8 de marzo de 2009

Dictadura



Yo no tengo un especial odio a Windows. Es un sistema operativo con sus virtudes y sus defectos, como cualquier otro. Cierto es que pasarme a Linux me ha supuesto un alivio, y el empleo de tiempo inicial se ha visto recompensado con intereses: todo es mucho más simple, más rápido y más cómodo. No tengo que estar obstaculizado por patentes, contratos y restricciones. Si bien es cierto que el Vista es una bazofia, el XP SP3 es un buen sistema operativo, sólido y liviano.

¿Por qué entonces salir de Windows? Porque es EL Sistema Operativo. De hecho, la gran mayoría de los ciudadanos no saben que existe otro, identifican un PC con Windows, para ellos son sinónimos. Microsoft saca de ese monopolio (nacido de la ignorancia y la comodidad de la gente) enormes beneficios.

Ante esta situación, en la que por cojones hay que ir a comulgar a la Iglesia del pueblo, toda persona con espíritu libre tiene la imperiosa obligación de pegarle fuego, que arda hasta el campanario.

La maldición que lo justifica no es porque la Iglesia sea machista, homófoba y reaccionaria. No, sino porque era impuesta. Ahora, que no sufres la estigmatización social por no acudir a misa, pueden seguir predicando sus fantasías y supersticiones a quien les quiera, libremente, escuchar. Están en su derecho.

Si Microsoft empaquetara una distribución de Linux, le pusiera copyright y precio, y la convirtiera en el Sistema Operativo por antonomasia, habría que cargar contra ella y buscar otra alternativa.

No es que Windows sea una mierda (que lo es, cada vez más). Es una cuestión de principios.


De la misma forma que puedo votar a cierto partiducho desconocido, me alegraría que tuviera más votos e incluso que fuera el partido más votado y pudiera gobernar. ¡Claro que sí! Pero si me dicen que el partido político de mis amores (el que sea, si lo tuviera) a conseguido casi un 90% de votos (cuota de penetración de Windows) y me echo a temblar.

Ni en los sistemas físicos, en los químicos ni en los humanos es conveniente que haya un desequilibrio de fuerzas: genera tensiones. Cuando un elemento tiene demasiado poder, sin posibilidad de ser balanceado, invariablemente conduce al abuso y a la injusticia. Da igual de qué signo sea ese fuerza, la obligación de todo hombre libre es luchar contra la imposición, el imperio, el poder.


Y ello me conduce a Google (datos del 2006).



Google tiene una posición claramente dominante en el negocio de los buscadores, y se lleva la parte grande del pastel publicitario pero, la situación en España es de monopolio monolítico: entre un 95 y un 99% de cuota de mercado (y subiendo). Ni las Cortes franquistas aprobaban las leyes del dictador con tan abrumadora unanimidad. Es vergonzoso.

Es vergonzoso y peligroso. Ya conocéis el axioma de que la noticia que no aparece en televisión, es como si no hubiera ocurrido. De esta forma, los medios pueden ocultar una carga policial en una manifestación, e incluso el hecho mismo de la manifestación, ignorándola y dando preferencia a una visita de algún miembro de la Casa Real cualquier otra simpleza irrelevante.

De la misma forma, podemos decir que los que no indexa Google, es como si no existiera en la red. Aparecer en la página mil y pico de las búsquedas significa que nadie va a dar contigo. Eres invisible, en la red, como si no existieras.

Una de las soluciones para quitarme el cartelito infamante era dar de alta mi página como contenido para adultos, y así podría subir todos los coños o pollas que quisiera. Pero Google me habría castigado hundiéndome en su pagerank. Si a esto no se le puede calificar como censura, vosotros me explicareis qué es censura.

Al final, tuve que acceder a borrar las fotos. A eso se le llama coacción, lo que el santo fascista llamaba "Santa Coacción".

Y ya no es por los múltiples fallos que ha tenido recientemente Google o sus aplicaciones. Entiendo que cualquier obra humana puede tener fallos. No es ese el problema, sino la dependencia de Google que existe, sobre todo en nuestro país. La tendencia es a convertir nuestros ordenadores en zombies, un monitor y lo justo para conectarse a internet, y que la hoja de cálculo, el gestor de correo, el visor de documentos...sean gestionados por Google. Somos, y en un futuro mucho más, Googledependientes.

Si es perjudicial para nuestra libertad identificar ordenador personal con Microsoft, mucho peor es que Internet sea sinónimo de Google. Y así es: lo que no existe en Google, no existe en la red. Me parece demasiado poder el que se le concede, siendo la red las venas por donde circula la información, pero también cada vez un mayor volumen de comercio. Basta con darle una patadita dos páginas más abajo a una empresa en el resultado de búsquedas, para que ni Dios vaya a comprar en ella. Y viceversa. Es muy serio, de lo que estoy hablando.

Queremos librarnos de la esclavitud de Microsoft, y nos estamos echando en brazos de Google. Nos indigna la cuota de 90% de penetración de Windows, y nos parece normal el 99% de Google en nuestro país.

Es cuestión de principios.


Así que, ahora os planteo una pregunta, sabedor de que hay gente que sabe de esto mucho más que yo.

¿Hay alternativa a la Iglesia Católica? La hay.

¿Hay alternativa a la monarquía? Sí, y cada vez es más fuerte.

¿Hay alternativa al capitalismo? De eso va, este espacio.

¿Hay alternativa a Windows? Estoy escribiendo desde ella.

¿Hay alternativa a Google? ...

9 comentarios:

El mendigo dijo...

A ser posible, que la respuesta sea horizontal y democrática, es decir, no autoritaria como el modelo Google.

Hasta ahora conozco, Microsoft al margen, Ask y Altavista. Ninguno de ellos me place.

Hay otros, pero sus motores usan el de Google (hasta tal punto llega la dependencia, es como si en el mundo de la automoción, todos los fabricantes introdujesen en sus coches el motor de un único fabricante...muy peligroso).

picapiedra dijo...

He probado con otros buscadores haciendo comparativas con las listas de resultados que me ofrecía Google y la verdad es que no hay color. Comparto tu visión del problema y me encantaría que se crease un buscador con un algoritmo tan bueno como el que tiene implementado Google, pero hoy por hoy creo que no existe. Eso hace que el poder de esta corporación (porque no olvidemos que Google es un negocio, un gran negocio) sea ya inmenso y crezca de manera exponencial y no olvidemos que no han tenido ningún escrúpulo en implantarse en sitios autocensurando sus listas de resultados para no chocar contra el poder (caso de China). ¿Quién me asegura que mañana no usarán su poder de forma ilícita atentado contra la imparcialidad que se supone debe preservar internet? Espinoso asunto.

wenmusic dijo...

Aaay... El asunto Google...

No hay comparación con otros buscadores. La comparación que hice en mi blog es simple, y no hace que Google no se mueva por intereses. Pero es que la competencia es de pena. Y toda comercial.

Al menos podemos consolarnos de que le damos el monopolio a Micro$oft en los PCs y a Google en la red. ¡Sería peor darle todo al mismo! :-P

Por cierto, ¡¡Google debería lamernos el culo en España!!

Pero el principal problema aquí es que la competencia de Google es peor que Google. Así de simple.

En el caso de Microsoft y los ordenadores y sistemas operativos no es así desde el principio.

¿Qué hacer entonces? Bueno, a pesar de todo, no todas las páginas "existen" en la red gracias a Google.

Casi ninguna de las webs que visito a menudo, la he encontrado gracias al buscador.
Las redes sociales o web 2.0 (viva el márketing) han hecho que haya muchas otras formas de relacionar webs en internet.
Yo descubrí este espacio gracias a menéame (ese fenómeno por el que te entra un montón de gente que no volverá, a ponerte a parir, pero que algún visitante vuelve y se queda ;-)) Y ahora leo a Picapiedra porque está aquí enlazado. Del mismo modo algunas personas entran el mi blog porque está enlazado aquí y en alguna otra web (lo que os agradezco), y yo hago lo propio.

Al final se crea una maraña independiente de los resultados de un buscador que permite que la gente te visite y vea si tienes algo que decir. Para mí es mucho más valioso estar aquí enlazado, que salir de primero en Google.

Las empresas deben entender lo mismo. Si tienes cualquier tipo de hospedaje debes estar en Turgalicia o webs del estilo. Debes enlazar tu web en la de páginas amarillas y debes salir en las webs de tus colaboradores y proveedores, y viceversa. Curiosamente, ello te aupará en Google.

Al final, qué curioso, llegamos a una idea de colaboración, de cooperación entre iguales, independiente del Gran Hermano. ¿No debería la sociedad ser algo más parecido a eso?

En fin... No se me ocurre nada mejor para este tema.

Eso sí, yo paso de hacer documentos o hojas de cálculo en web, como quiere Google. Menos rendimiento y opciones, total falta de privacidad, no no... Soy aún de vieja escuela...

Un saludo.

El mendigo dijo...

Coño Wen, yo esperaba que me dijeras: "sí tío, hay un buscador coreano aquí desconocido que es la ostia y tal". ¿Que el Google es el mejor? Ya, claro, eso ya lo sé. Al menos mejor que Yahoo y MSN, eso ya lo dejaste bastante claro en tu blog.

¿Pero tan difícil es hacer un motor de búsqueda? Hombre, para mí sí, que no tengo ni puta idea. Pero más chungo me parece hacer un kernel y ahí tenemos Linux.

Hay que pagar los servidores, pero cuando no lo usa ni cristo cualquiera vale, y si crece, la publicidad pagará de sobra los servidores que hagan falta.

Quizá yo sea un paranoico, pero este monopolio me parece una grave amenaza a la neutralidad de la red.


Picapiedra ¿Y quién te dice que esa manipulación de resultados no la están haciendo ya ahora? ¿Que no? Demuéstramelo. No puedes. Tienes que tener fe en ellos. No la tengo que Dios, y la voy a tener en una compañía que acumula los millones a paletadas...

Helena dijo...

Pues mucho menos fiable es la wikipedia (donde curiosamente nos lleva directamente google)y quien más quien menos lee lo que dice. Yo empece a mirármelo con recelo desde que me informaron de quien la dirigía y actuaba de filtro... Si google le da tanta fiabilidad, algo de razón debes de tener. Si alguien sugiere otro buscador haz el favor de ponerlo en primera plana, ejje.

wenmusic dijo...

Pues lo siento, pero si lo hay no lo conozco.
Mi propuesta va más por usar otras técnicas más que la de salir bien parado en un buscador.

El kernel de Linux está hecho desde hace mucho tiempo, y ahora se amplía y mejora.

Hacer un buscador desde cero, no parece tan fácil. La comunidad de software libre es amplísima, y abarca muchos campos, pero este ni lo tocan. Por algo será.

Pero bueno, algo es algo.

El mendigo dijo...

Pero la Wiki tiene su disculpa: la Wiki (en principio) somos todos.

Y lo digo yo, que acabo de tener un enfrentamiento porque se empeñan en mantener "Rianjo" como topónimo (están haciendo el ridículo).

Es un proyecto colaborativo y sin afán de lucro que, desde luego, tiene fallos. Pero también la Enciclopedia Británica tiene fallos e imprecisiones, y encima tienes que pagar por consultarla.

Sugerir buscadores...hay unos cuantos. La cuestión es encontrar uno que sea bueno...y transparente.

Un saludo!

wenmusic dijo...

Pues el Wikia Search no está mal, la verdad. Creía que estaba más en chichitas, pero de eso nada. Puedes destacar resultados, añadirlos... Y los resultados de las búsquedas están mejor de lo que pensaba.
Lo están llevando a cabo los de la Wiki, había oído hablar de él hace tiempo pero no creí que siguiera adelante.

Le voy a dar una oportunidad.

El mendigo dijo...

Aaaaanda.

Jejejeje, me gusta. Sabía que me podías dar una buena noticia. Pues sí, lo he estado mirando y no está nada mal, el buscador. Obviamente, igual que la Wikipedia cuando empezó, al principio es difícil. Pero con el uso esto podría convertirse en un buen buscador. Yo, desde luego, me lo apunto para ir probándolo y...veremos de aquí a un tiempo.

Wen, lo que comentabas de la Web 2.0 estoy de acuerdo que es importante. Y no es cuestión de que mi blog aparezca más arriba o más abajo. De hecho, si es por eso, en Google aparezco en primera plana a nada que metas mendigo y cualquier otra palabra. Eso me es indiferente. De hecho, ni tan siquiera me interesa tener más visitas (salvo en tres o cuatro cosas, como el artículo de las pilas, no creo que merezca la pena este espacio).

Pero el feedback de los enlaces tiene un límite. Son usos distintos. Por ejemplo, si ahora quiero saber más, yo que sé, de la distribución desmodrómica, de nada me sirve buscar entre los enlaces de los blogs que sigo: preciso de un navegador. El navegador me puede llevar de cabeza a páginas comerciales (la web de Ducati) o llevarme a páginas donde me expliquen en qué consiste su funcionamiento.

Venga, muchas gracias por el hallazgo y un saludo!