11 de noviembre de 2006

Iñaki de Juana Chaos



Este nombre anda dando vueltas últimamente en las noticias, a cuenta de sus juicios y huelgas de hambre.

En resumidas cuentas, de Juana es un etarra responsable entre los años 85 y 87 de 25 asesinatos. Tras pasar 20 años en la cárcel, y ya próxima su excarcelación, el supremo varía su doctrina sobre redención de penas, para evitar que el y otros etarras (Henry Parot) pudieran quedar en libertad.

De forma paralela, Grande-Marlaska le imputa sendos delitos de pertenencia a banda armada y amenazas terroristas, lo que suman un total de 96 años más. El motivo es la publicación en Gara de estos dos artículos:

El escudo

Gallizo

Las reacciones son apuestas. Mientras unos piden la liberación del preso por haber cumplido su condena según el ordenamiento vigente, otros se escandalizan porque el fiscal rebaja la petición de condena de 96 a 12 años, al desestimar la acusación de pertenencia a banda armada.

La intención es la misma: forzar que los presos de ETA cumplan el máximo de años en prisión (en la legislación española, son 30).

Sobre si es justo o no que un asesino cumpla 20 o 30 años de cárcel puede haber diversidad de opiniones. Yo ya di mi opinión sobre la negociación con ETA. Al fin y al cabo, si se mantiene a un preso en la cárcel es (debiera ser) para evitar que vuelva a delinquir. En el caso de los presos abertxales la propia salida negociada y DEMOCRÁTICA al conflicto vasco implica la desactivación de ese peligro, por lo cual (como vimos con el IRA) sería absurdo empecinarse en el cumplimiento íntegro de penas. Otra cosa sería venganza, y sería preferible que todos dejásemos arrinconada esta pulsación del bajo vientre; porque si tenemos que saldar todas las cuentas hasta el fondo de la copa, en este país no queda vivo ni Cristo.

Al margen de ese proceso de paz, lo que me parece muy grave es que un Estado manipule sus propias leyes para forzar condenas. Y, sobre todo, que la reacción a unos artículos muy duros acusando de comportamientos criminales al sistema penitenciario español, sea la de castigar al que los denuncia y no promover una investigación para depurar cualquier posible comportamiento contrario a la dignidad humana.

Que metan a alguien 12 años por escribir dos artículos de opinión desde la cárcel, es más de lo que mi conciencia puede admitir sin que se me revuelvan las tripas de asco.

Este absurdo deslegitima al Estado.

Hoy le ha pasado a de Juana, y mañana...puede que a ti.

O a mi.

¿Democracia? ¿Derechos? Mientras no mees fuera del tiesto, como con Franco. Tienes libertad de expresión, mientras lo que digas no sea incómodo.

Actualizo: Condenado a 11 años el skin que acuchilló a un okupa en el cuello, causándole la muerte.

La aplicación de la ley se ha de basar en la proporcionalidad, y en este caso yo no la veo por ninguna parte.

Por un lado, esos artículos:
...12 años.

Por otro lado, un cuchillo de 8 cm de hoja en el cuello:
...11 años.

Parece que como los nazis no atacan a jueces, políticos o periodistas; sino a homosexuales, indigentes y punkis, no es tan grave la cosa. Además, no sólo no buscan la ruptura de España sino todo lo contrario.

1 comentario:

El mendigo dijo...

¿A esta gente no les acusan de amenazas, a pesar de tener fragatas, carros y bombarderos detrás?

http://photos1.blogger.com/blogger/2644/1877/1600/ABC_militares.png