3 de julio de 2006

Shalom Aleichem - Alaikum shalam



Shalom aleichem (שלום עליכם) es el saludo tradicional entre judios, y se podría traducir por "que la paz sea contigo". La respuesta debiera ser Aleichem shalom.

Su correspondiente saludo árabe es Shalam alaikum (السلام عليك) . Como vemos, no se diferencia tanto ni en la pronunciación, ni en la grafía, y sobre todo en el significado, que es idéntico. Es normal, viniendo de pueblos semitas que tienen historia, idioma y religión comunes. Es irónico que los dos enemigos irreconciliables...sean hermanos.

Los sucesos de los últimos días son los más graves desde el inicio de la segunda intifada (causada por la provocación de Sharon al pasear por el barrio árabe de Jerusalén). La estrategia de Hamas de apostar por la violencia para la liberación de Palestina no me parece la vía más adecuada contra un enemigo infinitamente más poderoso militarmente.

Sin embargo, las contestaciones que da Israel, bombardeando infraestructuras como puentes y subestaciones eléctricas no parecen encaminadas a luchar contra las milicias palestinas, ni a rescatar al soldado (un chavalín) preso; más bien son medidas para provocar el colapso absoluto de la economía palestina, lo cual es evidente que favorece el crecimiento de grupos integristas que preconizan que la única solución es la destrucción del Estado de Israel.

La explosión económica, social y, por lo tanto, política de la sociedad palestina no sólo beneficia a los grupos radicales palestinos, sino también a los sionistas que pueden mostrar al mundo una imagen del pueblo palestino como un atajo de terroristas a los cuales es lícito exterminar, gente por civilizar que no son capaces de articular un estado independiente.

Mas no existe estado que resistiera en las condiciones de opresión a las que somete Israel a la población palestina. Con cierres intermitentes de fronteras, la economía del protectorado israelí que es Palestina depende de las humoradas de su gobierno. Con la mitad de la población en el destierro desde hace generaciones y la otra mitad en el paro y la miseria, viendo como los soldados israelíes entran y salen de sus barrios en razzias periódicas, es imposible que se pueda desarrollar un clima social de tolerancia y convivencia pacífica.

Ahora, la excusa es el secuestro del soldado israelí. Es bien triste que Israel clame al cielo por la vida de ese chaval, cuando en sus cárceles se hacinan miles de prisioneros palestinos tan culpables del conflicto como lo pueda ser ese militar al que han capturado.

Todos combatientes, cada uno con sus armas.

A veces me gusta soltar perogrulladas, pero es que creo que a veces es necesario repetir lo obvio, ya que muchas veces de no mencionarlo se termina por olvidar (algo así como que el problema vasco se solucionaría el día que gobierno español reconozca el derecho de autodeterminación de los pueblos).

De la misma forma, el conflicto de Oriente Medio se resolvería cuando Israel se retirase a las fronteras que le fueron otorgadas por la ONU en 1947, y cumpliese la resolución 181, así como todas las que han venido detrás (Israel con Palestina, así como EEUU con Cuba, son los primeros en la relación de países con resoluciones de las Naciones Unidas quebrantadas, violadas o ignoradas...y luego, con criminal hipocresía, se sirvieron de una interpretación torticera de la resolución 1546 para justificar la invasión de Iraq).

En la resolución 181 se le concedía al Estado de Israel el 55% de las tierras a una población judía de apenas el 30%, que sólo poseía el 5% de la tierra. La población palestina afectada fue deportada sin indemnización ninguna. Perdieron sus tierras, perdieron sus casas, para que unas gentes que decían descender de los que hace dos mil años vivían en esa tierra pudieran construir un Estado. Un Estado teocrático cuya existencia está justificada en lo que pone un libro que ellos consideran revelado por su Dios. El valor del Pentateuco, con su tierra prometida y su pueblo elegido, tiene más valor que las escrituras de propiedad de las familias expulsadas. Rusos, polacos, checos, estadounidenses...construyen sus colonias sobre las ruínas de los hogares de familias que llevaban viviendo durante siglos en esa tierra.

Todo ello con el beneplácito de la ONU.

La resolución fue histórica, muy generosa con la parte judía, y sólo entendible en un mundo espantado por los horrores nazis contra el pueblo judío. Esa resolución pretendía de alguna forma exhortizar el demonio de la culpa que perseguía a Occidente por un antisemitismo mucho más extendido de lo que la mayoría son capaces de reconocer.

Después, a consecuencia de las sucesivas guerras contra sus vecinos (la del '48, la Guerra de los Seis Días, la Guerra del Yom Kippur) Israel fue conquistando territorios con una mentalidad muy similar a la idea de lebensraum o "espacio vital" de la alemania nazi.

Los intentos de los palestinos por recuperar al menos parte de lo robado son considerados como terrorismo. Las respuestas del ejército israelí como legítima defensa, o necesidad de establecer un perímetro de seguridad (a base de meter las excavadoras en los barrios árabes).

Similares razones le sirvieron a Hitler para la toma de los Sudetes, la Posnania o del pasillo de Danzig (que necesariamente me recuerda al corredor de Gaza), con la salvedad de que en ellos existía parte de población de origen germano, a diferencia de las tierras que el Estado de Israel se ha ido anexionando con el patrocinio del Campeón de la Libertad.

De esa (desafortunada) partición de Palestina hecha en 1947, sólo queda un Estado de Israel que se autodefine como único dueño de la antigua Palestina (ver mapa de su embajada) y que, magnánimamente, permite la existencia (subsistencia) de elementos no-judíos dentro de SU territorio, a los que concede, de formal parcial y revocable, una cierta independencia administrativa en un territorio amputado e ingobernable, dividido en dos franjas de tierra (la Cisjordania y la ciudad de Gaza).




Todo esto es absolutamente ILEGAL e INJUSTO. Pero está justificado con dos grandes razones: la palabra de Dios y el poder de sus armas.

Detesto la violencia. Pero es de justicia reconocer que el status quo no es admisible. No podemos fijar el punto actual como de equilibrio, y a partir de aquí hacemos las paces y todos amigos. Y al que no esté conforme, señalarle como enemigo de la paz y terrorista. El presente es injusto y es obligación de todo palestino luchar por recobrar, siquiera en parte, su tierra.

Que la lucha sea o no violenta dependerá de que las partes habiliten o destruyan las vías de entendimiento y negociación.

La solución es evidente: restituir al pueblo palestino lo que le ha sido arrebatado por las armas, y retornar a las fronteras de 1947. Pues que el pueblo judío tenga algún derecho sobre esas tierras tras 1870 años de Diáspora, puede ser una cuestión discutible; pero lo que es indiscutible es la legitimidad de los palestinos a vivir en una tierra que han habitado ininterrumpidamente por generaciones.

La alternativa: la violencia. Violencia que, no nos olvidemos, mata a cinco palestinos por cada víctima israelí. El terrorista no es terrorista por ser asesino, sino por ser pobre; si fuera rico conduciría un carro blindado y se llamaría soldado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy interesante toda la página pues comparto su opinión y me ha servido de gran ayuda con unas dudas que tenía sobre israel, su creación como estado y todo eso, y me asombra el conocimiento que tiene de las cosas.Me gustaría ver una crítica suya sobre la sociedad actual, sería muy interesante.
Un saludo.

El mendigo dijo...

Me ha llamado la atención este artículo:
El pueblo judío es una invención

Supongo que habría que sentarse a leer con más calma ese libro y contrastarlo con otras obras y manuales de historia.

A primera vista, lo que dice no parece descabellado.

Anónimo dijo...

Los israelies hubieran sido vecinos de los palestinos o arabes el mismo tiempo que los palestinos viven alli, sino los hubieran botado o crees que ellos se fueron por su propia voluntad , o acaso no tienes conocimiento de la palabra diaspora.

Recuerda que los judios fueron expulsados una y otra vez por miles y miles de años no solo se basan en un libro biblico, es la HISTORIA, no justifico su violencia pues el comienzo del asentamiento del futuro estado israeli, los que escaparon de los guettos los que migraron compraron tierras infertiles y las convirtieron en lo que son ahora y llevaban una vida de paz con sus vecinos arabes.

Por ello, no creo que se debe hacer un cargamontón al pueblo de israel, ellos merecen esa patria que durante siglos y siglos les fue negada, teniendo que vagar por toda la esfera terrestre, y soportando tanta humillación y matanza, o también eso es una farsa??...
Ojala algún dia puedan encontrar esa paz por la que tanto estan luchando, para ambos arabes y judios vuelvan a ser hermanos.