8 de julio de 2007

Revista de prensa

Antes de irme a la playita, que estará tranquila porque a amanecido nublado, voy a ojear con vosotros el periódico, en este caso La Voz de Galicia, que es el que tengo como página de inicio del Firefox. La Voz, en la órbita del grupo Vocento, practica un periodismo de bastante calidad, algo inaudito tratándose de un diario de difusión nacional y no estatal. Con ello quiero remarcar que no se trata de Mundo Obrero ni el Abrente, y que su sesgo editorial no es precisamente izquierdista.

En primer lugar, volvemos a hablar da Cidade da Cultura que lleva años construyéndose en un monte a las afueras de Santiago. Siguen sin saber de qué puede servir semejante engendro, más que para lucrar a las constructoras que en él trabajan. Este año se llevará un 28% del presupuesto de la Consellería de Cultura, sustraiéndolo de otras partidas. Al final, este absurdo, este monumento a la corrupción, al nepotismo, a la megalomanía del ex-ministro franquista costará a los gallegos más de 400 millones de euros.

La manía de hacer ampliaciones de presupuesto en las obras públicas debería hacer ruborizarse a más de uno. En un principio se calculó que las obras costarían a Galicia 108 millones de euros. Se llevan gastados 388 millones (65.000 millones de pesetas) y aún no se alcanza a ver el final de las obras (previsto para el 2012), a pesar de los intentos del actual gobierno de aquilatar en lo posible la factura, incluso renunciando a todo el complejo y quedándose sólo con dos edificios de los cinco edificios(los que ya estaban empezados).

¿Cómo una obra puede costar el cuádruple de lo inicialmente presupuestado? Esto es un fraude, pagado con dinero de todos los ciudadanos. Pero lo peor...es que es costumbre en las obras públicas incumplir los plazos y, sobre todo, los costes presupuestados.

Como el Gobierno Central no quiere hacerse cargo de la factura (y hace bien), y como Touriño no ha podido engañar a ninguna empresa para pagarla a pachas, ahora quieren meter en el ajo a los gobiernos de Brasil, México o Argentina, para que ayuden a tapar el agujero.

Se creerán que al otro lado del charco son tontos. Es increíble la simpleza de Touriño y su tropa pensando que otros países le van a quitar el muerto de encima.

A los gallegos nos quedan años para pagar esa excrecencia de hormigón, cuyo referente estilístico más próximo son los blockhaus y bunkers alemanes (la mayor parte de los niveles son subterráneos).

Vamos a pagar, pero aún no sabemos el cuánto, ni el hasta cuándo, y, sobre todo, PARA QUÉ. Más de la cuarta parte del presupuesto de la Consellería de Cultura tirado a la basura durante dos décadas. Alguien tendría que pagar por esto.




Y vamos al otro tema, recurrente en esta pocilga que quiere ser bitácora: la carestía de la vivienda y su repercusión sobre las economías particulares.

A pesar de la buena marcha de las cifras macroeconómicas, los ciudadanos cada vez tienen menor poder adquisitivo. O lo que es lo mismo, unos pocos se están forrando a costa de empobrecernos.

Los socialdemócratas siguen con el "España va bien", pero la calle no lo nota. La economía marcha bien, la industria avanza, pero el español vive cada vez más con el agua al cuello. Unas cifras no se interpretan bien (se ven las medias, pero no las medianas ni las varianzas), otras directamente no se interpretan. Veamos algunos datos que confirman que España va bien, pero los españoles de mal en peor:

El 50% de las hipotecas solicitadas son para aliviar antiguos préstamos

La venta de pisos cae un 20%

Descenso del ahorro: las familias viven sin margen


Empieza a bajar el consumo, los humildes curritos están dejando de meter paletadas de billetes en la caldera que alimenta esta locomotora enloquecida que es la economía de mercado. Sin el sacrificio de los fogoneros, la máquina pierde ritmo y los vagones que transportan a todos los que viven de nuestro trabajo irán más lentos. Puede que esta molestia les haga reaccionar y aflojar la presión de la correo que nos ciñen al cuello.

A pesar de la absoluta dependencia de bienes materiales que tiene el ciudadano medio embrutecido por el consumismo, la nómina no da para más. Por mucho que se eche mano de créditos, eso sólo son aplazamientos de la condena.

Hasta ahora, la socialdemocracia y el estado del bienestar habían mantenido un equilibrio en el cual el trabajador se dejaba robar con la condición de que fuera de forma moderada, para que le pudiera seguir viviendo en el Eurodisney de las fantasías consumistas que era Europa.

Pero las constructoras, las promotoras y los bancos han roto la baraja. Lo quieren todo para sí y lo quieren ahora. Consideran demasiado débil a la sociedad para tener que llegar a pactos con ella: han impuesto sus condiciones, sus precios.

La avaricia de estos depredadores va a quitar la parte del botín al resto de tiburones que esperan vivir de nuestro trabajo. Porque si tenemos que pagar la casa, no podemos cambiar de coche, irnos de viaje a la Isla Margarita o comprar el televisor de plasma.

Mi esperanza: que haya una pelea de tiburones, descontentos con el reparto de la carnaza. Quizá así, unidos, podremos escapar de la matanza sin muchas bajas.

Hasta los arenques, las sardinas y los boquerones son más inteligentes que nosotros: se agrupan en bancos compactos para repeler los ataques y confundir al depredador.

7 comentarios:

wenmusic dijo...

Y poco más hay que decir... "Verdades coma puños"... Qué triste...

josemanuel dijo...

Quien haya caído en las mandíbulas de la banca que esté tranquilo. Es el tiburón más gordo y tan solo dejará migajas para el resto.

El mendigo dijo...

Wen, lo triste es que ningún gobierno haga nada por solucionar las cosas. Los empresarios van bien: España va bien. Y a la mayoría, que nos jodan.

José Manuel...tampoco te creas que los bancos están muy tranquilos. Y sobre todo, las cajas de ahorro. Como pegue un bajón muy grande los pisos, a la gente le saldrá más rentable dejar de pagar la hipoteca y dejar que el banco se cobre el aval: el piso.

El banco puede haber adelantado 60 kilos y recibir a cambio un piso que cueste 40 después de la caída.

Por eso el gobierno está tan interesado en que no explote la burbuja (incluso en negarla).

El otro día escuché en una entrevista en TVE a la ex-ministra del ladrillo decir una estupidez como una catedral: la desaceleración de la subida de precios ayudará al ciudadano a poder acceder a una vivienda. Se felicitaba porque ahora sólo crecían los precios de vivienda libre al 9% y no al 19% como con Aznar.

¡Qué miserable, decir una mentira tan gorda! Veamos: Todo lo que sean subir los precios por encima del IPC es encarecer la vivienda. Si una piso que hace 15 años costaba 20 kilos ahora cuesta 60, es que está sobrevalorada y es inaccesible para la gran mayoría de los españoles.

Si ese piso sigue subiendo y cuesta 70 kilos, por mucho que la subida se modere ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL DE ALCANZAR. Es que es de cajón, joder!

Todo lo que no sea que bajen los precios, encarece la vivienda. Y la Ministra Ladrillo dejó bien claro que el gobierno no considera deseable que los precios bajen.

Pues muy bien. Acaba de crearse un tapón generacional de jóvenes que no pueden acceder a una vivienda. Cada vez más gente va a sumarse a ese grupo de población, ya que se sumarán nuevos jóvenes imposibilitados de independizarse, y los antiguos siguen sin poder/querer endeudarse por una cantidad tan enorme de dinero (en relación a su nómina).

Veremos cómo acaba ésto.

wenmusic dijo...

Los gobiernos son títeres de los empresarios, así que no van a hacer nada gobierne quien gobierne. Como no lo hagamos nosotros...
No nos queda más que ir de alquiler, aunque estén también caros... Pero es que las hipotecas están IMPOSIBLES. Total, nosotros ya no tendremos jubilación ni nada... Estamos jodidos, así que lo mejor es tratar de ahorrar ahora por nuestra cuenta, y dejar de invertir en el ladrillo, que nos ha llevado a esto...

Maripuchi dijo...

Ah! Mendigo ... otro dato importante .. De cada cuatro parejas que se casan, tres se divorcian .. y, sopena que vuelvan a casa de sus padres (cosa que dudo) son pisos comprados a dividir entre dos y vuelta a empezar (con los precios de ahora, no podrían ni pensarlo) ...
Así que no sólo es una generación de jovenes la que tiene el problema. Es la sociedad entera.
Saludos.

josemanuel dijo...

No estoy de acuerdo contigo Mendigo. Tanto los bancos como las cajas de ahorro funcionan con la vista puesta a lustros por delante. Incluso decenios. Evalúan riesgos y no dejan una pela si no están casi a un 100% seguros de sacar mordida. El que vayan a existir devoluciones de pisos a cambio de préstamos ya lo tenían previsto, y aunque pierdan un poco con algunos, ganarán muchísimo con el resto.
La banca siempre gana :)

Anónimo dijo...

Hola "El mendigo",

aunque pueda parecer mentira existe mucha más "planificación" de lo que parece en la "economía de mercado". La crísis que comentas que se empieza a "palpar" en el ambiente está perfectamente "descontada" por el Sistema.

La burbuja no es inmobiliaria, es financiera. Los intermediarios inmobiliarios, en realidad, han sido empleados indirectos del sistema financiero, reclutadores del hipotecón. Ahora, ya el Sistema está contento con la inversión crediticio hipotecaria y ya no hay dinero hipotecario del que llevarse ninguna comisión. Y Roma no paga traidores, porque, en su afán por que la gente se separara de su dinero futuro a cambio de la mierda de pisitos que se les entregaban, se han hinchado a insultar al dinero ("el dinero no renta nada, chaval").

Tengamos en cuenta que ya en el ¡2002! para el sector bancario privado tuvo lugar el "cambio ideológico inmobiliario" auspiciado por el Banco España, y, así, el Santander vendió VALLEHERMOSO y BBVA, METROVACESA. Y ya por aquel entonces (2/10/2003), el Banco España publicó que la vivienda estaba sobrevalorada ¡un 20%!


Evidentemente la mayoría de la gente sigue sin ver más que algún arbol y ni siquiera intuye que haya detrás un bosque. Aquí mismo hay un blogero que comenta: "No nos queda más que ir de alquiler...", como si ir de alquiler fuera un castigo para el que no ha sabido o no ha podido especular a tiempo con la propiedad...

El virus de la pisitofilía lleva décadas ya arraigado en la mentalidad del españolito. Los ciclos inmobiliarios suelen durar del orden de 20 años y tienen una corrección de cuatro siguientes.

Ahora estamos en esas, es un proceso económico-lógico.

El exceso de endeudamiento en España se ha materializado principalmente en un desproporcionado crecimiento del precio de la vivienda con respecto a los salarios, que nos va a llevar a una crisis económica "administrable" en España por reducción del consumo y a la sustitución de la industria del ladrillo como motor de la economía.

Esto nos va llevar a que el precio de la vivienda caiga un 50% de media (más o menos precios de 2.001 ó del 98 actualizados por el IPC).

El principal coste es que dejará por el camino una generación (unos 2 millones de familias de las 15 que hay en España) en una complicada situación.

La enorme deuda española, sólo es comparable con nuestro sobrestock de viviendas vacías. Mal cóctel.
Una gereración (15 años), quedará laminada, y durante al menos esos 15 años, no querrá ni oir hablar de la mierda de los pisitos.

El que quiera ver más completo el cuadro que estudie lo que ha pasado en Japón estos últimos 15/20 años.

Como guinda añadir que la vivienda pasará a ser "el quinto pilar" de la democracia, con un importante stock en alquiler semi-gratuito, como la sanidad o la educación.
Esto ya lo vienen anunciando:

"Trujillo sustituirá las VPO en propiedad por el alquiler."(14/02/2007)
http://www.finanzas.com/id.9138166/noticias/noticia.htm

"Según Trujillo, la proporción de VPO en alquiler frente al parque de VPO en propiedad será 'infinitamente superior'"

Chacón: "Trabajaré para que el precio vivienda no trunque los proyectos personales"
http://blogs.periodistadigital.com/ladrillos.php/2007/07/10/chacon_trabajare_para_que_el_precio_vivi
)
"(...)Carmen Chacón, que será la encargada de llegar al 'puerto final', el que la vivienda sea considerada "el quinto pilar del Estado del Bienestar junto a la sanidad, la educación, las pensiones y la dependencia". (10.07.07)


Saludos.