto. La diferencia no era el tono de la nota, sino el timbre del instrumento. No era el color de la paleta sino su matiz. La diferencia entre ambos no era lo que veíamos, sino desde qué perspectiva lo veíamos, a través de qué cristal mirábamos.

Así, dos personas pueden decir lo mismo y no estar de acuerdo. Y es que la realidad es sólo una. La verdad, sólo una. Pero modos de describirla, interpretarla, hay tantos como personas.

Esto sólo es un recordatorio para fundamentalistas del pensamiento único, enemigos del relativismo, amantes de las líneas rectas en el pensamiento.

Quizá la sabiduría radique en ver el mundo desde el cristal de tu vecino, entender lo que el ve para perfeccionar tu visión, eliminando las irregularidades que tus antiparras producen a tu visión del mundo.

Un hombre sabio es un hombre tolerante y comprensivo. La sabiduría, como en la imagen de un caleidoscopio , no se forma con la visión directa del mundo. La imagen completa se forma con los reflejos que los otros te devuelven de esa realidad: sólo así puedes construir una imagen de conjunto, un panorama simétrico y equilibrado.


Antes de juzgar a una persona,
camina tres lunas con sus mocasines.
Proverbio indio

10 comentarios:

Raíña Loba dijo...

Me he quedado fascinada cual urraca mirando los reflejos y los colores de esas imágenes.

A veces he cometido la equivocación de creer que mi modo de vida es mejor que el de otras personas cercanas a mí.
Yo considero que aprovecho mi vida al no dejar pasar los días sin más, sin que todo sea pura rutina, sin que todo se dé ya por hecho.
En cambio algunas de esas otras personas, creen que la desperdicio y que sus vidas monótonas y predecibles son por su comodidad la mejor elección.

Y todo es válido. Cada uno debería ser feliz con la manera que elija, libremente, para llevar su vida.
Otro tema es cuando se hacen las cosas según el prisma de la sociedad y sus cánones.

javierM dijo...

Raro, no digo deferente digo raro.. me has recordado una canción de fito: la casa por el tejado

campurriana dijo...

Odio lo absoluto y adoro lo relativo...la tolerancia y no la mente cerrada que tanto abunda por ahí...
Y estoy de acuerdo contigo, Raiña, cada persona valora lo que cree que debe ser valorado dentro de lo que se le presenta en la vida...
Todos debemos dedicar unos momentos al día para hacer lo que realmente nos apetece...
Acabo de llegar de tomarme un vinito y unas tapitas con personas que realmente me aportan algo...disfrutando del sabor, de la conversación, de un miércoles como otro cualquiera y que no tiene que dejar de ser especial por ello...
Y ahora, leyendo y escribiendo en vuestro blog...
No está mal...
:)

Y por cierto, me encanta Fito.

Pomps dijo...

hoy he compartido unos mates y la conversacion verso sobre mucho de lo que se menciona...me encanto la reflexion...
a veces cuesta ceder desde el lugar de diferentes y normales... lograr una interaccion por que cada uno guarda su prejuicio respecto al otro.
intento lograr acercarme al que es distinto a mi y que es normal...
espero aprender del que no es igual a mi...y tiene una concepcion y una forma de vida completamente...normal!

El mendigo dijo...

Uno se debe a sus lectores. Ahí está subida la canción de Fito y los Fitipaldis, a pesar de que no acaban de gustarme.

Joder, ya tengo una bitácora interactiva y todo!

El Mendigo 2.0!

Y multimedia!

JUR JUR JUR JUR

campurriana dijo...

Muchas gracias, Mendiguiño...
:)

hevita dijo...

Reconozco que soy bastante ermitaña. Tal como estoy tengo lo que más o menos quiero. Pero aunque no me apetezca conocer a gente, no tengo duda sobre lo mucho que me parezco a todos esos que aborrezco (esos que a su vez me aborrecen a mí también). No voy a forzar ningún cambio en ellos, como tampoco quiero forzar nada en mí.
Me gusta observar (quizás no tanto sentirme observada). Creo que se aprende mucho. Y si todo aquél a quien estuviera escrutando fuera una calcomanía de mí… poco tendría para aprender, no?
Pero después de esa frase (que ya oí alguna vez y me gusta mucho), me viene a la mente… Cuándo podré llegar a entender el mundo? Tengo que esperar a conocerlos a todos? ñaiñaiñaiiiiiii… qué mal que voy!

El mendigo dijo...

Posteadora compulsiva :p

hevita dijo...

Jo...

El mendigo dijo...

:P