30 de mayo de 2008

Zombie



Raxoi es un zombie. Está muerto, pero aún no se ha dado cuenta. Y habla, y camina, sin percatarse de que su tiempo se ha terminado.

Aunque a primera vista aún luce lozano, lleva un estigma que será imposible borrar. Una enfermedad que consume al político, un veneno que llevará a Raxoi a la tumba en un breve plazo, nunca superior a cuatro años.

Por supuesto, me estoy refiriendo al futuro político de Mariano Raxoi, no a su salud física la cual deseo que conserve por muchos años.

Raxoi nunca podrá volver a presentarse a ninguna elección. Crear un presidenciable es un proceso largo, en el que muere el hombre (con sus defectos, sus miserias...) y, tras una temporada de gusano alimentándose a sí mismo y a los otros, siendo útil al partido, sale de la crisálida convertido en un leader.

Raxoi hizo muy bien el papel de gusano gordo y patoso. Tan bien, que no ha sabido completar su transformación en inmaculado estadista. Sigue siendo el perro sumiso que se come todos los marrones (los hilitos de plastilina...), sólo que ahora no tiene amo a quien obedecer y desde que le quitaron la correa anda desorientado.

La pera estaba madura y, tras la derrota electoral (dulce derrota, estoy seguro que hay en el PP quien hubiera preferido peores resultados...pues para perder, perder con contundencia) se han lanzado a morderla. Por ahora tímidamente, pero su saliva ya está pudriendo al zombie que es hoy Raxoi.

Crear un candidato es un proceso largo y caro. Rodearle de una aureola de infalibilidad, cuidar su imagen de persona centrada y cabal, un hombre en quien confiar...todo ello cuesta mucho dinero. Además, como los partos humanos, un partido sólo puede parir un leader cada ciclo político. Es pues menester que toda la familia lo arrope y lo alimente, pues es su campeón, su nao capitana, la foto del cartel que les permitirá arrimar el ascua a su sardina o seguir pasando frío y hambre. Y la derecha, será por la falta de costumbre, lleva realmente mal quedarse sin una ubre de la que mamar.

Pues bien, la derecha económica y mediática ha decidido matar a su cachorro, para engendrar una nueva camada.

El cachorro está bien defendido de los ataques que le lanzan del lado contrario. Sin embargo, es extremadamente débil a los ataques que le lanzan sus compañeros de manada.

Prescindiendo de los símiles rebuscados: es imposible ganar unas elecciones cuando has sido desautorizado, criticado, menospreciado y ninguneado por parte de tu propio partido. Si no eres capaz de convencer ni a tu tropa de que eres el mejor, es absurdo que intentes convencer al electorado.

Sin apoyo económico y mediático, no se saca adelante una candidatura. Y Raxoi no sólo no cuenta con este apoyo, sino que parte de los medios le han declarado la guerra abierta, mientras que el mundo de la economía, siempre cauto, sigue poniendo velas a todos los santos para conseguir el milagro de que llueva y haga sol a la vez (no es tan difícil).

Raxoi ha permitido que desde su propia gente se ponga en duda su liderazgo. La duda ofende y, en este caso, inhabilita automáticamente.

Después de lo que ha caído (y lo que queda por caer) desde las últimas elecciones, es imposible que Raxoi pueda volver a ser candidato a la Presidencia del Gobierno. Los que lo han mordido, lo sabían. No lo han matado, pero han destruído lo más valioso que tiene un presidenciable: la capacidad de generar confianza.

Raxoi podrá ganar el próximo congreso, pero el veneno de la duda está ya en su organismo. Aunque empiece a moverse con rapidez y retome las riendas de su partido, al final alguien le tendrá que decir, probablemente un amigo, que se retire de la carrera pues no tiene ninguna oportunidad.

Ellos lo sabían. No hacía falta derribarlo, sólo incapacitarlo. Y sentarse a esperar que caiga por su propio peso.

La torpona mariposa, que echa de menos el ser sólo un gusano, cree que ha escapado del embite de la araña. Pero con las alas ajadas y enlodadas, ya nunca podrá volver a brillar.



Raxoi es un muerto viviente, un zombie. Sus enemigos están contando los pasos que podrá dar antes de caer derrumbado (sin hacer mucho estrépito). A ver qué buitre llega antes a recoger la corona.

Por una parte, me da pena. Se ha pasado toda la legislatura actuando como pretendían que hiciera, siendo un pelele, una comparsa de los que realmente decidían la línea a seguir. Llego la campaña electoral, y el PP recuperó algo de orden, se puso sordina en las bocazas más grandes y se permitió que Raxoi se luciera. Pero no fue suficiente. Probablemente el sentido (del honor, del ridículo...el sentido común) les llego demasiado tarde.

Y ahora, que pretende hacer las cosas a su manera, que por fin había decidido actuar como capitán de su navio, es inmediatamente relevado de su cargo. El capitán sólo sirve para llevar los galones, pero nunca para tener ideas. ¡Un rey con ideas es peligroso! Mejor que se dedique a acudir a cenas y recepciones, que para hacer política ya tiene a sus validos.

A Raxoi le consideran tan manazas sus propios compañeros de partido, que a la que se acerca al timón, ya tardan en lanzarse encima de él para impedirlo.

Curioso para el que aspira a dirigir un país.

Tampoco Esperanza Aguirre ¿quien no ha puesto su cara a la araña? sabe gobernar el barco. Si Raxoi no se atrevía, Aguirre es incapaz. Pero Aguirre ha hecho de su incapacidad virtud, logrando algo que la ha conducido al éxito: no es capaz de asir el timón, pero es que tampoco tiene ningún interés por hacerlo. Lleva con máximo agrado la condición de pelele, de mascarón de proa, y se deja gobernar (con maestría, bien es cierto).

Detrás de Esperanza Aguirre está el empresariado más rancio, que sólo sabe hacer negocios cuando cuenta con todos los triunfos. Saben que con Espe de crupier tendrán asegurados todos los ases, pues la banca siempre gana, así fue siempre y así debe ser, y el crupier al fin y al cabo barre para casa.

Con esa mujer de muñeco (/muñeca) de paja, los ciudadanos seremos servidos atados de pies y manos para su mejor deglución por el capital. Cuando la corrupción es general e institucionalizada, no es corrupción sino que forma parte del sistema. Liberalismo, que le llaman. Patente de corso para robar, es lo que dará esta nueva Elisabeth a los corsarios de la economía.

Negras tormentas agitan los aires...

Pintan bastos en el PP.





Por cierto, quizá a alguno le parezca que escribo Raxoi para meterme con el zombie popular. En modo alguno; de hecho, es la forma que tiene su apellido en gallego normalizado (y por lo tanto, en español, a no ser que ahora que Galicia haya dejado de pertenecer a España y por lo tanto no pueda ser considerado su idioma tan español como el castellano).

Rajoy es correcto, por supuesto, pero está escrito en la forma antigua de galaico-portugués. Lo que es incorrecto es pronunciar Rajoy como si fuera una palabra castellana, usando la j castellana (sonido que es exclusivo del castellano, no existe en el gallego ni en ninguna otra lengua romance).

Igual que México se lee Méjico y el ingenioso fidalgo se llamaba Quijote aunque Cervantes escribiera Quixote cuando aún no había sido fijada la ortografía castellana; en gallego se usa la grafía x para representar la fricativa palatal que antiguamente era representado por j.

En portugués, sin embargo, continuó usándose la grafía j para ese mismo sonido. Por lo tanto, Rajoy está bien escrito...en portugués. O peor aún, en gallego reintegracionista, propio de una parte de la sociedad gallega que los acólitos de Raxoi definen como proetarra.

En resumen: Rajoy está bien escrito...en el idioma del país vecino o en la variedad de gallego de los filoterroristas. Si queremos escribirlo en gallego normativo, hemos de escribir Raxoi (muy frecuente en la toponimia gallega...hasta el punto que la sede del Concello de Santiago, enfrente mismo de la Catedral, al otro lado del Obradoiro...es el Pazo de Raxoi).

Y en cualquier caso, lo que es incorrecto es pronunciar esa j castellana. Como lo sería leer Shakespeare, Camões, Baudelaire, football, Lourdes o Goethe como si de palabras castellanas se tratara.

No se es más palurdo por pronunciar Voltaire a la castellana, que hacer lo mismo con palabras del galaico-portugués (Rajoy, Feijoo) o del catalán (Puig, Pujol, Generalitat...).

Por si alguien se lo está preguntando, la forma normativa de escribir el apellido del jefe de la derecha gallega es Feixó. La j ahora se nota como x (sin variar el sonido) y la o larga latina que en romance se representaba doblándola, dio lugar a una o cerrada tónica.

Y si queremos traducir al castellano, no basta con pronunciarlo como si fuera castellano. Así lo único que hacemos es el payaso.

Igual que:
Michael Schumacher = Miguel Zapatero

De la misma forma:
Sanxenxo = San Ginés
Pontesampaio = Puente de San Pelayo
et caetera.


Sin embargo sigues escuchando a gallegos decir Puentesampayo o Sanjenjo con desvergonzada ignorancia, mientras que ninguno se atreve a intentar hacer lo mismo con el nombre del heptacampeón.

Lástima, que haya tanto gallego que tenga en más estima la lengua germánica (que desconocen) o cualquier otra, antes que la suya propia.

9 comentarios:

flor de un día dijo...

Una cosa... Lo que dices de la "x". Tampoco existe la "e" neutra, en castellano. Quien no conozca las normas básicas del catalán pronunciará lo que sería en catalán una "e" neutra como una "e" castellana... Y tan pancho.

Algunos saben que el "ão" portugués se pronuncia con una nasal. También hay quien sabe que la "u" francesa no suena como la castellana. Y si cae en las manos de alguien que no conozca más que el castellano un texto escrito en alguna de estas dos lenguas, si por casualidad se interesara en descifrarlo, seguramente lo pronunciaría a su xeito, como buenamente pudiese.
Me imagino que normalmente pasa algo por el estilo. Luego, a base de tiempo y más tiempo, se termina por escribir lo que inicialmente era un vocablo en lengua "extraña" a la manera que se conoce, o la que es propia de la lengua que más se conoce, mejor dicho. A mí no me sale pronunciar a la castellana "moulin rouge" (lo siento, soy así de estirada), y de hecho me suena muy mal, cuando lo oigo pronunciado de esa forma, pero realmente no todo el mundo sabe francés.

Lo que ya me parece algo peor y, sobre todo, desmoralizador, porque es mezquino, provoca grietas, agujeros negros es la eliminación de una forma ya existente en un idioma para poner una traducción literal (o incluso inventarse una palabra nueva), que desorienta y, sobre todo, que esté impuesta con intención aniquiladora (eliminar una lengua no es sólo eso, es eliminar todo lo que lleve consigo). Alguien reconoce un pueblo catalán llamado san cucufato? Sant cugat, sí... Claro que tiene más que decir que un castellano no conozca las normas mínimas de un idioma tan cercano (geográfica, política y etimológicamente) como el gallego o el catalán. Y supongo que decir que es lo mismo que pasa con "colonia" y "köln" sería mucho exagerar, pero entonces... Dónde ponemos el límite? Todo escrito y pronunciado de la misma forma? Difícil, no? Porque incluso dos hablantes de un mismo lugar y con una misma lengua común van acabar haciendo diferencias.

Lo único que digo es que yo veo alguna diferencia entre pronunciar algo que se desconoce como uno piense que puede ser (rigiéndose por las normas que conozca, sean pocas sean muchas) y otra que se intente borrar del mapa una lengua. No es exactamente lo mismo.

Lo que sí es cierto, para mí, es que todos pecamos de ser poco curiosos y cuidadosos con lo que se tiene de precioso, que no es poco, pero que si no se cuida puede llegar a desvanecerse.

Es cuestionable, lo que dices, en resumen.

Sobre lo que dices del pelele rajoy ya no me meto, claro.

El mendigo dijo...

No te vayas por las ramas.

Evidentemente, yo no sé cual es la pronunciación correcta de Reykjavík. De saberla, la emplearía.

Ahora, lo que no se me ocurre es castellanizarla (Reiquiabique) y menos aún intentar imponerla a los islandeses.


El problema es más profundo, es el chiste del queso, que se ve que es queso, porqué le llaman fromage.

Por poner un ejemplo: la C, que en cirílico equivale a nuestra S. La P, que es el sonido R...Todo lo medimos según con nuestras reglas. Qué raros son estos rusos, que se equivocan de letras! Sin darse cuenta de que, al fin y al cabo, la correspondencia entre grafemas y fonemas es un puro convencionalismo. Uno no es mejor que otro. Y en la naturaleza del queso no está su nombre.

Pero volviendo al tema, que me voy. Tiene disculpa que yo no sepa pronunciar la capital de Islandia. Ahora, que un gallego se empeñe en seguir diciendo Sanjenjo no es un caso parecido.

Es querer enterrar el idioma gallego (y como muy bien dices, todo lo que lleva detrás), haciendo un flaco favor al idioma castellano el cual también desconoce.

El que una vez advertido, persevera en el error, es un necio o malintencionado.

Drídam dijo...

Hola, yo conozco una chica vasca, vascohablante, que se apellida Elorza, que es un apellido vasco castellanizado, y que en castellano no significa nada. En cambio en vasco "Elortza" significaba algo así como matorral (no recuerdo bien). Bueno, pues la chica siempre escribe Elorza, y tan contenta.

Lo que quiero decir es que a veces los apellidos evolucionan con el tiempo de un idioma a otro, y no creo que pase nada por ello. Yo pronuncio Rajoy con jota, y tampoco pasa nada, no tengo nada contra el gallego. También suelo escribir Méjico, y me parece muy bien que los mejicanos escriban México, pero a mí me sale más fácil Méjico, tampoco creo que pase nada.

Yo no sé dónde está Sanxenxo o Sanjenjo, como quieras llamarla, ni sé qué forma se usa más, pero en caso de que la gente, al hablar en castellano, diga Sanjenjo, no creo que esté mal. Es que los topónimos no siempre se traducen literalmente. Por ejemplo, nosotros decimos Islandia porque lo hemos cogido del inglés (Iceland) y en inglés Iceland significa tierra del hielo (me imagino que Ísland en islandés significará lo mismo pero no lo puedo asegurar). Islandia en sí no significa nada, pero nadie llama a Islandia "Tierra del Hielo". Y el ejemplo más claro lo tienes en Guatemala, que en la lengua precolombina que tenían allí tenía un significado (ahora no me acuerdo de cuál) pero tanto en gallego como en castellano se dice Guatemala, porque se cogió el topónimo tal cual, simplemente adaptándolo a la grafía.

Vamos, es que la queja de que la traducción de Sanxenxo es San Ginés y no Sanjenjo la he oído más veces, y por eso he querido dar mi opinión.

No se trata de imponer a los gallegohablantes nada. Igual que en gallego se dice A Rioxa y no La Rioja, pues en castellano se dice La Coruña y no A Coruña, y no veo por qué algunos gallegos se enfadan por esas cosas. Es que decir en castellano: "me voy a A Coruña" es una cacofonía y suena un poco mal.

Drídam
www.narajasenzumo.wordpress.com

Drídam dijo...

Ah, y sobre lo de Rajoy, que se me olvidaba...

yo creo que hay que esperar. Ha salido un poco debilitado después de perder las elecciones, pero al fin y al cabo, si las ha perdido es porque no ha conseguido el electorado de centro, y ese electorado no se consigue con Jiménez Losantos y con la COPE, que son los que le critican, y eso muchos votantes del PP lo saben.

Por tanto, yo esperaría a ver qué pasa, a lo mejor sale más reforzado y todo de esto, porque significaría que ha conseguido hacer prevalecer su opinión sobre las de algunos medios de comunicación que eran los que dictaban la agenda política del PP en la pasada legislatura.

Vamos, que también puede ser que me equivoque y que le queden 2 telediarios, pero yo esperaría.

El mendigo dijo...

Hola Drídam! Bienvenido.

Bueno, pues no estoy de acuerdo. Los apellidos y los topónimos, por norma general, NO SE TRADUCEN. Todo lo más, cuando están escritos en otro alfabeto (cirílico, aljamia, chino...) se transliteran (como por ejemplo, Guatemala, pero también Irán o Bangladesh).

Excepciones: aquellas que han pasado a la lengua receptora en el transcurso de los años. Como los nombres de muchos países (no los recientes) o capitales importantes. Véase Londres, Milán o Burdeos.

Con los apellidos pasa lo mismo. Sólo se admite la forma castellanizada en muy escasas ocasiones, siempre de personajes muy antiguos y que tuvieron una fuerte relación con Castilla (el Bosco, Durero...).

En el resto, usamos la forma original en los que están escritos en nuestro abecedario (Shakespeare; Rousseau...) y la transliteración en aquellos casos en que no (Deng XiaoPing, Tolstoi, Aristóteles...).

Cuando castellanizas una forma de otro idioma (Elortza, por ejemplo, que es además el nombre de una localidad Vizcaína) están implícitamente considerando que es un idioma inferior, castellano mal hablado, al que hay que corregir cosas para que suene bien.

Tu amiga, que se apellida Elortza, no le importa perder esa t de su apellido. Probablemente no sea Euskaldune. De seguro que si fuera francesa, si se apellidase, pongamos por caso, Dupont, no le haría ni puta gracia que le escribiesen el apellido sin esa t final. Y lo más gracioso es que, en este caso, esa t es absolutamente inútil para pronunciarlo, no cambiaría absolutamente nada el sonido (pero sí el significado).

Es el respeto por un idioma, que tienen los franceses y empiezan a ganarse los vascos. Y los gallegos...pues acomplejadillos, como siempre, pero van despertando.


Pongamos un ejemplo, el Mi Señor Rouco Varela.

En la toponimia se suele cambiar el diptongo ou, castellanizándolo por o (Ourense->Orense). Por lo tanto sería Monseñor Roco.

También, cuando se machacó la toponimia gallega, hicieron el cambio l->ll (Vilaxoán->Villajuan).

Luego si empleásemos el mismo criterio que sigue tu amiga con su apellido, el arzobispo de Madriz se llamaría: Monseñor Roco Varella.

¿Por qué no? Puestos a castellanizar...

Pero insistimos, la toponimia y los apellidos, salco contados e inveterados casos, conserva su forma.

Por cierto, la traducción correcta sería Monseñor Ronco Varilla.


De la misma forma, me parece incorrecta la payasada esa da Rioxa. En lo posible, hay que conservar la forma del idioma de origen.


¿Que no pasa nada cuando pronuncias Rajoy? ¿Y qué quieres que pase? Que salgan rayos y te fulminen? No pasa nada, pero estás pronunciándolo de forma incorrecta. Igual que si pronuncias Robespierre como se pronuncia Calasparra.


Por cierto, lo que me cuentas de Raxoi estoy bastante más de acuerdo contigo.

Pero no totalmente: Raxoi ha perdido porque no ha sabido ganar el electorado de centro. Pero también es verdad que sin el electorado más reaccionario, más ultra, que es el que le aporta la COPE o La Razón, Raxoi no gana las elecciones.

Del mismo modo que el P$OE tiene que meter un pie en el espacio de IU sin sacar los otros siete del centro.

Yo no tengo la bola de cristal, no sé si mi pronóstico andará o no errado. No creo que le queden 2 telediarios, simplemente le quedan 3 años, hasta el siguiente congreso en que haya que elegir candidato. Mientras tanto, dirigirá la nave del PP y la prepará para su sucesor.

Una persona que no cuente con el apoyo de los medios afines al PP ni con el de parte de su partido, no puede ganar las elecciones. Eso cualquier analista electoral lo sabe. Y el PP no se puede permitir perder otra más y pretender mantenerse de una pieza.

La propia derecha ha ensuciado demasiado el nombre de Raxoi como para poder volver a ser candidato de nada.

Es una opinión. Dentro de unos añitos, releeremos esto y veremos quien tenía razón.

Hasta entonces, repito mi bienvenida y te invito a seguir por aquí.

Un saludo!

Drídam dijo...

Sobre los nombres y apellidos:

Pues da la casualidad de que mi amiga se siente solo vasca y no española, y cuando digo que es vascohablante me refiero a que el vasco es su lengua materna, no a que lo haya aprendido en la escuela. Y en cambio nunca le ha dado mucha importancia a lo de su apellido. Por ejemplo su segundo apellido es un apellido francés castellanizado (ya no digo cuál, que me falta poner su DNI), y siempre lo escribe castellanizado, no en francés. Hay muchos apellidos franceses castellanizados y no se considera al francés idioma de segunda. Tampoco al vasco.
Es relativo que se diga que los nombres no se traducen. No se traducen por regla general, cuando se habla de una persona que tiene un nombre en otra lengua, pero hay veces que cuando una persona con un nombre en otra lengua se asienta mucho en una zona con otra lengua, el nombre sí se traduce. Me acuerdo ahora de una alemana judía que salió en la prensa, que se apellidaba algo así como Behar,y venía del apellido Béjar, ya que sus antepasados eran de España. En una zona como el País Vasco, donde ha habido una interacción muy fuerte con el castellano, es lógico que algunos apellidos se castellanicen. No considero que eso signifique que se considere al vasco un idioma inferior.
También muchos descendientes de vascos, que ahora viven en zonas no vascohablantes, tienen apellidos vascos castellanizados, como por ejemplo Echeverría. Yo creo que es sencillamente porque el castellano tiene, al contrario que el inglés, una relación directa entre fonética y escritura, y eso hace que se tienda más a adaptar palabras.
El señor Rajoy es gallego, y si él mismo pronuncia Rajoy con jota, pues yo haré lo mismo, no creo correcto pronunciar su nombre distinto a como él lo hace, porque se puede ofender a la gente. No me gusta cuando dices: "es incorrecto pronunciar Rajoy como una palabra castellana", ¿y por qué? ¡Si todos los idiomas cogen palabras de otros y los adaptan! Mi nombre real es de origen vasco castellanizado, y a mí me gusta escribirlo en castellano, aunque venga del vasco, porque el nombre escrito en vasco no lo siento como mi nombre. Según tu teoría no podríamos llamar a nadie José ni Josep, porque ambos nombres imagino que vendrán del latín.

Sobre los topónimos:

Yo que soy maniática con la ortografía, me gusta la relación tan fuerte entre fonética y escritura que hay en castellano, y por eso siempre escribo Méjico en lugar de México, que aunque antiguamente la x era una jota, a mí es que México me suena a "Mécsico" y por eso lo escribo con jota, aunque por supuesto si un mejicano quiere escribirlo con equis, yo no le voy a decir nada.

Tú dices que los topónimos no se suelen traducir, pues depende, la RAE por ejemplo dice que sí. Y ejemplos te puedo poner muchos: ¿quién dice Alacant hablando en castellano? Nadie, todo el mundo dice Alicante, lo que no quita que en valenciano la gente diga Alacant, igual que dice Saragossa y no Zaragoza. Yo por ejemplo aparte de castellano solo hablo bien el inglés, y en cambio nunca digo New York hablando en castellano, siempre digo Nueva York.

El problema de los topónimos es que de un idioma a otro no sólo cambian las palabras, sino que también cambian los "acentos", y por ejemplo, me imagino que sonará un poco fuerte en un idioma como el gallego meter una jota, y por eso lo de A Rioxa, que a mí me parece lo más correcto (aunque no hablo gallego). Igualmente hablando en castellano a veces queda un poco forzado meter un fonema de un idioma como el gallego, por ejemplo decir Ourense en castellano queda un poco forzado, de ahí lo de Orense. La verdad es que no sabía que Rouco era un apellido gallego, pero vamos, yo no considero que haya que traducir por traducir, simplemente que si hay algunas palabras que por lo que sea se han traducido con el tiempo, veo bien que se conserven así. Y lo de Sanxenxo, pues no sé dónde está ese pueblo, pero si evolucionó a Sanjenjo imagino que será porque el fonema x del gallego (sonido como sh) no existe en castellano. Pero eso ya no lo sé.

Y luego hay muchas palabras en castellano que vienen de otros idiomas, y que se adaptan a la grafía castellana: chófer que viene de chauffeur (no sólo se ha adaptado la grafía sino también la pronunciación, porque el fonema eu francés no existe en castellano), fideuá que viene de fideuà... si no se adaptasen todas estas palabras al castellano, este idioma perdería la relación existente entre escritura y fonética, lo cual sería un fastidio.

Sobre Rajoy:

Es cierto que el PP ha obtenido 400.000 votos más que en 2004, y que muchos de esos votos vienen de un electorado muy a la derecha, pero también es cierto que el PP ha conseguido movilizar a mucha gente a votar al PSOE, gente que con una oposición más "centrada" del PP se hubiese quedado en casa o hubiese votado a IU. Y eso también hay que tenerlo en cuenta. Creo que para ganar unas elecciones no sólo hay que convencer a un electorado para que te vote, sino que también hay que conseguir no provocar una animadversión profunda al electorado que no te vaya a votar, porque entonces provocas que la gente vote lo que sea con tal de que no salgas tú.
Si el PP quiere ganar las próximas elecciones no lo va a conseguir con una línea tan dura. A lo mejor es cierto que dentro de 3 años hay otro candidato en el PP, pero como ese nuevo candidato sea del sector "duro" el PP volverá a perder las elecciones. Yo creo que con el Rajoy actual el PP tendría más posibilidades de ganar unas elecciones, y eso sus votantes lo tendrían que valorar.

Bueno, como el comentario ya casi es más largo que tu entrada, lo dejo por hoy.

Un saludo y te seguiré leyendo.

Drídam dijo...

http://naranjasenzumo.wordpress.com/2008/05/25/zafarrancho-de-combate/

Dejo una entrada de mi blog donde comenté hace ya un par de semanas mi opinión sobre la guerra interna del PP, por si interesa, que en la entrada está ya explicada mi opinión completa sobre el tema y así no escribo tanto.

El mendigo dijo...

Allá voy!

Joder, es un placer que alguien te lleve la contrario de una forma tan correcta. Como me mola discutir civilizadamente!

Saludos!

Anónimo dijo...

En castellano antiguo se pronunciaba QUIXOTE (QUISHOTE), no como MEXICO/MEJICO