28 de junio de 2008

Cristianos ¿víctimas o verdugos?



La manipulación de la historia por parte de los cristianos viene de lejos, envolviéndose los criminales en pieles de cordero. Nada se dice del genocidio que llevaron a cabo los Cruzados en la historiografía oficial cristiana. En ella se habla de los mártires de Roma; sin embargo, no hay un sólo documento que pruebe que un solo cristiano fuese arrojado a las fieras en el Circus Maximus.

No me gusta la manipulación de la historia con fines políticos, pero utilizar la Shoah como argumento para defender las tesis ultracatólicas es abusivo.

Recibo un correo (como hace tiempo los recibía contra el Estatut) reenviado, que contiene una presentación, según la cual los musulmanes (¿?) quieren que se olvide el holocausto, en el que los nazis asesinaron a judíos, rusos y cristianos. (¿?) Empacha el interés de algunos de crear mártires para la Iglesia, forzando la historia hasta quebrarla.

Las principales víctimas del genocidio nazi fueron los eslavos, señalados por Hitler como el principal enemigo de la raza aria, que con su expansión secular estaban dejando al pueblo alemán arrinconado sin su lebensraum o espacio vital.

Y los eslavos no son sólo rusos, sino también ucranianos (aquellos que no eran aliados nazis, como las cuadrillas de Bukovina Kuren), polacos, letones, magiares, et caetera.


Después fueron, efectivamente, los judíos de toda Europa. Hubo redadas en las juderías de Praga, Viena, Budapest, Roma...con colaboración frecuente de la población local.

Los judíos fueron perseguidos por el hecho de ser judíos. De hecho, se consideraba judío al que tuviera algún pariente judío hasta la tercera generación, mientras que los propios judíos sólo consideran judío al hijo de madre judía.

Pero el texto de la presentación dice que hubo 10.000 millones de muertos cristianos, queriendo ponerse en el papel de víctima del nazismo. Repugnante. Supongo que bajo el régimen nazi habrán perecido más de esos 10 millones de cristianos. Pero mucho cuidado: a diferencia de los judíos, no murieron por ser cristianos, antes bien, como en la sublevación fascista española, murieron por ser "malos cristianos".

Evidentemente, la gran mayoría de esos 20 millones de eslavos asesinados eran cristianos (católicos los polacos, protestantes los holandeses, ortodoxos los serbios, rusos, ucranianos, lituanos...).

Pero eran cristianos los que morían, y eran cristianos sus asesinos, aliados de Alemania. En la misma Alemania, salvo en las Waffen SS que rendían culto a la religión de los Nibelungos y toda esa mandanga, la inmensa mayoría de la población alemana era cristiana. Esto quiere decir que los soldados de la Wehrmacht, de la KriegsMarine, de la Luftwafe eran cristianos, entre protestantes y católicos a partes iguales.

Hitler tenía buenas relaciones con la Iglesia de Roma, y Roma se esforzaba por no desagradar a Hitler (firma del Reichskonkordat con Pio XI y ausencia de condena de los crímenes nazis de Pio XII hasta el fin de la guerra, quien veía en Hitler un aliado en la lucha contra el comunismo).

Por lo tanto, a diferencia de los judíos, no se llevó a nadie a las cámaras de gas por ser cristiano (lo cual sería absurdo, pues el 95% de la población alemana lo era). Así pues, había cristianos entre los que encerraban en las cámaras de gas, y habría cristianos entre los Totenkopf que echaban por los respiraderos el Ziclon B.

Entre los ejemplos de criminales fascistas fieles devotos de la Iglesia Católica podemos nombrar a los croatas del Ustachá de Paulovic, que crearon un régimen de terror que literalmente (y hay informes de ello) chocaba por su violencia a los propios SS, que salían horrorizados de las torturas a que sometían a gitanos, judíos, homosexuales o...serbios, sus enemigos particulares eslavos. Su lema era Dios, Patria, familia.

Eso me lleva al ejemplo más cercano: el fascismo español. La sublevación del ejército contra el régimen democrático fue apoyada sin ambages por la Iglesia Católica, tanto de Roma, como de forma enfervorecida por el episcopado español, el cual bendijo la "Santa Cruzada". Mientras tanto, los católicos de los otros estados democráticos movieron sus resortes de poder para ahogar a la República en un embargo de armas (sólo pasó un tren de munición procedente de Francia los primeros días de la guerra). Mientras tanto, Mussolini ponía en tierras españolas varias divisiones (varias decenas de miles de hombres) y Hitler le daba a Franco la supremacía aérea con sus fantásticos Messerschmitt BF-109.

De nuevo, los verdugos aquí eran cristianos. Y la curia católica muy contenta de que les quitasen de encima el demonio rojo, ateo y marxista. El colaboracionismo con el régimen fascista fue tal que se llegó a sacar a Franco bajo palio, una dignidad reservada hasta entonces a la Sagrada Forma y al Sumo Pontífice.

Estamos hablando de un criminal fanático, del cual los generales alemanes que servían en la intendencia enviaron informes al Führer quejándose por su empeño en aniquilar toda resistencia (con el empleo masivo de la artillería italiana, a la cual Franco era especialmente aficionado), lo que retrasaba el avance de las tropas.

Hay una excepción: Sí que te podían enviar a los campos de concentración por ser cristiano. Se les llamaba "cristianos radicales" y se les marcaba en los campos de concentración (principalmente Dachau) con un triángulo violeta. La inmensa mayoría eran Testigos de Jehová (Bibelforscher), que fue considerada por el régimen como una secta perversa del cristianismo, pues a diferencia de los buenos alemanes, esta gente se negaba a portar armas. En cualquier caso, sólo fueron unos pocos miles los asesinados, no por cristianos, sino por pacifistas (otros pacifistas no cristianos -anarquistas por ejemplo- fueron igualmente asesinados).

Lo que me llama poderosamente la atención de ese libelo que he recibido no es que quieran meter a los corderitos cristianos como víctimas del malvado Hitler, lo cual es una estupidez (¿acaso Mussolini o Franco no eran cristianos?).

Lo que más me irrita es a toda la gente que pereció en los campos de concentración y no ha nombrado:

Aunque sea por proximidad: Españoles que lucharon contra el fascismo en España y continuaron luchando en Francia (los antiguos combatientes republicanos fueron los primeros en entrar en París).

Ni un sólo recuerdo a todos los españoles que estuvieron en los campos de exterminio.

Tampoco menciona a los comunistas. Miembros del PC alemán, polaco, francés...así como sindicalistas, o cualquier otro que alzara su voz contra la barbarie nazi.

Al que escribió esa basura parece que estas muertes no le sobrecogen tanto. Más de un millón de personas murieron por defender la libertad en Alemania.

Tampoco hace mención alguna de los homosexuales. Varías decenas de miles. No se tiene noticia de que la Iglesia Católica protestara por estas muertes, ni mucho menos por las anteriores.

Tampoco se menciona a los gitanos, casi un millón de asesinados. Y no era la primera vez que ocurría en Europa.

Y por supuesto, no se menciona a los prisioneros de guerra del RKKA (Ejército Rojo), que murieron en número de varios millones en los campos de concentración. No vaya el bastardo que escribió semejante panfleto a darse cuenta que quien frenó y aplastó al ejército nazi fue la Unión Soviética (el 80% del esfuerzo de guerra alemán fue en el terrible frente del Este, donde se consumieron 240 divisiones).


La simplificación de este ultracatólico pone a víctimas al lado de los verdugos. Pues en el antisemitismo que ha sido rasgo esencial de Europa durante siglos, el clero cristiano tiene mucho de culpa.

Sin irnos a los Reyes Católicos, y quedándonos en la historia reciente:

El inicio de la brutalidad nazi contra la comunidad judía se produjo en la conocida como Noche de los Cristales Rotos (Reichskristallnacht). Murieron unos doscientos judíos.

Nada que ver con el día en que unos muy católicos polacos atacaron la judería de Jedwabne, dejando más de mil muertos.

También eran católicos los habitantes de Iasi (Rumanía) que mataron a decenas de miles de sus vecinos judíos. Una verdadera limpieza étnica, oleadas de odio racial-religioso que periódicamente servían a la población para exortizar sus demonios interiores y limpiar sus propios pecados en la figura de un chivo expiatorio: ora el pueblo judío, ora el gitano.

Las iglesias cristianas los habían señalado como deicidas o magos. El populacho hacía el resto.

Unas veces los cristianos han sido víctimas, otras verdugos. Las más de las veces, han sido verdugos de otros cristianos, además de serlo con otros pueblos que convivían con ellos como el judío o el gitano (a los que habitualmente les tocaba sólo el papel de víctima).

Lo que sí que ha sido una constante es que la Iglesia Católica, así como la Ortodoxa, siempre ha estado del lado del que manda, es decir, de los verdugos.

4 comentarios:

wenmusic dijo...

Qué buen post...

El mendigo dijo...

Gracias wen!

Es que, la verdad, estoy reharto de las mentiras de los cristianos. Se han montado su para-historia como el rollo de la Reconquista o del Desembarco de Normandía.

Y la gente, que aprende historia con las pelis de Hollywood, va y se cree todas esas memeces.

A ver, lo de echar los cristianos a los leones, es falso (o, al menos, no hay ningún indicio que lo pruebe). Es un invento de la Iglesia para dejar a los primeros cristianos como unas ovejitas buenísimas que se dejaban matar mansamente.

Y LOS COJONES.

El primero Concilio de la Cristiandad (Nicea) se cerró con bastante muertos entre las diferentes facciones. Ya desde tan pronto se percibía lo que iba a ser la tónica de la Iglesia:

- ayuntamiento con el poder terrenal, para disponer de la fuerza bélica de éste, aportando a su vez a la ventajosa unión la legitimidad espiritual.

- la norma principal en la Iglesia: las lentejas.

Si, ya sabes: "esto son lentejas, si quieres las tomas, y si no, las dejas". Vamos, la imposición de la doctrina del más fuerte, rechazando la negociación y mucho menos la democracia. O de los míos o contra mi.


Por cierto, otra chorrada que aparece en las pelis: que los cristianos antiguos estaban en contra de la esclavitud.

Y UNA MIERDA.

Cada obispado tenía tierras y esclavos que trabajaban a su servicio. Hablo del s.IV, cuando se empezó a crear la Iglesia como institución. Y esta situación continuó, en el caso de la Iglesia Ortodoxa, hasta el siglo XX. Recordemos que Liev Tolstoi fue EXCOMULGADO, es decir, privado de la salvación eterna, por el GRAVÍSIMO PECADO de manumitir a sus esclavos (mujiks).


Otra fantasía cristiana es la de la batalla de Clavijo. y, muy emparentada con la anterior, la estupidez del Apóstolo Sant-Yago en la balsa de piedra.

¿La gente quiere creer en esas imbecilidades? Estupendo! Adelante! Y otros creen en la pitonisa Lola, o en Raphel, o en los OVNIS...

El mendigo dijo...

Por poner otro ejemplo: en los vuelos de la muerte, los sicarios de Pinochet arrojaron al Mar de la Plata a varios sacerdotes católicos. De la teología de la liberación, claro.

No tengo noticia de que el Vaticano haya pedido una sola disculpa a la dictadura chilena por sus curas muertos.

Todo lo contrario, Wojtyla se apresuró a entrevistarse con Pinochet para legitimar su golpe de estado (para ese miserable todo era poco con tal de que cayera hasta el último rojo).



Sin embargo, cuando la cucaracha blanca visitó Nicaragua, abroncó en plena pista del aeropuerto al Ministro de Cultura Nicaragüense COMO JAMÁS HIZO CON CRIMINALES Y GENOCIDAS durante su papado (a los cuales prodigó sonrisa y con los que intercambió regalos).

¿Cual era el crimen que había cometido este Ministro? Ser sacerdote católico adscrito a la Teología de la Liberación.

Cuyo martillo fue precisamente la rata que ahora se hace llamar Benito XVI.

Miguel Caicedo dijo...

Solo estan hablando de la iglesia Romana, de la religion Babilonica y del Vaticano disfrazado de "cristiano"; ni los cruzados, ni los promotores del holocausto Judio por parte de los naci, ni los papas pasados, o presentes fueron cristianos; si quieren ver un Cristiano, vean a Jesus de Nazareth, miren su carácter, virtudes y demás en la Biblia, los que procuran imitarlo y le han de verdad hecho Señor de sus vidas, ellos aunque un no perfectos como Él, si son cristianos, no por costumbre y religión, sino por encuentro y relación. Aunque es una gran verdad que siempre dentro de las ovejas, abran lobos disfrazado de ovejas, y entre el trigo crecerá la cizaña; por eso Jesús dijo: "Por sus frutos, los conoceréis"
Nota: Los verdaderos redimidos por Cristo amamos a Israel, a su Pueblo, a los Judios, oramos por ellos, lloramos por ellos, son la Nación Eterna de Hashem, un día reconocerán en Yeshua al Mesias, aun así con todo y el rechazo que ellos dan a Elohim, las promesas del Eterno sigue siendo vigentes para ellos: "Bendeciré a quien te bendiga, y maldeciré a quien te maldiga", que el Señor bendiga a Israel, y haya paz en Jerusalen.